La crisis económica en los territorios palestinos empeorará si persisten las restricciones israelíes

Actualizado 19/09/2012 23:38:10 CET

RAMALA (CISJORDANIA), 19 Sep. (Reuters/EP) -

La crisis económica palestina se agravará a menos que los donantes internacionales aporten más fondos e Israel elimine las restricciones que limitan el desarrollo de los territorios palestinos, según han advertido este miércoles el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Mirando hacia el futuro, si se mantienen las restricciones, las dificultades financieras por la falta de ayuda y el estancamiento en el proceso de paz, hay un alto riesgo de que continúe la desaceleración económica, aumente el desempleo y se produzca agitación social", ha afirmado el FMI.

En otro informe publicado antes de la conferencia sobre ayuda a la Autoridad Palestina que se celebrará la semana que viene en Nueva York, el Banco Mundial ha pronosticado que el presupuesto de la Autoridad Palestina en 2012 tendrá un déficit de 1.500 millones de dólares (casi 1.150 millones de euros) y que, de esa cantidad, los fondos aportados por los donantes solo cubrirán 1.140 millones de dólares (872 millones de euros).

La directora del BM para Cisjordania y la Franja de Gaza, Mariam Sherman, ha subrayado en un comunicado que "los donantes tienen que actuar urgentemente ante la grave crisis fiscal que sufrirá la AP a corto plazo".

La Autoridad Palestina, que solo gobierna en Cisjordania, recibe la mayor parte de la ayuda de Estados Unidos, la Unión Europea y países árabes. Pero en los últimos años se ha reducido la ayuda proporcionada por los países árabes y eso ha hecho que, en varias ocasiones este año, la AP no haya podido pagar a tiempo el salario a sus 153.000 funcionarios.

ACCESO AL ÁREA C DE CISJORDANIA

Los informes del FMI y el BM indican que la presencia de asentamientos judíos, que ocupan cerca del 42 por ciento del territorio de Cisjordania, limita la capacidad de crecimiento de la economía palestina.

Según el BM, para que la economía crezca, los palestinos deben tener acceso al Área C, un territorio que representa el 60 por ciento de Cisjordania y está controlado plenamente por Israel en virtud de acuerdos de paz interinos. En el Área C se encuentran la mayoría de las colonias judías.

"El continuo crecimiento del terreno destinado a la construcción de asentamientos en Cisjordania ha fragmentado el territorio en enclaves menores y más desconectados", dice el documento.

La ONU afirma que todas las colonias de Cisjordania son ilegales, pero Israel no está de acuerdo y, desde que tomó el territorio en la guerra de 1967, ha legalizado 120 asentamientos.

El informe del FMI señala que el crecimiento económico en Cisjordania y la Franja de Gaza se reducirá al 6,2 por ciento este año (en 2011 fue del 9,9 por ciento) y al 5,6 por ciento en 2013. También indica que la tasa de paro se situará en torno al 20 por ciento.

Sherman ha explicado que, incluso si los países donantes cumplen sus compromisos de ayuda, "no se podrá conseguir un crecimiento económico sostenible si no se eliminan las barreras que impiden el desarrollo del sector privado, particularmente en el Área C".

El Banco Mundial ha destacado que la AP ha realizado "esfuerzos creíbles" para atajar la crisis y establecer sus instituciones, pero las medidas impuestas por Israel "siguen siendo el principal impedimento".

RESTRICCIONES IMPUESTAS POR ISRAEL

Sherman ha mencionado, por ejemplo, lo complicado que les resulta a los inversores extranjeros que Israel les conceda permisos para entrar en Cisjordania, la prohibición de importar material de "doble uso" (aquellos que Israel cree que puede ser usados para fabricar armas) y las restricciones sobre el acceso a los recursos naturales.

"El mensaje más importante de este informe es que no se puede conseguir cohesión económica cuando las áreas en las que la gente trabaja y monta negocios están plagadas de impedimentos", ha insistido Sherman.

El documento resalta que Israel ha mostrado recientemente su voluntad de plantearse la relajación de ciertas restricciones en el Área C y que, según el Ministerio de Asuntos Exteriores, en 2011 se aprobó la construcción de 119 proyectos palestinos para la construcción de infraestructuras.

El Estado hebreo afirma que ha facilitado sustancialmente el movimiento de personas y bienes en Cisjordania como consecuencia de la mejora de la seguridad. Sin embargo, mantiene el bloqueo sobre la Franja de Gaza, cuyos dirigentes (Hamás) se oponen a la existencia de Israel.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies