Ahtisaari decide aplazar al 21 de febrero las negociaciones entre las partes sobre Kosovo

Actualizado 09/02/2007 16:18:29 CET

El enviado especial desea que Serbia concluya su proceso poselectoral antes de perfilar la propuesta que se presente ante la ONU

BELGRADO, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de la ONU para el futuro de Kosovo, Martti Ahtisaari, ha decidido posponer hasta el 21 de febrero las negociaciones previstas para el 13 de febrero en Viena sobre el estatus de la provincia serbia, a fin de que las autoridades de Belgrado concluyan el actual proceso poselectoral y que el Parlamento entrante elija a un nuevo equipo negociador.

Martti Ahtisaari presentó la semana pasada un plan para resolver el conflicto entre el Gobierno de Belgrado y los independentistas albano-kosovares de Kosovo en el que se propone que la provincia asuma funciones y atributos propios de los Estados, como dotarse de una Constitución y de símbolos nacionales y participar en las organizaciones internacionales, todo ello bajo la supervisión de la comunidad internacional. Ahtisaari ha invitado a los líderes de las dos partes implicadas a que perfilen en Viena el contenido del plan antes de que se lleve al Consejo de Seguridad de la ONU a finales de marzo.

El portavoz de la Oficina del Enviado Especial de la ONU para Kosovo (UNOSEK), Remi Durlo, declaró hoy a la agencia estatal serbia de noticias Tanjug que Ahtisaari podría reunirse en breve con las autoridades de Belgrado y que, por ello, seguramente sea necesario posponer la cumbre de Viena.

El propio Ahtisaari declaró hoy en Nueva York --citado por la cadena de radio serbia B92 tras reunirse con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon-- que el Gobierno serbio aún no le ha hecho ninguna petición formal al respecto, aunque se sabe que el presidente Boris Tadic es partidario del aplazamiento. Al respecto, el diario serbio 'Blic' aseguró hoy que las autoridades serbias habían pedido a Naciones Unidas que la reunión se aplazase hasta el 21 de febrero.

"Sé que Belgrado necesita algún tiempo para completar los procedimientos poselectorales y elegir al nuevo equipo negociador", afirmó el enviado de la ONU, citado por B92. "Yo puedo garantizar un aplazamiento de entre siete y diez días, pero el objetivo sigue siendo que la propuesta se defina a finales de marzo para su presentación ante el Consejo de Seguridad de la ONU", añadió Ahtisaari.

DEBATE POR PARTES

De momento, las autoridades serbias ya han pedido a Naciones Unidas que se debatan por separado la parte técnica y la relativa al estatus de la provincia de Kosovo contenidas en la propuesta de Martti Ahtisaari, según informó hoy el diario serbio 'Blic', que cita "fuentes bien informadas".

Según las citadas fuentes, la 'troika' europea que visitó el pasado miércoles Belgrado y Prístina no mencionó directamente la separación de las dos partes del documento, pero sí ha dado a entender que el conjunto de las propuestas podría aplicarse con distintos ritmos.

El documento de Ahtisaari consta de dos partes. La primera se refiere a las cuestiones legales y políticas, e incluye un asunto tan polémico como el derecho de Kosovo a concluir por sí misma acuerdos con vistas a su integración en los organismos internacionales.

La segunda parte consta de doce anexos, once de ellos referidos a cuestiones como la descentralización política, la economía, la protección de los bienes culturales o los derechos de las minorías. El decimosegundo especifica las leyes que Kosovo debería aprobar para aplicar los anteriores puntos.

El actual equipo negociador está trabajando muy activamente en la preparación de una propuesta de resolución sobre la posición de Serbia de cara a las conversaciones sobre el futuro de Kosovo, según confirmó ayer uno de los presidentes del equipo, Leon Kojen, citado por el diario 'Blic'.

Tras los debates y los posibles cambios, la resolución será sometida al nuevo Parlamento, el cual deberá también renovar el mandato del actual equipo negociador, al que pertenecen el presidente Boris Tadic, el primer ministro, Vojislav Kostunica, y numerosos expertos.

Al respecto, el ministro serbio de Economía, Predrag Bubalo, advirtió ayer de la necesidad de que se constituya cuanto antes un nuevo Parlamento que confirme el mandato del actual equipo negociador y adopte una postura definitiva respecto al plan sobre el futuro de Kosovo propuesto por Ahtisaari. Según Bubalo, citado por Tanjug y B92, el nuevo Gobierno podría quedar constituido el próximo 31 de marzo.

REUNIÓN EN BRUSELAS

Ahtisaari participará el próximo lunes en Bruselas en una reunión del Consejo de Ministros de la Unión Europea en la que seguramente se trate su propuesta sobre el futuro de la provincia serbia y sobre los siguientes pasos que se vayan a dar al respecto, según informaron fuentes de la Presidencia alemana de la UE.

El enviado especial coincidirá en Bruselas con el ministro serbio de Asuntos Exteriores, Vuk Draskovic, quien también participará ese mismo día en la reunión entre la 'troika' de la UE y los jefes de la diplomacia de los países balcánicos, que se celebrará al margen del Consejo de Ministros, según informaron fuentes diplomáticas a Tanjug.

Lo cierto es que los Estados miembros de la UE están divididos respecto al plan de Ahtisaari. El presidente eslovaco, Ivan Gasparovic, criticó hoy la propuesta de la ONU y afirmó que "no es posible que en pleno siglo XXI se concluya un acuerdo que resulte ventajoso para una parte y perjudicial para otra".

"La solución final para Kosovo debería aplazarse, permaneciendo entretanto la provincia bajo supervisión internacional", a la espera de un compromiso entre albano-kosovares y serbios, declaró Gasparovic ante el canal de televisión eslovaco TA3. "Después de la intervención de la OTAN en Serbia para proteger a los albano-kosovares, los aliados se olvidaron de proteger a los serbios", añadió.

ADVERTENCIA DE RUSIA El ministro de Defensa ruso, Sergei Ivanov, advirtió hoy de que la eventual independencia de Kosovo rompería el principio de "unidad territorial" que se había impuesto hasta ahora de manera "inamovible", al tiempo que aseguró que conceder esa soberanía a la actual provincia serbia podría implicar que no se pueda negar ese mismo beneficio a otras regiones "en Europa y el mundo".

En rueda de prensa tras la celebración del Consejo OTAN-Rusia en el marco de la reunión ministerial aliada en Sevilla, Ivanov señaló que utilizar con Kosovo otro "rasero", distinto al aplicado hasta el momento, tendría como consecuencia que otros territorios podrían plantearse beneficiarse de "ese mismo principio y proceso" para buscar su independencia. "Podemos abrir la Caja de Pandora y ello podría tener consecuencias imprevisibles", advirtió Ivanov.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies