El embajador palestino en Madrid pide un "papel más activo" a la UE y en particular a España

Actualizado 14/07/2006 17:35:41 CET

Acusa a Israel de practicar un "nuevo Apartheid" y defiende la intervención de la ONU en la región

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El embajador palestino en Madrid, Musa Amer Odeh, reclamó hoy un "papel más activo" de la comunidad internacional, y en especial de la Unión Europea y de España, cuyo Gobierno, dijo, "es el más cercano" a los palestinos, para que se ponga fin cuanto antes a la "agresión" israelí en los territorios palestinos pero también en Líbano. En este sentido, afirmó que los palestinos darían "la bienvenida" a una intervención de la ONU en la región, pero Israel no lo permite.

En una entrevista concedida a Europa Press, Odeh subrayó que el pueblo palestino está viviendo una "tragedia" por el "asedio" de las fuerzas israelíes "sin la intervención de la comunidad internacional" en lo que calificó de un "nuevo Apartheid". Por ello, consideró que se debería "presionar" a Israel para que ponga fin a esta situación que, dijo, "no está relacionada con el secuestro de un soldado" por parte de milicianos israelíes.

La situación en la franja de Gaza es "una catástrofe" ya que Israel "está destruyendo las infraestructuras" y "está sometiendo a un asedio a la población". Además, denunció, las fuerzas israelíes "están tomando como objetivo a civiles" y "más de 30 de las víctimas eran niños". "Es una vergüenza que esto esté ocurriendo en el siglo XXI sin la intervención de la comunidad internacional", opinó.

Para Odeh, la actual operación en la franja de Gaza no es una operación en respuesta al secuestro del soldado israelí por milicianos palestinos el 25 de junio, sino que, "este plan estaba preparado al menos tres o cuatro meses antes". En su opinión, Israel podría acceder a la exigencia de los secuestradores de liberar a presos palestinos como ya hizo en el pasado con Hezbolá o con Al Fatá. "El soldado israelí debe ser liberado y los palestinos en las cárceles israelíes también", aseveró.

"La vida del soldado israelí es muy importante para la comunidad internacional y nosotros podemos estar de acuerdo" con ello, "pero la vida de los palestinos también es importante", resaltó. Sin embargo, lamentó, "no estamos escuchando los mismos llamamientos de la comunidad internacional para que se libere a los más de 10.000 palestinos en cárceles israelíes".

"Necesitamos ver que hay un equilibrio y una intervención justa de la comunidad internacional para detener la ocupación y la agresión israelí y dar a los palestinos los mismos derechos que están dando a todos los seres humanos en el mundo", señaló, reclamando a la comunidad internacional un "papel más activo", en especial "por parte de nuestros amigos de la Unión Europea".

Los palestinos, afirmó, cuentan con que los europeos actúen para "detener la agresión y el terrorismo de Estado de los israelíes". Según Odeh, Europa es "nuestro amigo más próximo y nuestro vecino más cercano" y a los europeos les "interesa que haya paz y estabilidad en nuestra región" y esto pasa "por el fin de la agresión israelí". "Esperamos más apoyo y solidaridad de la UE y un papel más activo para proteger a nuestro pueblo", añadió.

PETICION A ESPAÑA

En el caso de España, el embajador destacó que "el Gobierno español es un gobierno amigo y el más cercano a los palestinos", al igual que los españoles, y "les estamos muy agradecidos del apoyo que recibimos", pero, añadió, "queremos que tenga un papel más activo en la protección de los palestinos de la agresión y la ocupación israelí".

Odeh, que consideró que el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, es "el mayor experto en el conflicto en nuestra región y amigo de nuestro pueblo", dijo que entiende sin embargo que "España forma parte de la UE y hay una relación con la posición de la UE".

En este sentido, lamentó que la UE "esté en contra de mantener contactos con el Gobierno palestino de Hamás" y pidió que "no se castigue al pueblo palestino y que se ponga fin a este castigo colectivo". Odeh pidió a los europeos que "se pongan en la piel" de los palestinos "por un momento" para entender su sufrimiento. "Confíamos en que nuestros amigos españoles harán todo lo posible en la UE para encontrar el modo para entregar el apoyo que necesitamos", aseveró.

Por otra parte, dijo que los palestinos darían "la bienvenida a cualquier intervención de la ONU porque los palestinos no tenemos ningún interés en la guerra, nuestro interés está en la paz y la justicia, que no pueden alcanzar sin el fin de la ocupación". Sin embargo, los israelíes no lo permiten y Estados Unidos tampoco ayuda. "Queremos que los americanos sean más equilibrados y ayuden a los palestinos y a los israelíes", deseó.

Según el representante de la Autoridad Palestina en España, la situación que se vive en los territorios "es un nuevo Apartheid como el que hubo antes en Sudáfrica". Por ello, y puesto que la ONU "interviene en todos los conflictos del mundo" y la comunidad internacional también intervino en el caso de Sudáfrica, abogó porque como entonces se aisle y boicotee a los israelíes.

DEFENSA DE LA LIBERTAD DE LOS PALESTINOS

El diplomático palestino aseguró que para los palestinos "la vida de un ser humano es muy importante" al igual que su dignidad y su libertad. Pero, denunció, "nuestra vida está siempre en peligro debido a la ocupación, y no tenemos ni libertad ni dignidad" por este mismo motivo. Por eso, añadió, los palestinos desean "tener los mismos derechos que la comunidad está dando ahora a los israelíes" ya que, "si se están defendiendo a sí mismos, ¿qué pasa con nosotros?".

Según el presidente estadounidense, George W. "Bush, los israelíes tienen derecho a defenderse, pero ¿qué pasa con los palestinos que están bajo ocupación, que son muertos todo los días, cuyas casas son demolidas todos los días, cuyos territorios son confiscados todos los días?", se preguntó.

Así, que "cuando los israelíes tienen derecho a defender a sus ciudadanos, tienen derecho a hacerlo en sus territoros no en los nuestros" ya que esto es "un acto de agresión y una violación del Derecho internacional". "Desgraciadamente, la comunidad internacional está tratando las consecuencias del conflicto, pero no con las raíces que son la ocupación". "Si no se pone fin a esta ocupación el sufrimiento continuará y mucha gente inocente, tanto del lado palestino como del israelí pagará su precio".

En este punto, reiteró su llamamiento a la comunidad internacional a que "presione a Israel para que se retire de nuestros territorios, para que reanuden las conversaciones con los palestinos en presencia de la comunidad internacional en base al Derecho internacional y las resoluciones de la ONU para poner fin para siempre a la ocupación y para ayudar a los palestinos a tener un Estado independiente y soberano". Esto permitiría, dijo, restablecer la "cooperación entre dos estados independientes en lugar de la guerra, el derramamiento de sangre y el odio".

Pero, lamentó que los israelíes "no crean en el diálogo, en una solución política, sólo creen en su poder militar". Sin embargo, advirtió de que "no puede haber una solución mediante el poder militar, sino a través de medios políticos". Tampoco cabe esperar, añadió, "que los palestinos abandones y se rindan". "Nunca lo harán", concluyó.

Según Odeh, los ataques que Israel está llevando a cabo contra Líbano tras el secuestro de otros dos militares por parte de la milicia chií libanesa Hezbolá ha llevado a una "situación muy peligrosa y afectará a la estabilidad de toda la región". También en este caso, consideró que la comunidad internacional tiene que intervenir de forma inmediata. En cuanto a la posibilidad de que después de atacar Líbano Israel pueda volver sus ojos hacia Siria, el embajador opinó que "si la comunidad internacional no detiene a los israelíes puede que estos sientan que se les está animando a hacerlo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies