Trichet ve riesgos al alza en la estabilidad de precios y un aumento de la incertidumbre

Actualizado 04/10/2007 19:48:56 CET

El BCE mantuvo los tipos estables en el 4% ante las recientes dificultades en los mercados

VIENA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, advirtió hoy de la existencia de riesgos al alza para la estabilidad de precios a medio plazo y del aumento de la incertidumbre provocado por la volatilidad de los mercados financieros.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE celebrada en Viena, en la que la institución decidió mantener los tipos estables en el 4%, Trichet hizo hincapié en que la política monetaria de la institución está "lista para hacer frente a los riesgos al alza sobre la estabilidad de precios, como requiere nuestro objetivo primordial".

"El Consejo de Gobierno del BCE vigilará muy estrechamente el desarrollo de los acontecimientos y actuará de manera firme y oportuna para evitar que se materialicen los riesgos para la estabilidad de precios y para mantener firmemente ancladas las expectativas", afirmó Trichet.

El presidente del BCE indicó que los fundamentales de la economía de la eurozona respaldan una perspectiva favorable a medio plazo de la actividad económica en la región. "En concreto, los ingresos y beneficios de las empresas se han mantenido, el crecimiento del empleo ha sido robusto y el desempleo ha descendido", dijo.

Sin embargo, el banquero señaló que "dada la volatilidad en los mercados financieros y la reapreciación del riesgo observadas en las últimas semanas, estas valoraciones están rodeadas de una creciente incertidumbre", y advirtió de que debido a la escasez de datos disponibles desde la anterior reunión del comité es necesario ser cautos a la hora de realizar valoraciones sobre potenciales impactos de los problemas financieros en la economía, por lo que sigue siendo necesario "recopilar información adicional" antes de establecer conclusiones de política monetaria en el medio y largo plazo.

EVOLUCIÓN DE LA ECONOMÍA.

Por otro lado, el presidente del BCE señaló que, en función de los datos disponibles, el crecimiento económico sostenido registrado en la eurozona durante la primera mitad de 2007 ha continuado durante el verano y se confirma en las previsiones de cara al tercer y cuarto trimestre del año.

"Mientras que la volatilidad en los mercados financieros parece haber contribuido a una caída en la confianza empresarial y de los consumidores en la eurozona en septiembre, los indicadores se mantienen por encima de sus medias históricas", afirmó.

"De cara al futuro, las previsiones para 2008 confirman nuestro escenario principal de crecimiento del PIB en torno a su potencial suponiendo que la actividad económica global se mantendrá robusta, mientras que la moderación del crecimiento en EEUU será ampliamente compensada por la fortaleza de las economías emergentes, proporcionando apoyo a las exportaciones e inversiones de la eurozona", añadió.

Sin embargo, Trichet reconoció que la volatilidad del mercado y la reapreciación del riesgo han incrementado la incertidumbre que rodea estas perspectivas favorable y apuntó que los riesgos sobre el crecimiento se relacionan principalmente con los efectos sobre confianza y las condiciones de financiación, presiones proteccionistas, así como nuevos incrementos de precios del petróleo y de las materias primas.

"La confianza es el ingrediente fundamental en este momento", dijo Trichet, quien afirmó para definir el actual escenario que "estamos en el comienzo de una subida a una montaña que posteriormente se aliviará".

LA INFLACIÓN SE SITUARÁ POR ENCIMA DEL OBJETIVO HASTA FINAL DE 2007.

Por otro lado, el presidente del BCE afirmó que la tasa de inflación armonizada se incrementó fuertemente en septiembre respecto al mes anterior y señaló que la economía de la eurozona entra en un periodo en el que los efectos desfavorables de los precios de la energía tendrán un fuerte impacto sobre las tasas de inflación.

"Esperamos que la inflación se mantenga significativamente por encima del 2% en lo que queda de 2007 y a comienzos de 2008 antes de moderarse de nuevo. La tasa de inflación se situará en torno al 2% de media en 2008", explicó Trichet.

"Los riesgos para la evolución de los precios se mantienen al alza, incluyendo la posibilidad de nuevos incrementos en los precios del petróleo y de los productos agrícolas, así como aumentos adicionales de los impuestos indirecto", añadió.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies