Los españoles se encuentran en la capital de Chad a la espera de una decisión judicial sobre su destino

Actualizado 02/11/2007 22:00:51 CET

El Arca de Zoé se enfrenta en Francia a la primera denuncia presentada ante la justicia por una familia

MADRID/PARIS, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los siete españoles y los nueve franceses detenidos en Abéché (este de Chad) en relación con el presunto intento de secuestro de 103 menores a los que iba a trasladar a Francia la ONG El Arca de Zoé se encuentran desde hoy en la capital, Yamena, después de que el Tribunal Supremo del país africano decidiera esta mañana trasferir el caso. Ahora están a la espera de que el juez de instrucción confirme o revise los cargos presentados e incluso decrete la puesta en libertad de todos o algunos de los detenidos.

Los dieciséis europeos y los dos chadianos implicados en el caso llegaron poco después de las 16.30 horas a la capital del país a bordo de un avión Hércules C-130 del Ejército chadiano. A continuación, fueron rápidamente trasladados al Palacio de Justicia, donde el fiscal general de Yamena procedió a su identificación, según la emisora France Info.

Después, han sido trasladados a dependencias de la Gendarmería para que no estén mezclados con el resto de los detenidos, según relataba el abogado de la ONG, Gillbert Collard, que espera que el lunes se designe al nuevo magistrado que se encargará del caso y será entonces cuando se presente una petición de puesta en libertad para todos los acusados.

Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores se consideró que la decisión del Supremo de trasladar el caso a Yamena es "positiva" ya que el nuevo juez puede decidir "una nueva calificación de los hechos y las imputaciones", lo que "podría beneficiar a algunos de los imputados", entre ellos los españoles, indicó uno de los diplomáticos españoles desplazado a Yamena.

El traslado del caso a Yamena también es "positivo" porque se podrá ofrecer "mejor asistencia consular y podrá haber mejor comunicación con los detenidos". No obstante, la citada fuente previno de que, aunque existe una posibilidad de que se revisen los cargos y las penas solicitadas, lo que podría resultar en la liberación de los detenidos, "estamos ante un proceso criminal que prevé una serie de garantías que requieren tiempo".

Por otra parte, la embajadora española en Camerún, María Jesús Alonso, mantuvo esta mañana un encuentro "positivo" con el ministro de Exteriores chadiano, Ahmad Allami, a quien reiteró la posición española de "total condena de los hechos" que por su "tremenda gravedad tienen que ser juzgados en Chad". Sin embargo, la diplomática incidió en que "no todos están implicados de igual manera y debería aplicarse la presunción de inocencia a todos".

MENTIRAS Y MANIPULACION

En Francia, una pareja que esperaba adoptar un niño de Darfur ha denunciado hoy ante la justicia el "mecanismo sectario" de la organización El Arca de Zoé y "el suplicio mental y la manipulación" ejercido por el Colectivo de familias para los Huérfanos de Darfur (Cofod), según publica el diario regional francés 'L'Indépendant'.

En la región de los Pirineos orientales, departamento del sureste de Francia, cuatro familias esperaban niños de Darfur y el Colectivo de huérfanos había dicho que todas seguían apoyando a la ONG y que no querían hablar con la prensa. Pero una de ellas ha desmentido esta información y ha relatado a 'L'Indépendant' el sistema de "manipulación mental" del que se considera víctima.

"La operación nos parecía posible, bien dirigida y defendible. Las modalidades estaban blanco sobre negro. Ese mismo día descargamos la ficha de inscripción", explica la pareja, que se comunicaba con la asociación siempre a través de Internet, usando un código confidencial para acceder al forum de las familias que apoyaban la operación.

"Todos eran muy entusiastas, nadie dudaba. Pero en agosto llegaron algunos mensajes diciendo que estábamos siendo vigilados, que nuestros teléfonos estaban pinchados y que no había que airear nada porque podíamos hacer fracasar la operación", prosigue.

De manera paralela, aumentan las dudas sobre las verdaderas intenciones de la ONG 'El Arca de Zoé'. Según informaba hoy el diario 'Le Parisien', 'El Arca de Zoé' tenía en Francia un proyecto concreto, que era "salvar de la muerte a cientos de niños de Darfur y trasladarlos a Francia", pero en Chad la misión de 'Children Rescue', el nombre que adoptó para su operación humanitaria, era otra: "crear un centro médico para los niños en el este del país", de acuerdo con una orden de misión redactada por la propia ONG a la que tuvo acceso el rotativo.

El diario añade que en Chad, Eric Breteau, el responsable de la asociación, no desveló nunca de manera oficial sus verdaderas intenciones, tal y como figura en una de las órdenes de misión redactada por él mismo para las autoridades chadianas, en la que se habla de crear "durante un tiempo mínimo" de dos años un "Centro para niños", incluyendo un "centro de acogida de urgencia para menores solos y un puesto médico avanzado".

El documento desvelado por 'Le Parisien' indica que el transporte de los niños en el interior del país se haría mediante vuelos Transall del Ejército francés. Otra orden de misión, también firmada por Eric Breteau, señala la necesidad de crear en el este de Chad "estructuras de acogida para niños refugiados o desplazados en situación de gran vulnerabilidad".

Las autoridades chadianas afirman, por tanto, haber sido engañadas. "Sobre el papel, su intención inicial era muy noble. ¿Quién no apoyaría un proyecto así?. Por eso les dimos la autorización. Estamos sorprendidos al comprobar que, finalmente, habían venido para otra cosa", sostiene el ministro de Comunicación y portavoz del Gobierno chadiano, Hourmadji Moussa Doumgor.

"Pensábamos que las ONG venían para ayudarnos. No podíamos imaginar que una organización humanitaria pudiera organizar así el rapto de niños", añade el portavoz gubernamental. "Su proyecto no precisaba que iban a sacar a los niños del país", confirma otro ciudadano que ha tenido acceso a un documento de presentación redactado por la ONG.

OPOSICIÓN CHADIANA

Por otra parte, un portal vinculado a la oposición chadiana afirmó que el presidente chadiano, Idriss Déby, mantuvo un encuentro el pasado mes de septiembre con Breteau, con quien llegó a un acuerdo.

Según asegura el portal de información 'Alwihda', citando fuentes cercanas al Gobierno, aunque el presidente chadiano simuló no saber nada del caso cuando éste salió a la luz la semana pasada, conocía los detalles de la operación que llevaba organizando desde hacía semanas la ONG francesa. Déby habría conocido los detalles durante un encuentro "a hurtadillas en su residencia privada en Yamena, fuera de la agenda oficial", según las fuentes consultadas por 'Alwihda'.

El portal opositor afirma que el presidente de la ONG llegó a un acuerdo con Déby ya que si no, según sus fuentes, no tendría sentido que el avión de Girjet hubiera podido aterrizar sin problemas en Abéché, ciudad que se encuentra en zona de conflicto. "El avión no había podido despegar ni aterrizar sin un plan de vuelo directamente aprobado por el presidente", apuntan las fuentes.

La decisión del presidente chadiano de ordenar la detención de los miembros de la ONG y de la tripulación española del avión se habría debido, según 'Alwihda', a un desacuerdo en el último momento.

"Si esto es cierto, confirma lo que nosotros decíamos desde el principio del asunto, es decir, que la operación la conocían las autoridades chadianas y francesas y que la prohibición repentina que cayó sobre esta operación es un enigma", afirma el abogado de la ONG, Gilbert Collard.