Zapatero rebaja la expectación creada sobre el papel del Rey en la crisis entre Argentina y Uruguay

Actualizado 05/11/2006 18:31:44 CET

El papel de facilitador del monarca en el contencioso de las 'papeleras' acapara las portadas de la prensa argentina y uruguaya

MONTEVIDEO, 5 Nov. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, Antonio Rodríguez) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quiso aclarar esta mañana que el papel del Rey Juan Carlos como facilitador en el conflicto de las 'papeleras' entre Uruguay y Argentina se tiene que ver como de "impulsor del diálogo" entre estos dos países sudamericanos.

"El papel del Rey es de impulsor del diálogo. Lo digo porque facilitador y mediador son conceptos en el ámbito derecho internacional (y este término es) un poco más ajustado. Es un impulsor querido y respetado por ambas partes, lo cual es un buen principio para poder llegar a un acuerdo sobre esta cuestión", hizo hincapié en rueda de prensa en un intento por rebajar la expectación creada por el anuncio hecho ayer por el Gobierno español.

Zapatero indicó que España ha estado "siempre" interesada en que el conflicto que se ha venido dando entre Uruguay y Argentina "se encauzara" y que por ello en esta Cumbre Iberoamericana se ha dado "un paso más" con esta iniciativa que ha sido acogido "muy bien acogido" por Argentina y Uruguay.

"Es hacer una tarea para facilitar el diálogo y buscar una solución y además lo va a hacer Su Majestad el Rey, por supuesto, con todo el respaldo del Gobierno español. El Rey de España tiene una especialísima vinculación con la Comunidad Iberoamericana. Es notable en las Cumbres y además también tiene una referencia singular en la Constitución española y como bien conocemos, siempre está dispuesta a ayudar y si es ayudar a dos países de la Comunidad Iberoamericana, mucho más", aseveró.

El jefe del Ejecutivo se mostró confiado en que esta tarea nueva para el monarca concluya "con éxito" y consideró que sería "enormemente positivo" para Argentina y Uruguay que encontrasen "en un tiempo razonable" una solución para poner fin a este conflicto.

Además, subrayó que el "prestigio" del Rey es lo que "precisamente" motiva a que sea una persona que pueda contribuir a ese acuerdo y dio por seguro que habrá distintas reuniones en el futuro. "Es el momento de dejar que empiecen las cosas a rodar, que empiecen a planificarse las reuniones y contactos y que actuemos con prudencia cuando es un conflicto difícil entre Uruguay y Argentina, que ha tensionado mucho las relaciones y que por supuesto España, el jefe del Estado, desea contribuir con su capacidad a poner fin", apuntó.

Este nuevo rol para el monarca acaparó las portadas de la prensa uruguaya y argentina. Así, el diario 'El País de Uruguay' titula "Aceptan mediación del Rey" en su edición de hoy: Este periódico subraya que el Rey Juan Carlos "facilita una salida" y que su intervención en el contencioso "esboza una solución".

"La 'madre patria' pondrá, finalmente, a sus hijos a dialogar. En un gesto que, de algún modo estuvo prefigurado por las palabras del presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, al inicio de la Cumbre le cupo al rey Juan Carlos de Borbón el papel de "facilitador" de una salida para el conflicto que enfrenta a Uruguay con Argentina", señala 'El País'.

Por su parte, el diario argentino 'Clarín' titula "Papeleras: gestión del rey de España a pedido de Kirchner" y se queja que el anuncio saliese del Ministerio de Asuntos Exteriores español. "Juan Carlos "facilitará" un entendimiento entre los dos países. Uruguay anticipó que acepta la iniciativa argentina", apunta.

DISPOSICIÓN URUGUAYA AL DIÁLOGO

Al hilo de ello, el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, reiteró hoy la disposición de su país a dialogar en el contencioso de las 'papeleras' que le enfrenta a Argentina tras asumir don Juan Carlos este papel. "Desde el primer momento en que se nos comunicó que el presidente de Argentina proponía que Su Majestad el Rey de España actuará como facilitador en el inicio de la búsqueda de un camino posible de solución para el diferendo que existe entre estos dos países hermanos, Uruguay y su Gobierno apoyó sin duda esta actuación", indicó Vázquez en la rueda de prensa final de la XVI Cumbre Iberoamericana.

En cuanto a los resultados, el mandatario uruguayo precisó que no haría "ningún tipo de opinión" hasta que éstos no sean una realidad. Entretanto, Uruguay "está dispuesto a dialogar como lo ha estado dispuesto siempre en la búsqueda", reiteró Vázquez, de una solución a este diferendo y en la búsqueda de los derechos que, a su juicio, "hacen que Uruguay esté posicionado de la manera que está y siendo reconocido su derecho a nivel internacional".

El mandatario uruguayo, que es médico de profesión, hizo hincapié en que "científicamente no hay ninguna demostración válida de que los elementos finales tratados después de la producción de celulosa con la tecnología que se propone para nuestro país, ocasione patología alguna en personas ni en animales".

Por ello, aseveró que tenía "el más absoluto convencimiento" de que no habrá ningún daño con estas plantas de celulosa en el Río de la Plata. "Si así fuera, si hubiera algún daño, no estaríamos apoyando la construcción de estas plantas", dejó claro.

Además, Vázquez indicó que existe el compromiso de su país, "que se precia de ser serio, responsable" de efectuar los controles medioambientales que haya que efectuar ahora y en el futuro. En este sentido, recordó que ha ofrecido a Kirchner la posibilidad de realizar una evaluación conjunta con los técnicos que Argentina designe y que, incluso si así lo desea Buenos Aires, se incorporen los "mejores técnicos del mundo para que trabajen desde ahora sobre el eventual impacto medioambiental".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies