La república separatista moldava de Transdniester decide mañana si desea unirse a Rusia

 

La república separatista moldava de Transdniester decide mañana si desea unirse a Rusia

Actualizado 16/09/2006 17:53:20 CET

Moldavia ha anunciado que no reconocerá el resultado, mientras Rusia no ha dicho que vaya a absorber la región

TIRASPOL (MOLDAVIA), 16 Sep. (EP/AP) -

La región de Transdniester, escindida de facto de Moldavia desde hace más de una década, tras una guerra que dejó 1.500 muertos, decidirá mañana si continúa con sus pretensiones de unirse a Rusia, en un reférendum que ha recibido críticas en la comunidad internacional porque podría sentar un precendente para otras repúblicas ex soviéticas.

El Gobierno de Moldavia ha advertido que de ninguna manera reconocerá los resultados de un plebiscito que también ha levantado temores en la Unión Europea y Estados Unidos. Las autoridades moldavas han pedido a Transdniester que vuelva a las negociaciones, prometiendo más autonomía para la región.

Mientras tanto, Moscú, que mantiene tropas en la zona desde que intervinieran para poner fin al conflicto en 1992, ha afirmado que el referéndum debería ser reconocido como una expresión democrática del deseo de un pueblo y de su frustración por las conversaciones estancadas con Moldavia.

Sin embargo, y aunque tradicionalmente ha apoyado a la región, el Kremlin todavía no ha dado muestras de que quiera absorber Transniester, una zona deprimida económicamente que no tiene frontera con Rusia.

"Sobre el terreno, nada cambiará después de este referéndum", consideró un analista político del Instituto moldavo para la Política Pública, Viorel Cibotaru. "Es sólo un experimento para Transdniester y la población. El peligro es que puede ser usado como una herramienta para un mayor juego por Rusia en otras zonas", agregó.

EFECTO DOMINÓ

Un plebiscito similar está previsto para el próximo noviembre en Osetia del Sur, región separatista de Georgia, un pequeña ex república soviética pro occidental que tienen frontera y una relación tensa con Rusia.

En Transdniester, unos 390.000 votantes registrados responderán a la pregunta sobre si quieren continuar el curso independentista de la región con el objetivo de una posible unión con Rusia, o abandonar sus pretensiones separatistas y unirse a Moldavia, que muchos perciben como un extranjero opresor. Los primeros resultados podrán conocerse a partir del lunes.

Moldavia, que en el pasado formó parte de Rumanía, ha convertido el rumano en lengua oficial del Estado y utiliza un alfabeto diferente, aunque el ruso está todavía muy extendido. Mientras, en Transdniester se habla ruso y casi el 60% de sus residentes son étnicamente rusos o ucranianos.

El resultado del referéndum está determinado a una simple mayoría de 'síes', pero la participación debe ser superior al 50% para que sea declardo válido. Los expertos han predicho una aplastante victoria del 'sí' a una posible unión con Rusia, aunque Moscú no haya prometido nada.

Los separatistas moldavos ven como un ejemplo el referéndum del pasado mayo en Montenegro, donde sus habitantes obtuvieron la independencia respecto a Serbia. Sólo un mes despúes, Montenegro fue acogido en la ONU. Sin embargo, al contrario que el caso de Transdniester, el plebiscito en Montenegro estaba autorizado por el Gobierno central.

Transdniester, que sueña con convertirse en un nuevo país europeo, ha disfrutado de independencia de facto desde hace 16 años. Tiene su propia bandera --roja y verde--, su moneda, su Ejército y un presidente. Con un salario medio de unos 78 euros, la región ha sufrido de un importante éxodo que en los últimos años ha hecho disminuir su población en un 20%.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies