El Consejo de Seguridad pide el despliegue de observadores de la ONU en la evacuación de Alepo

Evacuación en Alepo
REUTERS
Actualizado 19/12/2016 18:45:14 CET

NUEVA YORK, 19 (Reuters/EP)

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado por unanimidad este lunes una resolución que pide el despliegue de observadores de la ONU y de otros organismos para supervisar las evacuaciones que se están llevando a cabo del este de Alepo y la seguridad de los civiles que quedan en esta ciudad siria.

El máximo órgano de la ONU ha aprobado la resolución elaborada por Francia en la que se reclama a "todas las partes que permitan a estos observadores acceso seguro, inmediato y sin impedimentos".

El texto de consenso pactado ha contado con el respaldo de Rusia, principal valedor del presidente sirio Bashar al Assad en la escena internacional y que en el pasado ha vetado otras resoluciones sobre el conflicto en Siria.

En este sentido, pide que funcionarios de la ONU y de otros organismos "lleven a cabo una monitorización adecuada y neutral y una observación directa de las evacuaciones".

En su primera reacción, el embajador sirio ante la ONU, Bashar Jaafari, ha señalado que Damasco no se opone a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que respetan el Derecho Internacional Humanitario, pero el texto adoptado es "solo otra parte de la continuada propaganda contra Siria y su lucha contra los terroristas".

En este sentido, Jaafari ha asegurado que "los últimos terroristas en algunos distritos del este de Alepo están evacuando sus bastiones y Alepo estará limpia esta noche".

Por su parte, el ministro de Exteriores francés, Jean Marc Ayrault, que ha asistido a la votación, ha defendido que la aprobación de la resolución es solo el primer paso y que todas las partes, especialmente el Gobierno sirio y sus aliados, tienen que aplicarla inmediatamente.

"Francia llama a cada parte, en particular al régimen y quienes les apoyan, a ser responsable para que esta resolución sea aplicada sin demora y se ponga en marcha un alto el fuego en todo el país", ha aseverado el ministro galo.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Samantha Power, ha dicho que confía en que la presencia de los observadores disuada de cometer delitos contra los civiles cuando abandonan Alepo o contra aquellos que opten por permanecer en la ciudad.

"Por supuesto, el Gobierno sirio no quiere más observadores", ha comentado Power. "Si estás haciendo cosas malas no quieres observadores alrededor de ti viendo lo que les haces", ha añadido.

Naciones Unidas tiene ya a 113 personas listas para observar, junto con responsables del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), ha precisado Power, incidiendo en que la resolución "hasta que se aplique es solo un pedazo de papel".

Por su parte, el embajador ruso ante la ONU, ha considerado que "es evidente que cualquier mejora de la situación en Alepo podría crear condiciones favorables para la reanudación del proceso negociador sobre Siria". Además, ha añadido, la aprobación de la resolución podría dar inicio a una "labor humanitaria más organizada en la zona de Alepo".