El Congreso de EEUU someterá a votación esta semana la reducción de las ayudas a la Autoridad Palestina

Publicado 22/03/2018 5:20:18CET

WASHINGTON, 22 Mar. (Reuters/EP) -

El Congreso de Estados Unidos someterá a votación esta semana un texto legal que incluye la reducción de las ayudas económicas a la Autoridad Palestina en un intento por presionar al presidente, Mahmud Abbas, para que retire el pago a los familiares de presos palestinos y tome las medidas necesarias para reducir la violencia en la región.

La aprobación del proyecto, bautizado como ley Taylor Force en honor a un militar estadounidense de 29 años que murió tras ser apuñalado por un palestino durante una visita a Israel en 2016, podría reducir drásticamente los 300 millones de dólares (253 millones de euros) en ayudas a la Autoridad Palestina.

La intención de la normativa es restringir la ayuda económica para impedir que se sigan realizado pagos de unos 3.500 dólares al mes (3.000 euros) a los familiares de aquellos palestinos que han muerto o han sido encarcelados por las autoridades israelíes, un pago que según Estados Unidos supone una "recompensa" por crímenes violentos llevados a cabo por palestinos en Oriente Próximo.

Los líderes de la Cámara de Representantes y el Senado han llegado a un acuerdo este miércoles sobre la medida, que esperan que sea aprobada este viernes por la noche.

La familia del atacante que mató al militar estadounidense sigue recibiendo un pago mensual compensatorio dado que murió a manos de la Policía israelí, según han indicado varios miembros de la comisión.

A pesar de que la medida ha sido enmendada para dar cabida a una serie de excepciones --entre las que se encuentra el envío de fondos para proyectos hidrológicos y la vacunación de niños--, varios congresistas se han mostrado en contra de la ley y han señalado que cortar la ayuda económica sólo provocaría un aumento de la pobreza y la inestabilidad en Cisjordania y la Franja de Gaza, lo que a su vez se traduciría en un aumento de la violencia.

La Autoridad Palestina ha insistido en que los pagos son necesarios para apoyar a las familias de aquellos palestinos que han sido apresados por las fuerzas israelíes o han muerto luchando contra la ocupación en la zona.