Pyongyang desafía la resolución del Consejo de Seguridad y lanza cuatro misiles de corto alcance

Actualizado 02/07/2009 20:44:00 CET

La única vía de diálogo que quedaba entre las dos Coreas, el polígono de Kaesong, ha acabado sin acuerdo

SEÚL, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

Corea del Norte, desafiando la reciente resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU, ha realizado esta tarde (por la mañana en España) hasta cuatro pruebas de misiles de corto alcance desde su costa este, según informó el Ministerio de Defensa surcoreano, sólo horas después de que Pyongyang diera por finalizadas las conversaciones con Seúl sobre el polígono industrial que ambos países comparten en la frontera.

El portavoz del ministerio, Won Tae Jae, explicó que el primer proyectil fue lanzado a las 17.20 horas (10.20 en España) y el siguiente a las 18.00 horas (11.00) desde Sinsang-ni, cerca de la ciudad costera de Wonsan. El tercer y cuatro misil fueron lanzados desde el mismo lugar a las 19.50 (12.50) y a las 21.20 horas (14.20), añadió el portavoz.

Otras fuentes citadas por la agencia surcoreana Yonhap que pidieron permanecer en el anonimato indicaron que los misiles eran aparentemente proyectiles anti-navío y que cayeron a unos 100 kilómetros de la costa, justo el lugar donde Corea del Norte advirtió a todas las embarcaciones que se mantuvieran alejadas entre el 25 de junio y el 10 de julio alegando maniobras militares.

Según estas fuentes, después de los cuatro lanzamientos no hay señales significativas que sugieran que el régimen norcoreano vaya a seguir haciendo pruebas en las próximas horas, ya que no se han detectado nuevos proyectiles en las bases de Sinsang-ni. Aún así, el Ejército surcoreano continúa atento ante posibles movimientos.

Los lanzamientos de hoy son los primeros que realiza Corea del Norte desde que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobara por unanimidad la resolución por la que refuerza las sanciones contra el régimen liderado por Kim Yong Il por el ensayo nuclear que llevó a cabo a finales de mayo. Según esta resolución, Pyongyang no puede desarrollar ni realizar pruebas de misiles o de otras armas de destrucción masiva.

La resolución del Consejo de Seguridad prohíbe todas las exportaciones de armas por parte de Pyongyang así como todas las importaciones salvo las de armas ligeras. Además, autoriza a todos los Estados miembros de la ONU a inspeccionar cualquier cargamento norcoreano, ya sea por mar, aire o tierra, así como a exigirle que lo destruya en caso de que se sospeche que viola la resolución.

Los lanzamientos de hoy también se han producido después de que un buque de carga norcoreano que supuestamente transportaba este tipo de material militar cambiara de rumbo tras ser seguido por un destructor de la Marina de Estados Unidos.

PROLIFERACIÓN MILITAR

Pero los expertos advierten de que todos los lanzamientos de hoy, que se unen a los realizados el pasado mayo después del ensayo nuclear, tienen como objetivo la preparación de una prueba mucho mayor, la de un misil balístico intercontinental.

Aún así, el analista del International Crisis Group (ICG) Daniel Pinkston admitió esta posibilidad, pero también consideró que podría tratarse de ejercicios militares de rutina. "Es parte del entrenamiento militar, pero no parece que haya movimientos de tropas ni nada que sugiera preparación para operaciones militares", explicó.

Corea del Norte ya había advertido de que seguiría con su programa nuclear, comenzando con el proceso de enriquecimiento de uranio y utilizando el plutonio que almacena como arma nuclear, al tiempo que había avisado a la comunidad internacional de que consideraría cualquier "bloqueo" como un acto de guerra.

Por eso, para Estados Unidos estos lanzamientos no han sido "inesperados". Según el portavoz del Pentágono, Bryan Whitman, Pyongyang continúa "desarrollando y ejecutando" tecnología de misiles, pero manifestó la preocupación de Washington a este respecto y también por "sus actividades de proliferación y su programa nuclear".

Japón, uno de los países que ha suspendido su participación en las conversaciones a seis bandas dirigidas a compensar a Corea del Norte con ayuda humanitaria y reconocimiento diplomático a cambio de que abandone su programa nuclear, fue el primero en condenar los últimos lanzamientos de misiles de Pyongyang.

"Hemos advertido a menudo de que un acto así de provocativo no es beneficioso para el interés nacional de Corea del Norte", subrayó el primer ministro nipón, Taro Aso, en declaraciones a los medios de comunicación.

Pero fuentes oficiales estadounidenses auguraron que esta es sólo una serie de otros lanzamientos de miles que Corea del Norte va a realizar a lo largo de la próxima semana. En declaraciones a la cadena NBC, fuentes militares y de Inteligencia también hicieron hincapié en que no hay pruebas de que Pyongyang esté preparándose para lanzar misiles de largo alcance Taepodong 2, que teóricamente podrían llegar a Alaska o Hawai. Los tres ensayos anteriores a este respecto han sido infructuosos.

POLÍGONO INDUSTRIAL DE KAESONG

A todo esto se suma la tensión añadida que supone el polígono industrial de Kaesong, que las dos Coreas comparten. Las conversaciones que estaban manteniendo ambos países sobre estas instalaciones situadas en esta localidad norcoreana fronteriza han concluido esta mañana sin ningún acuerdo ni futura fecha de reanudación. Hasta ahora, más de 100 empresas surcoreanas empleaban a unos 40.000 trabajadores norcoreanas.

El polígono es la única prueba que queda de la primera reunión que celebraron en el año 2000 los presidentes de las dos Coreas, casi medio siglo después de que finalizara sin tratado de paz la guerra que enfrentó a ambos territorios. De hecho, los proyectos turísticos que se habían empezado a desarrollar en Kaesong fueron suspendidos el año pasado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies