Continúa por cuarto día consecutivo la sentada de la oposición polaca en el Parlamento

Protesta en el Parlamento de Polonia
REUTERS
Actualizado 19/12/2016 15:36:03 CET

VARSOVIA, 19 Dic. (Reuters/EP) -

Los diputados de la oposición de Polonia, que han acusado en reiteradas ocasiones al gobernante Partido Derecho y Justicia (PiS) de socavar la democracia en el país, han continuado con su sentada y han bloqueado este lunes por cuarto día consecutivo el Parlamento.

El presidente del país, Andrzej Duda, ha mantenido una conversación sobre la situación política con el líder del PiS, Jaroslaw Kaczynski. "Algo malo ha pasado con la democracia polaca", ha indicado el líder del partido de la oposición Plataforma Cívica, Grzegorz Schetyna, que ha añadido que está dispuesto a reunirse con Kaczynski.

Desde que se hizo con el poder en 2015, el partido ultraconservador y euroescéptico ha recibido serias críticas a nivel nacional e internacional sobre sus políticas. La Comisión Europea ha manifestado que la democracia y la legislación actual en Polonia se encuentran bajo amenaza.

Varios grupos de defensa de los Derechos Humanos han alertado del peligro que suponen para la democracia los cambios constitucionales planteados por el PiS y la intención por parte del Gobierno de ejercer un mayor control sobre la Fiscalía.

AUMENTO DE LA TENSIÓN

Las autoridades intentaron limitar este viernes el acceso de los medios de comunicación al Parlamento, lo que provocó que los diputados opositores ocuparan la sala plenaria mientras miles de personas se reunían en las inmediaciones del edificio.

Según el PiS, todas los grabaciones de las sesiones parlamentarias quedarán prohibidas desde el 1 de enero de 2017, a excepción de cinco canales de televisión, y el número de periodistas quedará reducido a dos por cada medio de comunicación.

El Gobierno ha reforzado el control sobre los medios de comunicación públicos, lo que ha levantado la polémica en el país. Una encuesta realizada por el diario 'Rzeczpospolita' muestra que el 68 por ciento de los polacos opina que la restricción de los medios de comunicación limitará sus posibilidades de saber qué está llevando a cabo el Parlamento.

El ministro del Interior, Mariusz Baszczak, ha señalado que las manifestaciones tenían el objetivo de "bloquear la aprobación de los presupuestos y crear una crisis política". "Muchos diputados están presentando pruebas de que la situación estaba planeada. Los partidos de la oposición habían encargado cientos de sándwiches con antelación", ha aseverado el ministro de Asuntos Exteriores, Witold Waszczykowski.

La diputada del Partido Moderno Katarzyna Lubnauer ha afirmado que los sándwhiches se solicitaron teniendo en cuenta que el debate sobre los presupuestos se alargaría durante la noche. Por su parte, Waszczykowski ha manifestado que el Gobierno está dispuesto a comprometerse aún más a la hora de tomar medidas que restrinjan la presencia de los medios de comunicación.

CONTINÚAN LAS RESTRICCIONES

El acceso de los medios de comunicación al Senado de Polonia, donde continuarán las protestas a lo largo del día, sigue restringido, según ha asegurado este lunes el presidente de la cámara baja, Stanislaw Karczewski.

La semana pasada, el presidente del Parlamento, Marek Kuchcinski, decidió prohibir la entrada de los periodistas debido a las protestas registradas después de que se conocieran los planes del Gobierno de limitar el acceso de los medios al Parlamento.

"He hablado con Kuchcinski esta mañana y mantiene su decisión", ha señalado Karczweski durante una rueda de prensa celebrada después de reunirse con los representantes de los principales medios de comunicación del país.