La conferencia de paz arranca con Gobierno y oposición enrocados en sus posiciones

Publicado 22/01/2014 14:46:41CET

El líder de la Coalición Nacional insta a la delegación gubernamental a abandonar al presidente

MONTREUX (SUIZA), 22 Ene. (Reuters/EP) -

La conferencia de paz sobre Siria ha arrancado este miércoles en la ciudad suiza de Montreux con ambas partes, así como sus principales respaldos a nivel internacional, enrocadas en sus posiciones. La oposición ha vuelto a reclamar la salida del presidente sirio, Bashar al Assad del poder, mientras que el Gobierno ha insistido en que solo los sirios pueden decidir quién les gobierna.

El líder de la Coalición Nacional de Fuerzas Opositoras y de la Revolución Siria (CNFORS), Ahmed Jarba, ha acusado al presidente de haber cometido crímenes de estilo nazi y ha reclamado a la delegación del Gobierno sirio que acepte inmediatamente el plan internacional para ceder el poder.

Por su parte, el ministro de Exteriores sirio, Walid al Mouallem, ha insistido en que Al Assad no se plegará a las demandas exteriores y ha pintado una imagen gráfica de las atrocidades de los rebeldes "terroristas" apoyados por países árabes y occidentales que respaldan a la oposición y que estaban presentes en la sala.

Estados Unidos y Rusia, copatrocinadores de la conferencia organizada por la ONU y que se espera pueda llevar a la celebración de negociaciones en Ginebra el viernes, también han puesto de manifiesto sus diferencias sobre el futuro de Al Assad.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, se ha hecho eco del punto de vista de la oposición, insistiendo en que Al Assad no puede seguir "de ningún modo" en el poder en virtud de los términos de la declaración de Ginebra de 2012, en la que se pedía la creación de un gobierno de transición. El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha dicho que todas las partes deben tener un papel y ha criticado las "interpretaciones parciales" del acuerdo de 2012.

Arabia Saudí, que respalda a los rebeldes suníes, ha pedido a Irán y el partido-milicia chií libanés Hezbolá que retiren sus fuerzas de Siria. Irán finalmente no ha sido invitado a la cita y su presidente, Hasan Rohani, ha expresado sus dudas de que el encuentro pueda tener éxito.

LLAMAMIENTO A ROMPER FILAS

Jarba ha insistido en que la declaración de Ginebra I es innegociable y ha instado a la delegación gubernamental a romper con el régimen. "Queremos asegurarnos de que tenemos un socio en esta sala que pasa de ser la delegación de Bashar al Assad a una delegación libre para que todos los poderes ejecutivos sean transferidos de manos de Bashar al Assad", ha reclamado. "Mi pregunta está clara, ¿tenemos a este socio?".

En referencia a las acusaciones del Gobierno de que los rebeldes han reforzado a Al Qaeda y a otras milicias, Jarba ha subrayado que han sido en realidad las fuerzas gubernamentales las que, atacando a los principales grupos de oposición, han creado las condiciones para que Al Qaeda gane terreno.

Al Moualem ha mantenido un duro cruce de palabras con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ya que se extendió más de los diez minutos que éste había pedido por intervención. El ministro de Exteriores sirio ha instado a las potencias mundiales a dejar de "apoyar el terrorismo" y levantar las sanciones contra Damasco.

Asimismo, ha insistido en que el futuro de Al Assad no está a debate. "Hemos venido aquí como representantes del pueblo sirio y el Estado y todo el mundo debería saber que nadie en este mundo tiene el derecho a retirar la legitimidad de un presidente o gobierno (...) salvo los propios sirios", ha defendido.

En este sentido, en declaraciones a los periodistas al margen de la reunión, el ministro de Información sirio, Omaran Zoabi, ha reiterado que Al Assad no abandonará el poder. "Al Assad no se marcha", ha defendido.

RUSIA Y EEUU

Por su parte, Lavrov ha reiterado la oposición de Moscú a que los "jugadores externos" interfieran en los asuntos soberanos de Siria y prejuzguen el resultado de la conferencia en la formación de un gobierno interino. Asimismo, ha dicho que Irán debería tener voz.

En cuanto al comunicado de Ginebra, ha afirmado que "la esencia de este documento es que el acuerdo mutuo entre el Gobierno y la oposición deberían decidir el futuro de Siria".

Kerry también ha hablado de acuerdo "mutuo" entre los sirios, pero excluyendo a Al Assad. "Solo vemos una opción, negociar un gobierno de transición nacido por consentimiento mutuo", ha afirmado. "Eso significa que Bashar al Assad no será parte de ese gobierno de transición. De ningún modo un hombre que ha liderado una respuesta brutal hacia su propio pueblo puede recuperar la legitimidad para gobernar", ha remachado.