El primer ministro surcoreano visita la disputada isla de Yeonpyeong en plena tensión con Corea del Norte

 

El primer ministro surcoreano visita la disputada isla de Yeonpyeong en plena tensión con Corea del Norte

Actualizado 14/03/2013 13:22:25 CET

SEÚL, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro surcoreano, Chung Hong Won, ha visitado este jueves la isla de Yeonpyeong, en el mar Amarillo, cuya soberanía reclama Pyongyang y que fue bombardeada por el Ejército norcoreano en noviembre de 2010, según ha informado su oficina, citada por la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

La visita de Chung, cuyo objetivo ha sido animar a los soldados y a los residentes de la isla, se ha efectuado en pleno aumento de la tensión entre las dos Coreas y horas después de que el líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong Un, supervisara unos ejercicios de artillería teóricamente dirigidos contra Yeonpyeong y contra otra isla en disputa, Baengnyeong.

El primer ministro ha rendido homenaje a los dos soldados muertos por el ataque de la artillería norcoreana de noviembre de 2010 y ha visitado una unidad de la Infantería de Marina, durante la cual ha instado a los soldados a mantener el "estado de alerta máxima para responder adecuadamente a las provocaciones de Corea del Norte".

Asimismo, ha comprobado las instalaciones de evacuación de la isla, incluidos los siete refugios que fueron construidos en 2012 en respuesta al ataque de 2010, y ha asegurado a la población civil que el Gobierno ha puesto en marcha los preparativos necesarios "para contrarrestar cualquier provocación norcoreana".

Baengnyeong y Yeonpyeong se encuentran justo al sur de la Línea Limítrofe del Norte (NLL), que ejerce de frontera marítima entre las dos Coreas. Pyongyang no reconoce la NLL y ha intentado imponer una línea de demarcación propia que no cuenta con el beneplácito de Seúl, según Yonhap.

Corea del Sur dispone en estas dos islas de un destacamento de misiles antibuque 'Harpoon', de sistemas de lanzacohetes múltiples y de obuses de 155 milímetros, así como carros de combate, un radar contra la artillería y puestos de recopilación de información de inteligencia electrónica.

El bombardeo de noviembre de 2010 se saldó con cuatro muertos, dos soldados y dos civiles, y se produjo casi ocho meses después de que las fuerzas militares norcoreanas hundieran el buque naval surcoreano 'Cheonan', en el mar Amarillo, un incidente que dejó un saldo de 46 marineros muertos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies