El Congreso de Perú aprueba admitir una nueva moción de censura contra Kuczynski

Pedro Pablo Kuczynski
REUTERS / GUADALUPE PARDO - Archivo
Publicado 15/03/2018 19:23:01CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Congreso de Perú ha aprobado este jueves admitir una nueva moción para intentar destituir al presidente del país, Pedro Pablo Kuczynski, quien ya superó un intento similar en diciembre.

Según las informaciones recogidas por la agencia estatal peruana de noticias, Andina, la votación se ha saldado con 87 votos a favor, 15 en contra y 15 abstenciones. El Congreso tiene ahora que decidir la fecha en la que se votará la moción.

Para que la moción de vacancia sea aprobada son necesarios al menos dos tercios de los miembros del Congreso, es decir, 87 votos, los que han sido obtenidos durante la jornada para aceptar llevar a cabo la votación.

La sesión se ha celebrado horas después de que la Fiscalía anticorrupción reabriera una investigación contra el presidente y varios antiguos altos cargos por la firma hace más de una década de un contrato para la explotación de gas natural.

El caso, correspondiente a una concesión firmada en 2004 para el Consorcio Camisea, fue archivado inicialmente en 2008, pero ha sido reabierto por la aparición de nuevas denuncias, ha explicado una portavoz judicial, según la agencia de noticias Reuters.

El propio Kuczynski ha comparecido durante la jornada ante el fiscal Hamilton Castro y ha recalcado que "no tiene nada que ocultar", según un mensaje que ha publicado en la red social Twitter. "Estoy dispuesto a declarar con total transparencia ante las instancias correspondientes", ha subrayado.

El mandatario ya superó una moción de censura en diciembre gracias a la abstención de parte del 'fujimorismo'. Días después, concedió el indulto humanitario al expresidente Alberto Fujimori --condenado por crímenes contra la Humanidad--, si bien negó cualquier relación entre ambos hechos.

Las críticas sobre este indulto y las alusiones a Kuczynski en la trama de corrupción de la constructora Odebrecht han llevado a la oposición a intentarlo de nuevo.