Científicos costarricenses descubren en la isla del Coco una nueva especie de Coral

Actualizado 20/04/2007 21:17:23 CET

SAN JOSÉ, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una nueva especie de coral fue descubierta por científicos costarricenses en Isla del Coco. Se trata de un coral blando de color amarillo brillante, de cuatro centímetros de alto, que vive entre las rocas marinas a una profundidad de entre 15 y 25 metros. Así lo indicaron ayer expertos del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (CIMAR) de la Universidad de Costa Rica.

El coral, que aún no ha sido bautizado por los científicos, fue descubierto en 2006 y según las primeras investigaciones pertenece a los corales no rocosos, denominados Leptogorgia y a la familia de las Gorgoniidae.

Su función es la de albergar microorganismos y para unir rocas entre sí. Además, por su textura y composición sirve de alimento para los peces, según informó la científica costarricense, especialita en corales blandos, Odalisca Breedy al diario 'La Nación'.

"Desgraciadamente no hay buenas fotografías del espécimen porque la marea en donde se ubica en el océano es muy fuerte e impide fotografiarlo apropiadamente", destacó Breedy.

Además de esta especie coralina, los científicos detectaron, también por primera vez en la citada isla costarricense a casi nuevos 100 organismos marinos.

Se trata de 20 tipos de gusanos de mar, 30 de algas, un nuevo coral y unas 20 desconocidas hasta ahora especies de esponjas, además de estrellas y pepinos de mar, inéditas en Isla de Coco, que aunque los expertos aún no lo aseguraron, consideran que podrían ser también nuevos hallazgos para el mundo.

"Solo identificando la especie se podrá determinar si son organismos nuevos o si ya se conocían en el mundo. Por eso, ya se está trabajando en la caracterización de estos", dijo Jorge Cortés, un científico de CIMAR que lleva más de 30 años dirigiendo investigaciones marinas en Costa Rica.

Cortés realizó además un llamamiento a la protección de Isla del Coco porque hallazgos como estos, dijo, confirman la importancia de proteger la naturaleza del enclave.

"Yo soy muy optimista y creo que gracias a la protección que se ha hecho de ese espacio en los últimos años, ya los ecosistemas se están recuperando en la isla", manifestó el científico.

Asimismo Cortés destacó que el hecho de seguir encontrando especies en la citada isla que también viven en las islas Galápagos (Ecuador) o Coiba (Panamá) refuerzan la necesidad urgente de crear el 'Corredor Marino del Pacífico Este'.

"El tesoro submarino del Parque Nacional Isla del Coco sigue deslumbrando al mundo y es nuestra responsabilidad cuidarlo", concluyó David Sequeira de 'MarViva', una de las entidades patrocinadoras de estas expediciones.

La isla del Coco es Patrimonio Natural de la Humanidad desde 1997. Allí trabajan 16 guardaparques del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), en turnos de 30 días.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies