El Consejo de Seguridad de la ONU reflexiona sobre las sanciones en Yemen

Publicado 18/02/2018 7:45:49CET

NUEVA YORK, 18 Feb. (Reuters/EP) -

Estados Unidos, Reino Unido y Francia quieren que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas condene a Irán por no detener sus misiles balísticos para que no caigan en manos de los rebeldes huthis de Yemen y se comprometan a tomar medidas sobre las violaciones de sanciones, según un proyecto de resolución.

El proyecto para renovar las sanciones de la ONU sobre Yemen por otro año también permitiría al Consejo de 15 miembros imponer sanciones específicas para "cualquier actividad relacionada con el uso de misiles balísticos en Yemen". Reino Unido ha redactado la resolución con Estados Unidos y Francia, según diplomáticos.

El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha estado presionando durante meses ara que Irán rinda cuentas ante Naciones Unidas, mientras al mismo tiempo amenaza con abandonar un acuerdo de 2015 entre las potencias mundiales para frenar el programa nuclear iraní si no se arreglas "fallas desastrosas".

"Desde la firma del acuerdo nuclear, el apoyo del régimen iraní a las milicias peligrosas y los grupos terroristas ha aumentado en gran medida. Sus misiles y armas avanzadas están apareciendo en zonas de guerra en todo Oriente Próximo", ha escrito la embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Nikki Haley, en el diario estadounidense 'The New York Times'.

En Yemen se desarrolla una guerra de poder entre Irán y el aliado de Estados Unidos, Arabia Saudí. Una coalición liderada por Arabia Saudí intervino en Yemen en 2015, respaldando a las fuerzas gubernamentales que combaten contra los rebeldes huthis. El proyecto de resolución de la ONU, que debe ser adoptado antes del 26 de febrero, es probable que se enfrente a la resistencia de Rusia. Una resolución necesita nueve votos a favor y ningún veto por parte de Rusia, China, Estados Unidos, Francia o Reino Unido para ser aprobado.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha prohibido el suministro de armas a los líderes huthis y a "aquellos que actúan en su nombre o bajo su dirección". También puede poner en la lista negra a individuos y entidades por amenazar la paz y estabilidad de Yemen u obstaculizar el acceso de ayuda humanitaria.