Confiesa el asesino de un niño de 9 años tras aparecer en Internet imágenes de su cadáver

Publicado 10/03/2017 17:23:04CET

El acusado, Marcel H., también ha reconocido su autoría del asesinato de un joven de 22 años, al que asestó 68 puñaladas

BERLÍN, 10 Mar. (DPA/EP) -

Un joven alemán ha confesado este viernes que asesinó a un niño de nueve años y a un joven de 22 en la localidad alemana de Herne, según ha informado la Policía en rueda de prensa sobre un doble crimen que ha consternado a la sociedad alemana, y plagado de detalles escabrosos.

El asesino, Marcel H., ha proporcionado una "extensa confesión" a los agentes tras entregarse ayer jueves a la Policía. En ella, el joven de 19 años ha reconocido que mató al pequeño y propinó 68 puñaladas a su otra víctima mortal.

El adolescente ha reconocido que sacó fotos del cadáver del niño aunque ha indicado que él no fue responsable de su posterior aparición clandestina en Internet. También ha confesado que intentó suicidarse varias veces antes de cambiar de opinión y planear un asesinato.

Junto a las fotos, apareció un audio del joven en el que se reconocía como autor de un asesinato. "Acabo de matar a mi vecino. La verdad es que no me siento muy especial Me están sangrando las manos. Es lo único que me molesta", según la voz de la grabación, también difundida en Internet. La Fiscalía todavía no se ha pronunciado sobre la autenticidad del audio.

Sea como fuere, los investigadores han reaccionado con escepticismo a la confesión. El fiscal Danyal Maibaium ha indicado que existen dudas sobre el estado mental del joven pero también han reconocido que recordaba con gran claridad aspectos concretos de los asesinatos.

Tras permanecer tres días huido, el asesino confeso se acercó la noche del jueves a un local de comida rápida de la localidad de Herne y anunció allí que se entregaría a las fuerzas de seguridad. "Me están buscando. Por favor, llamen a la Policía", dijo.

El responsable del establecimiento dijo que le costó reconocer al joven en un primer momento debido a que no llevaba puestas las gafas que sí figuraban en las imágenes que las fuerzas de seguridad habían distribuido para lograr su detención.

El cuerpo del pequeño Jaden, de nueve años, había sido hallado el lunes en el sótano de un vecino de Marcel. Los agentes llegaron allí tras ser avisados por una persona que había visto las imágenes del crimen en la red.

Tras el arresto, el abogado de la familia de la víctima dijo que sus allegados estaban "aliviados" pero que querían saber el porqué del crimen y entender qué fue lo que pasó. El funeral del menor será el próximo jueves.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies