La condena a muerte a Sadam Husein despierta reacciones enfrentadas en la comunidad internacional

 

La condena a muerte a Sadam Husein despierta reacciones enfrentadas en la comunidad internacional

Actualizado 05/11/2006 19:19:35 CET

EEUU cree ridículo relacionar la sentencia con las elecciones legislativas mientras la UE deplora el uso de la pena capital

MADRID, 5 Nov. (EP/AP) -

Con la condena a muerte en la horca para el ex dictador iraquí Sadam Hussein concluye un proceso de casi trece meses que se ha cobrado la vida de tres abogados defensores, ha provocado la renuncia de dos jueces del Alto Tribunal y que, sobre todo, ha puesto en duda la legitimidad de un proceso judicial que para algunos se ha visto influenciado por presiones externas y por un inaceptable intervencionismo del poder ejecutivo que culminó con la petición explicita del primer ministro de Irak, Nouri al Maliki, a favor de la ejecución del ex dictador.

A las 10:00 horas de la mañana de hoy, hora peninsular española, el Alto Tribunal iraquí, presidido por el juez Raouf Abdul Rahman, sentenciaba a muerte a Husein, a su hermanastro Barzan Ibrahim y al jefe del antiguo Tribunal Revolucionario de Irak, Awwad Hamad Al Bandar, por la muerte de al menos 148 residentes del pueblo de Dujauil, después de que miembros del partido Dawa, liderado hoy en día por el primer ministro Al Maliki, intentara asesinar al entonces presidente Husein el pasado 8 de julio de 1982.

El ex vicepresidente iraquí y mano derecha del ex dictador, Taha Yassin Ramadan, fue condenado a cadena perpetua, y otros tres ex oficiales del partido Baaz han recibido penas de hasta 15 años por los cargos de asesinato y tortura, mientras que otro de los acusados, Mohammed Ali fue puesto en libertad por falta de pruebas.

Tras la lectura de la sentencia, el ex dictador, tembloroso, recibió el veredicto a los gritos de "¡Dios es grande!" y "¡Que viva esta gloriosa nación, y muerte a sus enemigos!". Según informó el principal abogado de la defensa, Jalil al Dulaimi, Husein instó, en una reunión previa, a evitar la violencia sectaria que está asolando el país y a no "vengarse de los invasores estadounidenses" Husein dispone de un plazo de 10 días para presentar la correspondiente apelación. La ejecución se programaría para un plazo máximo de 30 días pasado el rechazo de la petición.

UN PROCESO CONFLICTIVO

El juicio contra el ex dictador ha distado profundamente de ser un proceso normal y fluido. Tras la acusación inicial presentada el pasado 17 de junio de 2005, Husein ha puesto en duda de forma casi constante la legitimidad del Alto Tribunal desde el inicio del juicio, el pasado 19 de octubre. Dos días después, las autoridades encontraban el cuerpo sin vida de uno de los abogados de la defensa, Saadoun al Janabi, al que se sumarían los asesinatos de sus colegas Adel al Zubeidi y Jamis al Obeidi, en noviembre de 2005 y junio de 2006, respectivamente.

Los jueces tambiéns se vieron afectados por el tumultuoso procedimiento. Uno de los cinco magistrados que formaban parte del tribunal abandonó su puesto tras descubrir que uno de los acusados podría haber estado implicado en el asesinato de su hermano, mientras que el juez principal, Rizgar Amin, también presentó su renuncia tras la presión ejercida por las presiones de los grupos chiíes, que denunciaban irregularidades en el proceso.

Pero el centro principal de este circo mediático y político siempre ha sido el propio Husein y su actitud desafiante. Desde el 7 de diciembre del año pasado, fecha en la que en plena sesión, "mandó al infierno" a un "tribunal injusto", el ex presidente iraquí ha realizado contínuas muestras de desdén a los magistrados, que culminaron con una huelga de hambre de casi un mes de duración y que llevó a Husein al hospital tras 17 días de ayuno ininterrumpido. Con la condena de hoy, Sadam Husein, una de las figuras más importantes en la historia reciente de Oriente Próximo parece tener su destino sellado.

LA HISTORIA DE UN EX DICTADOR

Nacido el 28 de abril de 1937, Husein, natural del pueblo de Al Awja, cerca de Tikrit, se unió a los 20 años de edad al partido árabe socialista Baaz. Durante la década de los 60, Sadam comienza su ascenso al poder. Tras dirigir la seguridad interna del partido, Husein inicia una purga de los principales miembros del partido, supervisa la nacionalización de la industria del petróleo en Irak y en 1979 consigue se convierte en máximo dirigente de la organización tras obligar a dimitir a al Bakr, provocando una nueva purga que se cobra la vida de cientos de oficiales y funcionarios.

En 1980, Sadam se presenta ante la comunidad internacional al invadir Irán, iniciando un conflicto que se prolongará durante ocho años y durante el cual el dictador sobrevive a un intento de asesinato en la localidad de Dujail, que se convertiría en la piedra de toque para su eventual condena a muerte, dictada hoy domingo. En 1987, miles de kurdos son asesinados dentro de la llamada campaña de Anfal.

La larga guerra contra Irán acaba con los sueños de Husein de convertir Irak en un país próspero, y la invasión de Kuwait en 1990 y la posterior guerra del Golfo terminan por forzar la salida del poder del ex dictador, que es descubierto en diciembre de 2003 por soldados estadounidenses en un búnker subterráneo de Adwar, al sur de Tikrit.

REACCIONES DIVIDIDAS

Las reacciones a la sentencia no se han hecho esperar. La Casa Blanca, a través de su portavoz Tony Snow, aseguró hoy en una entrevista que la sentencia no había sido programada para celebrarse en una fecha próxima a la celebración de los comicios legislativos estadounidenses; una idea que consideró "ridícula", aplaudiendo la independencia del sistema judicial iraquí.

Esa independencia ha sido criticada, sin embargo, por diversas ONG y grupos pro Derechos Humanos, que han denunciado la supuesta intervención del poder ejecutivo iraquí y de Estados Unidos, alterando la legitimidad del proceso.

Ayer, el primer ministro iraquí, Nouri al Maliki, declaró que espera que el ex dictador tenga "lo que se merece". Amnistía Internacional expresó su pesar por los comentarios, a los que consideró que se incluían dentro del marco de un juicio "injusto", según la organización. Para Amnistía, el mensaje que deben dar los tribunales iraquíes es el de "la justicia, y no el de la venganza", en palabras de su director en España, Esteban Beltrán.

Ziad al Jasawneh, antiguo jefe del equipo de abogados de Sadam Husein, aseguró que esperaban la sentencia de muerte desde el mismo comienzo del juicio. "Estaba preparado. Lo que ha pasado en el juicio de principio a fin es ilegal y sólo buscaba minar la legitimidad del presidente de Irak y otorgársela a la ocupación estadounidense de un país árabe", aseguró.

Así, los Gobiernos e instituciones europeos, incluyendo a España, han reconocido la gravedad de los cargos presentados contra el ex dictador, al tiempo que han expresado su más firme oposición a la pena de muerte dictada por el Alto Tribunal. La Presidencia finlandesa de la UE señaló hoy que el "establecimiento de la verdad y la responsabilidad de los crímenes cometidos por el anterior régimen iraquí" pero recordó la postura de la Unión Europea "contraria a la pena de muerte".

La postura oficial del Gobierno respecto a la sentencia puede definirse como aséptica. El presidente iraquí, Jalal Talabani, destacó la limpieza del juicio celebrado contra el ex dictador Sadam Husein; pero evitó comentar la sentencia de muerte conocida hoy por temor a la posible reacción de los iraquíes.

En las calles, y a pesar del toque de queda de carácter indefinido impuesto por Al Maliki en Bagdad y otras tres provincias, incluida Tikrit, la Policía iraquí y un grupo de asaltantes se han enfrentado en el distrito suní de Azamiya, en el norte de Bagdad, según informan varios testigos. En las calles de Bagdad, los chiíes han demostrado su júbilo ante la sentencia, mientras que la población suní ha entonado cánticos en apoyo al ex dictador en su ciudad natal de Tikrit, al grito de "Te vengaremos, Sadam".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies