El Consejo de Seguridad de la ONU extiende un año el mandato de la FINUL

Vehículos blindados de la FINUL en Líbano
AZIZ TAHER / REUTERS
Publicado 31/08/2016 6:42:51CET

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha decidido este martes por unanimidad extender durante un año el mandato de la Fuerza Interina de Naciones Unidas para Líbano (FINUL), hasta finales de agosto de 2017.

En su resolución 2305, el organismo ha expresado además su preocupación por los "limitados progresos" hechos para lograr un alto el fuego permanente, una década después de la resolución 1701, que ayudó a poner fin a la guerra entre Israel y el partido-milicia chií Hezbolá.

Así, ha pedido a todas las partes que hagan "progresos tangibles" hacia un alto el fuego, reclamando al Gobierno de Israel "que acelere la retirada de su Ejército del norte de la ciudad de Ghajar, en la frontera entre Líbano y los Altos del Golán ocupados por Israel.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha aplaudido la decisión del organismo, destacando que los últimos diez años "han sido el periodo más largo de calma relativa en la zona durante las últimas décadas".

En este sentido, ha apuntado que esta calma "se debe a los esfuerzos realizado por Israel y Líbano y el compromiso continuo de ambos países con la aplicación de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad".

Sin embargo, ha resaltado que "la calma no se debe confundir con avance en el alcance de los objetivos restantes de la resolución 1701", abogando por lograr un alto el fuego permanente".

La FINUL fue creada por el Consejo de Seguridad en marzo de 1978 para confirmar la retirada del Ejército israelí de Líbano, restablecer la paz y la seguridad internacional y asistir al Gobierno de Líbano en la tarea de restablecer su autoridad en el territorio. El mandato había sido ajustado debido al desarrollo de los eventos en dos ocasiones: 1982 y 2000.

Tras el conflicto de 2006 entre Israel y Hezbolá, el Consejo de Seguridad aumentó el número de efectivos de FINUL y añadió a su mandato original la obligación de supervisar el cese de las hostilidades, acompañar y apoyar a las fuerzas armadas libanesas en el sur del país y garantizar el acceso de ayuda humanitaria a la población civil.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies