La tasa de extranjeros en Canadá es la más alta de los últimos 75 años

Actualizado 03/02/2008 19:18:45 CET

La población inmigrante aumenta en un 13 por ciento en cinco años.

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

Canadá presentó en 2006 la tasa más alta de extranjeros en 75 años y por primera vez llegó al 20 por ciento de población alófona --es decir, cuya lengua madre no es ni francés ni inglés--, según unos datos divulgados a finales del mes pasado por Statistics Canada, que reflejan cómo la población inmigrante ha crecido en un 13 por ciento desde 2001 a 2006, frente al aumento del 3,3 por ciento experimentado por la población canadiense.

Así, el censo de 2006 recontó en torno a 6.200.000 extranjeros residentes en Canadá, que conforman el 19,8 por ciento de la población total, en lo que es la proporción más alta de los últimos 75 años. Dicho censo precisa que más de un millón de los inmigrantes llegaron a Canadá entre enero de 2001 y mayo de 2006, lo que supone el 17,9 por ciento de la población extranjera, y el 3,6 por ciento de la población total del país (31 millones de personas).

De estos recién llegados, la mayoría proceden de Asia y Oriente Próximo. Ciudadanos de estas dos regiones conforman el 58,3 por ciento de los nuevos residentes canadienses. Hace 35 años, sólo eran un 12 por ciento.

Europa ostenta el segundo lugar en lo que a proporción de inmigrantes se refiere, pero ha experimentado un notorio descenso a lo largo de las últimas tres décadas y media. En 1971, un 61,6 % de los inmigrantes procedían del Viejo Continente. Ahora, sólo un 16,1% conforman la población inmigrante de los últimos cinco años.

El tercer puesto es para los ciudadanos latinoamericanos, procedentes de Centro, Sudamérica y el Caribe. Un 10,8 por ciento de la población inmigrante en Canadá llegan desde estas regiones.

POBLACIÓN ALÓFONA

El estudio de Statistics Canada revela que la lengua natal de la mayoría de la población inmigrante (un 70,2%) no es ni el inglés ni el francés --entendiendo como lengua natal la primera que se aprende en el hogar del que procede el inmigrante--. Entre ellos, destaca el chino (18,6%), italiano (6,6%), castellano (5,8%) y árabe (4,8%).

Los alófonos representan así una quinta parte de la población total de Canadá. Y a pesar de que ha aumentado el número de anglófonos y francoparlantes, su proporción sobre el total de la población es menor. Ambos grupos conforman, respectivamente, el 57,8% y el 22,9%; frente al 20,1% de población alófona.

El aumento de alófonos se debe al crecimiento del número de inmigrantes que llegaron a Canadá entre 2001 y 2006. Se estima que, durante este período, más de 1.110.000 personas llegaron a Canadá y la lengua natal de cuatro de cada cinco no era ni inglesa ni francesa.

La población alófona ha crecido un 18 por ciento respecto a 2001, triplicando el ritmo de crecimiento de la población canadiense durante ese período y muy por encima del 12,5 por ciento registrado por los alófonos durante los cinco años anteriores.

DIFERENCIAS IDIOMÁTICAS

En Canadá conviven más de 200 lenguas distintas, algunas de ellas "largamente asociadas con la inmigración en Canadá", según SC, como el alemán, el italiano, el ucranio, el neerlandés y polaco. No obstante, entre 2001 y 2006, los lenguajes procedentes de Asia y Oriente Próximo han experimentado un crecimiento significativo. Estas regiones comprenden los seis lenguajes chinos --mandarin, wu, cantonés, min, xiang, hakka y gan -- así como el punjabi, árabe, urdu, tagalog y tamil.

El chino es el tercer lenguaje más empleado, sólo por detrás del inglés y del francés. Por primera vez, más de un millón de personas hablan al menos uno de los seis lenguajes chinos, un 18,5% más que en 2001. En 2006, conformaban el 3,3 por ciento de la población total.

El italiano es el cuarto lenguaje más hablado en Canadá, siendo el quinto el alemán. El punjabi, hablado comúnmente en India y Pakistán, ocupa el sexto lugar, justo por delante del castellano, el árabe, el tagalo --que es el principal idioma que se habla en Filipinas-- y el portugués.

El censo detalló que 9 de cada 10 personas hablan inglés o francés principalmente en su casa. Sólo una quinta parte de la población habla más francés en un domicilio, frente a los dos tercios hablan inglés para comunicarse en su casa. En ambos casos hay un descenso (menos 0,6 y 1 por ciento, respectivamente).

BILINGÜISMO

Un estudio paralelo realizado por SC revela que el conocimiento del francés por parte de los angloparlantes y de los alófonos ha aumentado entre 2001 y 2006.

El bilingüismo ha crecido o bien se ha mantenido inalterado entre los anglófonos de cada provincia y territorio desde 2001. En Quebec, por ejemplo, siete de cada diez anglófonos (68,9%) declararon ser capaces de hablar tanto inglés como francés, frente al 66,1 por ciento registrado en 2001.

En 2006, un 7,4 por ciento de los anglófonos residentes fuera de Quebec afirmaron ser capaces de desarrollar una conversación en ambos idiomas, un incremento del 0,3 por ciento respecto de 2001. Aparte de Quebec, New Brunswick es la única provincia oficialmente bilingüe de Canadá, y cuenta con el índice de bilingüismo más elevada entre los angloparlantes (16%). Los francófonos conforman el 32,7 por ciento de la población.

En relación a los alófonos, el estudio destaca que, durante 2006, el 50,2% de los que viven en Quebec se declararon capaces de desarrollar una conversación en las dos lenguas oficiales, un dato que no cambia ostensiblemente respecto a 2001 --con un 50,4%. Fuera de Quebec, por contra, sólo un 5,6% de los alófonos son capaces de hablar los dos idiomas de manera fluida, lo que tampoco supone mucha diferencia respecto a la proporción estimada cinco años antes (5,7%).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies