El Congreso de Florida aprueba una ley para aumentar la edad para comprar armas y armar al personal docente

Estudiantes y padres de las víctimas en el instituto Marjory Stoneman Dougla
REUTERS / STRINGER . - Archivo
Actualizado 08/03/2018 10:52:57 CET

PARKLAND (FLORIDA), 8 Mar. (Reuters/EP) -

El Congreso de Florida ha aprobado una ley que eleva la edad legal para comprar armas, establece un periodo de tres días de espera para entregar los artículos comprados y fija la posibilidad de que algunos trabajadores de centros educativos puedan ir armados, una legislación que llega tres semanas después del tiroteo que dejó 17 muertos en un instituto de la localidad de Parkland.

La ley ha sido aprobada por los parlamentarios en un intento por aumentar el control de armas tras el tiroteo del instituto Marjory Stoneman Douglar, que provocó una intensa campaña de los supervivientes de la masacre para que se aumentara el control de armas.

La norma, aunque incorpora una serie de medidas que han apoyado los estudiantes y sus padres, no incluye la prohibición de armas de asalto como el fusil que utilizó el joven que perpetró la masacre del 14 de febrero en Parkland.

Los defensores de esta norma la han defendido argumentando que la mayoría de los tiroteos en los institutos y colegios se llevan a cabo con pistolas. La ley incluye una polémica sección para permitir que los trabajadores de centros educativos puedan llevar armas para defensa en caso de tiroteo, una medida que desde algunos sectores se cree que podría ser contraproducente porque podría volver en contra de algunos estudiantes si son confundidos como intrusos.

La rápida tramitación del Parlamento estatal de Florida, donde la Asociación Nacional del Rifle (NRA) tiene influencia desde hace años, ha puesto de manifiesto un posible cambio de tendencia en el debate entre los defensores del control de armas y sus detractores, que se amparan en la Constitución estadounidense.

La ley ha logrado su aprobación en el Senado estatal este lunes por un estrecho margen y ha sido remitida al gobernador del estado, Rick Scott, que es republicano, tras haber sido aprobada este miércoles con 67 votos a favor y 50 en contra en la Cámara de Representantes estatal.

La norma se convertirá en ley de manera automática si en quince días el gobernador del estado no la veta. Una portavoz del gobernador ha dicho que Scott todavía no ha decidido qué hará con la ley.