Bush expresa su satisfacción por los resultados de los dos últimos meses sobre el programa nuclear norcoreano

Actualizado 31/08/2007 13:27:24 CET

Insiste en la preocupante situación por el cambio climático y muestra su desconfianza hacia el poder militar de China

WASHINGTON, 31 Ago. (EP/AP) -

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, afirmó anoche que es posible que Corea del Norte desmantele su programa nuclear antes de que él deje su cargo al frente de la Administración norteamericana, y expresó su satisfacción por los resultados de los dos últimos meses obtenidos con las conversaciones a seis bandas.

"¿Que si puede pasar antes de que yo termine? Sí, eso espero", declaró Bush a medios de comunicación extranjeros en la Casa Blanca, con quienes habló de Irak, el cambio climático, comercio y las relaciones con China y otros países asiáticos.

El presidente, que viajará el lunes a Sidney (Australia), para la que será su séptima reunión sobre Cooperación Económica en la región Asia-Pacífico, manifestó su frustración con el lento proceso para el desmantelamiento del programa nuclear de Pyongyang. Además, aseguró que Estados Unidos, Corea del Sur, Rusia y Japón están haciendo progresos en su objetivo de conseguir la desnuclearización del país.

Corea del Norte accedió en 2005 a cerrar todas las instalaciones de su programa nuclear. De hecho, la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) ha dicho que el régimen comunista está cooperando con los expertos internacionales que han acudido al país para supervisar la actuación de las autoridades norcoreanas. Hace un mes, los observadores confirmaron el desmantelamiento de las cuatro instalaciones nucleares de Yongbyon.

Bush expresó su decepción por la duración del proceso, afirmando que "aquí estamos, en 2007, dos años después, y todavía les estamos recordando el acuerdo" al que se llegó en 2005, aunque reconoció que, "por otro lado, mucho ha pasado en los dos últimos meses que me hacen pensar que estamos haciendo progresos".

PREOCUPACIÓN POR CHINA

Por otro lado, en una entrevista con Sky News de Australia, el mandatario expresó su preocupación por el poder militar de China si este país se vuelve hostil frente a Estados Unidos. "Mi visión de China es que internamente están centrados en su crecimiento económico y externamente en conseguir las materias primas que necesitan, pero si se vuelven hostiles, estaría preocupado por el poder militar", señaló Bush.

Asimismo, urgió a los países que están considerando sacar sus tropas de Irak que basen su decisión en restaurar la seguridad del país, al tiempo que reconoció que Estados Unidos necesita a "todos los socios de la coalición" en el país árabe.

Por otra parte, Bush indicó que durante la reunión Asia-Pacífico transmitirá a los líderes de la región que se toma el problema del cambio climático muy seriamente y que los países que más gases de efecto invernadero emiten a la atmósfera necesitan llegar a un acuerdo para hacer frente a la grave situación.

Estados Unidos, que junto a China es el país con los mayores niveles de emisión de dióxido de carbono y otros gases, ha llamado a una conferencia de los 15 países con más polución los próximos 27 y 28 de septiembre en Washington.

"No quiero destacar a China, pero China ha tenido un importante papel" en el empeoramiento de las condiciones climáticas, por lo que subrayó que "cualquier acuerdo sin China no resultará efectivo".

Bush se reunirá la semana que viene con líderes de otras 20 naciones, las cuales, junto a Estados Unidos, suman el 56 por ciento del producto interior bruto mundial.