El FSB ruso anuncia la muerte de Shamil Basayev, el terrorista más buscado de Rusia

 

El FSB ruso anuncia la muerte de Shamil Basayev, el terrorista más buscado de Rusia

Actualizado 10/07/2006 22:35:00 CET

El líder de los rebeldes chechenos, responsable del ataque de Beslán, falleció en una explosión en la república de Ingushetia

MOSCU, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El hombre más buscado por Rusia, el líder de los rebeldes chechenos, Shamil Basayev, murió la pasada madrugada en la república rusa de Ingushetia (sur) en una operación de las fuerzas rusas, según anunció hoy el jefe del Servicio Federal de Suguridad ruso (FSB), Nikolai Patrushev. La muerte de Basayev, responsable entre otros sangrientos ataques de los de la escuela de Beslán en 2004 y del teatro de Moscú en 2002, ha sido recibida con satisfacción en Moscú y Grozni, capital de Chechenia, y confirmada en una web prorrebelde.

"Basayev y un cierto número de milicianos fueron abatidos en Ingushetia anoche", señaló Patrushev al presidente ruso, Vladimir Putin, precisando que los rebeldes chechenos pretendían ejercer presión política sobre la cumbre del G-8 de este fin de semana en San Petersburgo. Según los últimos datos ofrecidos por el FSB, junto a Basayev fallecieron otros once milicianos.

Los servicios de seguridad habían informado previamente de que un grupo de rebeldes había muerto mientras preparaba un atentado terrorista al estallar el camión cargado de explosivos con que contaban, aparentemente por la actuación de las fuerzas rusas. Al parecer, Basayev viajaba en uno de los vehículos que acompañaba a dicho camión, según fuentes policiales locales citadas por la agencia RIA Novosti.

"El cuerpo de Basayev fue encontrado por oficiales del FSB después de que un vehículo cargado de explosivos estallara. El convoy incluía tres coches con milicianos, uno de los cuales era Basayev", indicó un oficial de la Policía, precisando que "el terrorista quedó decapitado por la explosión, pero debido a sus rasgos característicos, se dedujo que el cuerpo no era otro que el de Shamil Basayev".

Aunque la identidad de Basayev se da por segura, el cuerpo del líder rebelde será sometido a análisis de ADN para confirmar su identidad, según indicó una fuente de los servicios de seguridad en el sur de Rusia, citada por la agencia de noticias rusa RIA Novosti. "Pese a que las fuerzas especiales están al cien por cien seguras de que Basayev ha muerto, su fallecimiento será confirmado. Los restos del terrorista serán trasladados a un laboratorio médico, donde se le realizarán análisis", indicó la citada fuente, precisando que se tardará alrededor de una semana en conocer los resultados de las pruebas.

De acuerdo con la cadena de televisión rusa NTV, ningún civil resultó herido en la explosión, de una potencia equivalente a más de 100 kilos de TNT, que habrían "ayudado" a provocar los servicios de seguridad rusos. El presidente ruso se mostró satisfecho por la noticia y ordenó que se condecore a los oficiales que prepararon y perpetraron la operación.

"Esta es la retribución justa para los bandidos --nombre con el que Moscú designa a los rebeldes chechenos-- por nuestros niños (muertos) en Beslan, Budyonnovsk, y por todos los atentados terroristas que perpetaron en Moscú y en otras regiones de Rusia, incluida Ingushetia y la república de Chechenia", aseveró Putin.

ATAQUES SANGRIENTOS

Basayev, estrecho colaborador del también fallecido presidente rebelde checheno Aslan Masjadov, saltó a la fama cuando encabezó la operación armada contra la localidad de Budyonnovsk, en el sur de Rusia y fronteriza con Chechenia, en 1995. Entonces, tomó como rehenes a 1.500 personas en un hospital y colocó a mujeres embarazadas en las ventanas como escudos humanos contra una posible operación policial. Unas 150 personas fallecieron en el enfrentamiento con las fuerzas rusas.

En junio de 2004 fue acusado de organizar un ataque en Ingushetia --república fronteriza con Chechenia-- en el que los rebeldes atacaron 19 comisarías de Policía y prisiones. Basayev reivindicó numerosos atentados como los ocurridos en el metro de Moscú en 2004 en los que murieron 40 personas o la toma de rehenes en el teatro Dubrovka de la capital que dejó 130 muertos.

Entre sus muchas fechorías, sin duda pasará a la historia por su crueldad la toma de rehenes en una escuela primaria en Beslán, en Osetia del Norte, por un comando de rebeldes chechenos a sus órdenes. La operación de las fuerzas de seguridad rusas se saldó con más de 330 muertos, en su mayoría niños.

En su haber personal, Basayev también guarda el atentado contra el presidente checheno prorruso, Ajmad Kadirov, que murió en mayo de 2004. Hoy su hijo y primer ministro checheno, Ramzan Kadirov, calificó de "éxito" de las agencias de seguridad rusas la muerte de Basayev. "Siempre he dicho que deberíamos buscar a Basayev fuera de la república (de Chechenia) porque no había espacio para él en Chechenia", señaló, citado por RIA Novosti.

Su muerte "está relacionada no sólo con las actividades de los servicios de seguridad federales y de la república que le buscaban las 24 horas del día sino también con el resuelto rechazo de los chechenos al wahabismo y el terrorismo", añadió, mostrándose convencido de que otros importantes 'señores de la guerra' chechenos serán eliminados muy pronto. "Incluso aquellos que no se han dado cuenta aún de lo perniciosa que es esta senda (terrorista) comprenderán que sus acciones no tienen ningún futuro", remachó.

Por su parte, el presidente checheno, Alu Aljanov, opinó que "una de las páginas más negras en la historia" del Cáucaso Norte se ha cerrado. "Las acciones de Basayev provocaron la devastación completa de la economía de Chechenia, miles de muertos, y decenas de actos terroristas tanto en Chechenia como en toda Rusia", recordó, alabando la labor de los servicios de seguridad por su exitosa operación.

LOS REBELDES CONFIRMAN LA MUERTE

Aunque las autoridades rusas han anunciado en repetidas ocasiones la muerte de Basayev, resultando luego no ser así, en esta ocasión la noticia ha sido confirmada a la web pro rebelde 'Kavkaz Center' por un responsable del mando checheno. Según un representante del Consejo Militar del 'Parlamento' separatista checheno, Abu Umar, el "emir militar de los muyahidines del Cáucaso, Abdalá Shamil Abu-Idris se convirtió en 'shahid' (mártir)".

Según la versión de este responsable rebelde, la muerte de Basayev se produjo por la explosión accidental de un vehículo cargado de explosivos en la localidad de Ekazhevo, en Ingushetia, y junto a él otros tres muyahidines se convirtieron en mártires, rechazando así la versión oficial rusa de que los servicios de seguridad tuvieron algo que ver con la explosión.

"No hubo ninguna operación especial. Shamil y otros hermanos se convirtieron en 'shahids' por la voluntad de Alá", añadió Umar, precisando que "en cuanto a lo que es una operación especial, los muyahidines enseñarán como debería llevarse a cabo", en una aparente alusión a una venganza por parte de los rebeldes de la muerte de su líder.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies