Los conflictos en Oriente Próximo y el norte de África dejan en peligro a al menos 24 millones de niños

 

Los conflictos en Oriente Próximo y el norte de África dejan en peligro a al menos 24 millones de niños

Un niño sobre un montón de escombros en Saná
KHALED ABDULLAH ALI AL MAHDI
Publicado 24/05/2017 13:22:46CET

UNICEF llama la atención sobre la situación en Yemen, Siria, Irak, Sudán y la Franja de Gaza

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

La vida de al menos 24 millones de niños se encuentra en peligro en Oriente Próximo y el norte de África debido a los conflictos de estas regiones por las consecuencias que estos tienen en los sistemas de salud y de agua y saneamiento, según ha advertido este miércoles el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

"La violencia está paralizando los sistemas de sanidad en los países afectados por conflictos y pone en peligro la supervivencia de los niños", ha asegurado el director regional de UNICEF para Oriente Próximo y el norte de África, Geert Cappelaere. "Además de las bombas, balas y explosiones, un gran número de niños muere en silencio por enfermedades que podrían ser fácilmente tratadas", ha añadido.

En un comunicado, UNICEF ha señalado que las necesidades de los niños deben ser priorizadas en todos los países afectados y ha pedido a todas las partes de los conflictos que pongan fin a los ataques en instalaciones médicas.

"Cuando los niños no tienen acceso a la asistencia sanitario o la mejora de la nutrición, cuando beben agua no potable, cuando viven rodeados de residuos sin saneamiento, enferman y algunos llegan a morir", ha señalado Cappelaere.

YEMEN

Yemen se ha convertido en una de las peores crisis humanitarias en todo el mundo tras dos años de conflicto y ha empujado al país al borde de la hambruna. Según UNICEF, al menos 9,6 millones de niños necesitan ayuda humanitaria.

Además de la hambruna, Yemen se enfrenta a un brote de cólera que ha provocado la muerte de 361 personas desde el 27 de abril, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El sistema sanitario yemení está al borde del colapso y sus trabajadores llevan más de siete meses sin recibir sus salarios. Además, las instalaciones médicas tratan de hacer frente al gran número de pacientes, la mayoría de ellos niños, en medio de una escasez de suministros médicos y agua potable.

SIRIA

En Siria, donde la guerra comenzó hace siete años, alrededor de 5,8 millones de niños necesitan ayuda humanitaria, de los cuales dos millones están bajo asedio y en zonas en las que hay poca o ninguna ayuda. Además, varios de los suministros quirúrgicos para salvar vidas son eliminados de los convoyes.

Muchos niños sirios no tienen acceso a vacunas y para aquellos que enferman o resultan heridos por los conflictos resulta muy difícil conseguir un tratamiento, según UNICEF.

Los ataques a hospitales y otras instalaciones médicas se han convertido en algo común. Según Naciones Unidas, tan solo entre enero y marzo se han producido 20 ataques al mes. Los pocos hospitales que continúan operativos funcionan con un personal y servicios limitados. Además, la amenaza de polio en el país, que sufrió un brote de esta enfermedad en 2013, persiste.

IRAK

Según UNICEF, al menos 5,1 millones de niños están en riesgo. El suministro de agua en los campos de refugiados alrededor de la ciudad de Mosul están llegando a su límite a medida que más familias van llegando cada día con niños desnutridos.

En esta ciudad y sus alrededores, el uso generalizado de agua no potable con residuos acumulados está aumentando el riesgo de que los niños sufran enfermedades transmitidas por el agua.

UNICEF estima que al menos 85.000 niños se encuentran atrapados en el oeste de Mosul, una ciudad aislada de la ayuda humanitaria desde hace siete meses y con un acceso limitado a la atención médica.

SUDÁN

La agencia de la ONU estima que en Sudán cerca de 2,3 millones de niños necesitan recibir ayuda humanitaria. En los últimos ocho meses se han registrado alrededor de 8.000 casos de diarrea acuosa aguda en las zonas afectadas por el conflicto, incluidas aquellas que albergan un gran número de refugiados sursudaneses.

Además, UNICEF ha asegurado que los casos de diarrea acuosa aguda podrían aumentar cuando comience la temporada de lluvias a principios de junio.

FRANJA DE GAZA

En la Franja de Gaza, desde que la principal planta eléctrica cerró a mediados de abril, los cortes de electricidad han reducido el suministro de agua a 40 litros por persona cada día, menos de la mitad del mínimo establecido.

Las plantas de tratamiento de aguas residuales tienen cada día un depósito de 100.000 metros cúbicos de aguas residuales, lo que aumenta el riesgo de enfermedades transmitidas por agua.

Según UNICEF, un millón de niños necesitan ayuda humanitaria en este territorio y tan solo hay 14 hospitales operativos para servicios críticos.

LIBIA

Desde que el conflicto estalló en Libia en 2011, los programas de inmunización no han dejado de enfrentarse a grandes desafíos, con casos sospechosos de sarampión reportados en niños pequeños. En 2016, el país registró un total de 20 ataques contra centros médicos.

Según UNICEF, la vida de al menos 450.000 niños se ve amenazada en Libia y más de 1,3 millones de niños no podrán ser vacunados contra el sarampión o la rubéola, enfermedades altamente contagiosas y potencialmente mortales.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies