Conmoción e ira en Mosul tras la destrucción de una mezquita histórica por parte de Estado Islámico

 

Conmoción e ira en Mosul tras la destrucción de una mezquita histórica por parte de Estado Islámico

Mezquita Al Nuri Mosul
YOUSSEF BOUDLAL / REUTERS
Publicado 22/06/2017 18:03:11CET

MOSUL/BAGDAD (IRAK), 22 Jun. (Reuters/EP) -

La mezquita de Al Nuri de Mosul, con su famoso minarete inclinado y de especial carga simbólica, se encontraba este jueves en ruinas después de que el grupo terrorista Estado Islámico la destruyera, algo que ha generado conmoción e ira entre los habitantes de la ciudad.

"Esta mañana he subido al tejado de mi casa y me quedé de piedra cuando vi que el minarete Al Hadba había desaparecido", ha asegurado Nashwan, un vecino de la zona. "Sentí como si hubiera perdido un hijo mío", ha añadido.

Estado Islámico destruyó este miércoles por la noche la emblemática mezquita, situada en la Ciudad Vieja y de especial carga simbólica porque desde este templo religioso el líder de la organización terrorista, Abu Bakr al Baghdadi, proclamó la creación de un 'califato' en junio de 2014.

Según analistas, la destrucción de Al Nuri podría acelerar las operaciones para expulsar a Estado Islámico de la ciudad, que llegó a ser su principal bastión en Irak.

"Destruir el minarete Al Hadba y la mezquita de Al Nuri podría entenderse como un reconocimiento oficial de derrota", ha asegurado el primer ministro de Irak, Haider al Abadi. Los milicianos han preferido bombardear la mezquita antes de ver cómo las tropas iraquíes, apoyadas por Estados Unidos, retiraban su bandera.

Los analistas de defensa coinciden con que la decisión de destruir la mezquita podría indicar que los milicianos se encuentran al borde del colapso. "En varias ocasiones han dicho que lucharán hasta el final para defender la mezquita", ha señalado a Reuters el experto en seguridad Safaa al Asam, refiriéndose al grupo terrorista. "Lo cierto es que ya no son capaces de enfrentarse a las fuerzas del Gobierno iraquí", ha añadido.

El coronel Ryan Dillon, que ejerce de portavoz de la coalición internacional contra el Estado Islámico, ha informado de que las fuerzas de seguridad iraquíes continúan luchando para la liberación de Mosul. "Aún quedan dos kilómetros cuadrados en el oeste de Mosul antes de que la ciudad sea liberada por completo", ha añadido.

La batalla por esta parte del oeste de Mosul se ha convertido en una de las que más bajas ha dejado durante la ofensiva para reconquistar la segunda ciudad más importante de Irak. Naciones Unidas calcula que unas 100.000 personas siguen atrapadas en la Ciudad Vieja, por lo que podrían ser utilizadas como escudos humanos.

"SÍMBOLO DE IDENTIDAD"

La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha asegurado que el minarete y la mezquita son "un símbolo de identidad, resistencia y pertenencia" y ha lamentado su destrucción.

La mezquita recibe el nombre de Nurudin al Zanki, un noble que luchó en las primeras cruzadas en el territorio que actualmente ocupan Turquía, Siria e Irak, y fue construida entre 1172 y 1173, poco antes de su muerte, para albergar una escuela coránica.

Cuando el conocido viajero medieval Ibn Battuta visitó la mezquita dos siglos después el minarete ya estaba construido. Nabeel Nouridin, arqueólogo especializado en la región de Nínive, afirma que no fue renovado hasta 1970, lo que lo hacía muy vulnerable a cualquier explosión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies