El muro y los presos en Israel son causa del aumento de estrés en la población palestina

Actualizado 28/12/2006 17:14:34 CET

Las mujeres palestinas sufren la violencia por partida doble debido a la lucha por la independencia y la condición de ser mujer

BELÉN (CISJORDANIA), 28 Dic. (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Cristina Bonillo) -

La Plataforma de Mujeres Artistas contra la Violencia de Género ha regresado a España con una 'hoja de ruta por la paz' en Oriente Próximo completada por asociaciones de mujeres palestinas, que hicieron hincapié durante la semana que la delegación española ha permanecido en Cisjordania, en que dicho documento -que está previsto sea presentado al Ejecutivo español- haga menciones especiales a la situación de los presos palestinos en cárceles israelíes y a la construcción de muro, que está convirtiendo a muchas de la ciudades palestinas en auténticas cárceles, factores que son causa de estrés en la población.

Durante los diversos encuentros que se produjeron a lo largo de la semana entre la delegación española y los grupos palestinos, las españolas pusieron especial énfasis en que su propuesta reivindica fundamentalmente el fin de la ocupación israelí, la necesidad de una paz justa, la exigencia del cumplimiento de la legalidad internacional y la reivindicación del papel de las mujeres en la salida al conflicto , pero afirmaron que es necesario que la propias mujeres palestinas incluyeran sus propias reivindicaciones en esta hoja de ruta con perspectiva de género.

Así, representantes de varias asociaciones de mujeres, entre ellas Comité de Formación de las Mujeres, Paz y Justicia, Unión de mujeres árabes en Beit Sahour, Unión de Mujeres Árabes en Belén, Unión General de Mueres Palestinas, Unión de Asociaciones de Trabajo Femenino en Belén, Asociación de Desarrollo de los Derechos de la Mujer (TAM), recalcaron la necesidad de incluir un punto que haga referencia a la existencia de miles de palestinos y palestinas en las cárceles israelíes, ya que según señalaron no se podrá trabajar en una paz justa y duradera mientras no se solucione este asunto. Además, las representantes denunciaron que hasta ahora las resoluciones internacionales nunca han trabajado en el tema de los presos.

Por otra parte, las mujeres palestinas resaltaron la difícil situación de la mujer en los territorios palestinos, en parte debido al contexto político y de ocupación que se vive desde hace décadas. Las mujeres palestinas son víctimas de una gran violencia, algo que se puede verificar comprobando el número de mujeres que solicitan ayuda psicológica.

Esto se debe a que el bloqueo económico, el muro , los puestos de control hebreos, y otros componentes de la vida cotidiana palestina, son factores del aumento de estrés en la población femenina y masculina palestina, pero afecta especialmente a las mujeres por el aumento de la presencia del hombre en el hogar, debido a la alta tasa de desempleo existente. La frustración y el enfado de los hombres se proyecta en muchas ocasiones sobre sus familias y en especial sobre sus mujeres. A todo ello hay que añadir, que cuando los hombres de la casa son asesinados o encarcelados, la mujer debe cargar todo el peso sobre su espalda y asumir el papel principal en situaciones muy difíciles. Otro de los indicadores de esta violencia contra las mujeres es el aumento de los crímenes de honor, así como el aumento de los divorcios y de los matrimonios de las mujeres en edades tempranas, explicaron las representantes de la Unión General de Mujeres Palestinas.

Sin embargo y pese a todas las dificultades a las que la mujer palestina hace frente hoy en día, todas las asociaciones se declararon "orgullosas" de lo logros conseguidos en cuanto a la avance de los derechos de la mujer en los territorios palestinos. Como ejemplo pusieron las últimas elecciones, en el que se duplicó el número de mujeres que participaron respecto a los anteriores comicios. Esto, según ellas, demuestra una madurez en la población palestina para trabajar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Por ello otra de las peticiones de las asociaciones para incluir en la hoja de ruta por la paz fue un llamamiento a la comunidad internacional para que asuma la responsabilidad moral de hacer respetar los derechos de las mujeres palestinas.

La lucha de las palestinas por sus derechos es diferente a las de otra mujeres árabes por lo que implica la ocupación israelí. La lucha social, insistieron, es doble: una por la igualdad hombre-mujer, y otra nacional, para materializar un Estado palestino libre y soberano. En este sentido las mueres hicieron hincapié en que la peor violencia que se sufre es la causada por al ocupación israelí de territorios palestinos y es por ellos que, independientemente de las tendencias políticas, el objetivo ultimo de todas es acabar con ella.

SITUACIÓN POLÍTICA DE LA MUJER

Actualmente, la representación femenina en el Consejo Legislativo Palestino (Parlamento) es del 5,9 por ciento, lo que se traduce en que, de los 88 miembros, cinco son mujeres. Pese a que puede parecer un número escaso, es mejor que la situación anterior, en la que sólo había dos mujeres en el Consejo. Sin embargo, el objetivo marcado para las próximas elecciones será obtener 17 diputadas en el Parlamento, según explicaron.

La situación es mejor en el ámbito municipal, y en los últimos comicios, más de 500 mueres se presentaron como candidatas, y muchas de ellas fueron elegidas. Un buen ejemplo de esto es el Ayuntamiento de Ramala, capital administrativa de los Territorios Palestinos, que alberga la sede del Parlamento, donde la alcaldía la ostenta una mujer, Janette Jouri, palestina cristiana de 62 años. El objetivo marcado es que el 20% de los cargos oficiales sean ocupados por mujeres, algo que reconocieron, puede ser difícil de aceptar para el sector masculino. En el actual Gobierno palestino de Hamás, sólo hay una ministra, mientras que el objetivo de cara a un próximo Ejecutivo es que ostenten al menos cinco carteras.

La otra propuesta de alas asociaciones palestinas a tener en cuenta fue la de añadir al documento una mención especial al muro de Cisjordania, que Israel está construyendo APRA separar a las ciudades palestinas del resto del territorio y que está dejando a los habitantes encerrados en pecunias cárceles de las que resulta difícil salir o entrar. Con la construcción del muro, el número de puestos de control militar israelíes fijos ha aumentado hasta los 528, lo que limita el movimiento de la población palestina considerablemente en Cisjordania. El Muro ha dividido pueblos y ciudades y ha convertido al Territorio Palestino en una cárcel, denunciaron.

La Unión General de Mueres Palestinas quiso recordar que todas las noches del año los soldados israelíes entran en algunas casas y encierran a las familias palestinas en sus propias casas convirtiéndola en una cárcel. "En el mundo se tiene una imagen de Israel como un pequeño estado rodeado de enemigos peligrosos" pero no se mencionan las dificultades que la población palestina tiene para ejercer su libertad y moverse libremente, señaló la Unión, recordando que además, hay 120.000 palestinos con pasaporte extranjero que no pueden entrar en territorio palestino por la restricción de visados que aplica Israel.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies