Haniyeh advierte de que los palestinos se mantendrán firmes pese a los arrestos y ataques israelíes

 

Haniyeh advierte de que los palestinos se mantendrán firmes pese a los arrestos y ataques israelíes

Actualizado 30/06/2006 22:26:11 CET

La mediación egipcia fracasa pese a conseguir el compromiso de Hamás de liberar al soldado

JERUSALEN, 30 Jun. (EP/AP) -

El primer ministro palestino, Ismael Haniyeh, salió hoy de la situación de silencio en que se encontraba desde que Israel iniciara su ofensiva en la franja de Gaza tras el secuestro de uno de sus soldados el pasado domingo, para garantizar a sus simpatizantes que los palestinos "se mantendrán firmes" a pesar del arresto por parte de Israel de ocho ministros de su Gabinete. Mientras, el Ejército israelí continuó efectuando ataques, en uno de los cuáles murió un miliciano de las Brigadas de los Mártires de Al Qasa en la ciudad cisjordana de Nablús.

Aunque Haniyeh no hizo referencia directa a la exigencia de Tel Aviv de que las milicias palestinas liberen al cabo israelí Gilad Shalit, el primer ministro dio a entender que su Gobierno no aceptará un intercambio de éste por los ministros y 56 oficiales de Hamás arrestados ayer.

"Cuando ellos raptaron a los ministros querían secuestrar la posición del Gobierno, pero ninguna posición será secuestrada y ningún Gobierno caerá", añadió.

El Gobierno israelí dio un paso más en su política de presión y hoy revocó el permiso de residencia en Jerusalén a cuatro altos dirigentes de Hamás, incluido un ministro del Gabinete, lo que les impedirá residir en la ciudad y viajar libremente por Israel, según informaron fuentes gubernamentales.

En un desafiante discurso desde una mezquita en Gaza, Haniyeh indicó además que la ofensiva de Israel en Gaza, no tenía por único objetivo liberar al soldado, sino que forma parte de un plan que tiene por finalidad derrocar al Gobierno palestino liderado por Hamás.

"Esta guerra es profunda y forma parte de un plan premeditado", añadió. Asimismo, Haniyeh aseguró que su Gobierno continuará trabajando duro para poner fin a los enfrentamientos con Israel.

Mientras, un miembro de la dirección política de Hamás exiliado en Damasco, Mohamed Nazal, afirmó que el Gobierno israelí no está intentando negociar en serio la liberación del soldado, sino únicamente tratando de ganar tiempo para intentar descubrir su paradero y liberarlo.

Por otro lado, el primer ministro señaló que estaba en contacto con líderes árabes, musulmanes y europeos en un intento por solucionar la crisis. "Hemos mantenido contactos con los egipcios, con el presidente (palestino) Mahmud Abbas y con muchos partidos para poner fin a este asunto de la manera adecuada, pero la escalada de violencia israelí complica las cosas y las hace más difíciles", sostuvo.

No obstante, Haniyeh aseguró a los palestinos que su Gobierno continuará adelante con sus funciones, a pesar de que más de un tercio de los ministros se encuentran presos en cárceles israelíes. "El Gobierno continuará adelante con su trabajo y sus responsabilidades", espetó.

MÁS ATAQUES

Aunque el Ejército israelí no se ha decidido aún por invadir Gaza, no cesó por ello en sus ataques a diversos objetivos palestinos. Así, la fuerza aérea dirigió anoche sus disparos contra el Ministerio del Interior del Gobierno palestino y una oficina de Al Fatá, así como contra un campo de entrenamiento de Hamás, situado en las afueras de Gaza. Mientras, se informó de la muerte del líder local de la Yihad Islámica a consecuencia de las heridas sufridas en un ataque aéreo anterior.

Quien sí perdió la vida hoy fue un miliciano de los Mártires de Al Aqsa por disparos del Ejército israelí durante un enfrentamiento armado en un cementerio de Nablús, según anunciaron fuentes de seguridad palestinas.

Finalmente, un misil de la Fuerza Aérea Israelí impactó contra un coche en Gaza, causando una enorme explosión en la que según la Radio Israelí resultaron heridas dos personas, informó el diario 'Jerusalem Post'.

Cuatro hombres, presuntos responsables del lanzamiento de cohetes Qassam contra territorio israelí, viajaban en el vehículo. Los misiles no impactaron directamente contra el vehículo pero explotaron cerca de él y las cuatro personas pudieron salir corriendo, informaron testigos, que identificaron a los ocupantes como miembros de la Yihad Islámica.

DIPLOMACIA

Por otra parte, hoy continuaron los movimientos diplomáticos de la comunidad internacional para conseguir la puesta en libertad del militar de una forma pacífica. Según el presidente de Egipto, Hosni Mubarak, citado hoy por el diario egipcio progubernamental 'Al Ahram', Hamás llegó a un acuerdo con los mediadores egipcios para liberar al soldado, pero el Gobierno de Israel rechazó las condiciones.

"Los contactos egipcios con varios dirigentes de Hamás dieron unos primeros resultados positivos mediante un acuerdo condicional para entregar al soldado lo antes posible para impedir un aumento de la violencia", declaró Mubarak al diario. "No obstante, no se llegó a un acuerdo con Israel sobre ello", añadió.

El presidente egipcio aseguró que había pedido al primer ministro israelí, Ehud Olmert, que "no se apresurase" con una ofensiva militar y que "diera más tiempo para encontrar una solución pacífica al problema del soldado secuestrado".

Mientras, el Kremlin informó hoy en un comunicado que Olmert ha telefoneado al presidente ruso, Vladimir Putin, para informarle y discutir sobre la ofensiva del Ejército hebreo en Gaza. Según Moscú, Putin trasladó a Olmert los esfuerzos rusos para ayudar a resolver la crisis y que se retome el proceso de paz.

ONU

Por otra parte, el Consejo de Seguridad de la ONU convocó una reunión urgente que debe analizar esta tarde la crisis que atraviesa Oriente Próximo. La sesión fue solicitada ayer en una carta al secretario general de la ONU, Kofi Annan, del embajador de Qatar, Abdulaziz al Nasir, quien planteó la necesidad de adoptar una resolución que exija a Israel detener sus acciones.

No obstante, el embajador de Estados Unidos ante el organismo internacional, John Bolton, consideró que una resolución podría agravar la situación, por lo que sería más conveniente una declaración presidencial del Consejo de Seguridad.

Los organismos de la ONU que asisten a la población palestina han notificado que esta crisis ha provocado un deterioro enorme de las condiciones humanitarias en ese territorio ocupado. De hecho, el Programa Mundial de Alimentos (PAM) advirtió hoy de que la crisis humanitaria que sufren los palestinos en Gaza se ha agravado aún más con el corte de electricidad producto de la incursión del Ejército israelí.

El portavoz del organismo, Simon Pluess, señaló que sin electricidad no funcionan los refrigeradores y esto afecta a alimentos perecederos y medicamentos. Además, las panaderías no pueden producir pan, un alimento básico en la dieta palestina.

"La inseguridad agrava la crisis alimentaria porque la gente teme salir de su casa y no puede ir a comprar comida. En el caso de los más pobres, no pueden ir a recoger los restos de alimentos que sobran en los mercados", explicó el portavoz.

Para tratar de paliar la crisis, la Cruz Roja Internacional ha solicitado a Israel que permita a sus equipos entrar en la franja de Gaza y administrar cuidados médicos y ayuda humanitaria, según informó hoy la radio pública israelí.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies