Consiguen contener un incendio que ha destruido 64 casas en Perth

 

Consiguen contener un incendio que ha destruido 64 casas en Perth

Actualizado 07/02/2011 13:11:43 CET

SIDNEY, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los servicios de emergencia han conseguido contener un incendio que comenzó este domingo al mediodía y que ha destruido 64 viviendas y dañado otras 32 en las Montañas de Perth, en el sureste de Australia, pero han advertido de que la zona aún no es segura.

Estos daños materiales se han producido en Kelmscott y Roleystone, dos localidades rodeadas de bosque y situadas a las afueras de la ciudad de Perth, capital del estado de Australia Occidental, según informa el canal de televisión ABC News.

La Autoridad de Servicios de Incendios y Emergencias (FESA, por sus siglas en inglés) ha afirmado que los cortafuegos están ayudando a impedir la expansión de incendios localizados y que la situación está mejorando, pero ha señalado que el fuego no está controlado todavía.

El portavoz de la FESA Mal Cronstedt ha declarado que "el incendio de Roleystone ha sido contenido en un 95 por ciento". "Pero aún hay muchas áreas que nos preocupan", ha añadido Cronstedt, antes de explicar que "el fuego ha llegado a una zona de contacto entre el bosque y las casas".

"Es muy complicado y muy accidentado y crea unos problemas excesivos para los bomberos a la hora de llegar hasta el fuego y combatirlo", ha precisado el portavoz, que ha destacado que aunque los recursos disponibles no son suficientes, están recibiendo ayuda de todo el estado de Australia Occidental. Hay más de 100 bomberos intentando apagar el fuego.

El Gobierno federal ha anunciado que ofrecerá ayuda de emergencia a las personas afectadas por el incendio. El primer ministro de Australia Occidental, Colin Barnett, ha declarado Roleystone zona de desastre natural y ha prometido entregar 3.000 dólares en concepto de asistencia inmediata a quienes se han quedado sin casa.

Al visitar las zonas arrasadas por el fuego en Roleystone y Kelmscott, Barnett ha comprobado que lo único que queda son "ladrillos, madera quemada y hierros retorcidos". "Sé que para esas familias, cuando vuelvan, va a ser totalmente desgarrador", ha manifestado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies