El coste humano de la guerra en Afganistán sigue siendo "demasiado alto"

 

El coste humano de la guerra en Afganistán sigue siendo "demasiado alto"

Atentado suicida con camión bomba en KAbul, Afganistán
REUTERS
Actualizado 17/07/2017 15:01:01 CET

La ONU constata más víctimas en atentados suicidas y bombardeos aéreos y un aumento de mujeres y niños muertos en los mismos

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El número de civiles muertos y heridos en el conflicto en Afganistán durante los primeros seis meses de 2017 no ha remitido con respecto al año anterior y sigue habiendo un coste humano "demasiado alto", según el último informe publicado este lunes por la Misión de la ONU en el país asiático (UNAMA).

Entre el 1 de enero y el 30 de junio un total de 1.662 civiles perdieron la vida, lo que supone un aumento del 2 por ciento, según las cifras del informe de UNAMA, mientras que los civiles heridos fueron 3.581 un punto menos. El aumento se debe al incremento en los atentados suicidas pero también en los bombardeos aéreos.

El 40 por ciento de las víctimas civiles --596 muertos y 1.483 heridos-- murieron en ataques mediante el uso de artefactos explosivos improvisados, incluidos atentados suicidas, obra de las fuerzas antigubernamentales, lo que incluye a los talibán.

En concreto, el número de víctimas en atentados suicidas ha aumentado un 15 por ciento en el primer semestre con respecto a 2016. Solo el 31 de mayo, 92 personas murieron y 500 resultaron heridas en un atentado con camión bomba en Kabul, el incidente más mortífero documentado por UNAMA desde 2001, cuando comenzó el conflicto.

Además, el informe muestra un incremento en el número de mujeres y niños muertos o heridos, tras el retroceso registrado en 2016. Así, un total de 174 mujeres han muerto y 462 han resultado heridas, un 23 por ciento más, mientras que las víctimas mortales infantiles han aumentado un 9 por ciento hasta los 436 muertos.

Las fuerzas antigubernamentales fueron responsables del 67 por ciento del total de víctimas, siendo el 43 por ciento de ellas responsabilidad de los talibán y el 5 por ciento de Estado Islámico. En total, estos grupos han matado a 1.141 civiles y herido a 2.348, lo que supone un 12 por ciento más que en 2017.

COSTE HUMANO

"El coste humano de esta fea guerra en Afganistán --la pérdida de vidas, la destrucción y el inmenso sufrimiento-- es demasiado alto", ha lamentado el jefe de la UNAMA, Tadamichi Yamamoto, en un comunicado. "El uso continuado de artefactos explosivos indiscriminados y desproporcionados en especialmente espantoso y debe cesar inmediatamente", ha sostenido.

Por su parte, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha subrayado que por "horribles" que sean las cifras que recoge el informe "nunca pueden expresar plenamente el auténtico sufrimiento de los afganos".

"Cada una de estas cifras de víctimas refleja una familia rota, un trauma y sufrimiento inimaginable y la violación brutal de los Derechos Humanos de la gente", ha denunciado.

Zeid ha destacado que "muchos civiles afganos sufren un trauma psicológico, tras haber perdido a familiares y amigos, y viven con miedo a sabiendas de los riesgos a los que se enfrentan en sus vidas cotidianas". Además, ha añadido, otros muchos se han visto obligados a abandonar sus hogares y han visto su salud, educación y medios de vida afectados. "La tragedia nacional continuada de Afganistán no debe ser pasada por alto", ha reclamado.

En otro orden de cosas, el informe resalta los esfuerzos de las fuerzas afganas para reducir las víctimas civiles de sus enfrentamientos terrestres, que suponen la segunda mayor causa de víctimas. En este sentido, se ha registrado un descenso del 10 por ciento este año, con 434 muertos y 1.375 heridos.

El informe de la UNAMA ha atribuido 327 víctimas civiles y 618 heridos a las fuerzas progubernamentales, un 21 por ciento menos, si bien ha puesto de manifiesto un incremento en un 43 por ciento en las víctimas en bombardeos aéreos (95 muertos y 137 heridos).

En total, según las cifras de la ONU, desde enero de 2009 más de 26.500 civiles han muerto y casi 49.000 han resultado heridos como consecuencia del conflicto armado en Afganistán.

REACCIÓN TALIBÁN

El portavoz talibán, Zabihulá Muyahid, ha calificado el último informe de la UNAMA de "material de propaganda" políticamente motivado. "Una vez más rechazados firmemente este informe", ha señalado en un comunicado recogido por Reuters.

"El Emirato Islámico es mucho más sensible y más vigilante respecto a evitar víctimas civiles que cualquier otra parte", ha añadido, usando el nombre oficial con el que se designan los talibán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies