Liberados los dos periodistas de la Fox secuestrados hace casi dos semanas

 

Liberados los dos periodistas de la Fox secuestrados hace casi dos semanas

Actualizado 27/08/2006 21:26:10 CET

Ambos reporteros instaron a sus colegas de profesión a que no se dejen atemorizar y continúen informando desde Gaza

CIUDAD DE GAZA, 27 Ago. (EP/AP) -

Los dos periodistas de la cadena norteamericana Fox secuestrados en la franja de Gaza el pasado 14 de agosto han sido liberados hoy por sus captores. El cámara neozelandés Olaf Wiig, de 36 años, y el redactor estadounidense Steve Centanni, de 60, en buen estado de salud, han pedido a los periodistas extranjeros que no se dejen atemorizar y sigan informando desde los Territorios Palestinos.

Los dos reporteros fueron puestos en libertad después de casi dos semanas de cautividad, durante la que les mantuvieron atados en posiciones dolorosas y con los ojos vendados, y tras ser obligados a convertirse al Islam a punta de pistola.

Después de su liberación, los dos hombres se reunieron con el primer ministro palestino, Ismail Haniyeh, en el hotel Beach, hasta donde fueron conducidos por las fuerzas de seguridad palestinas, ya vestidos con ropas occidentales. Poco después abandonaron el lugar y se dirigieron hacia territorio israelí, no sin antes comparecer brevemente ante los medios de comunicación.

"Quiero dar las gracias a todo el mundo. Estoy feliz de estar aquí. Espero que esto nunca espante a un solo periodista y haga que deje de venir a Gaza a cubrir la historia, porque la población palestina es maravillosa, con un corazón amable", declaró Centanni a los periodistas, en una rueda de prensa en el hotel junto a Haniyeh. "El mundo necesita saber más sobre ello. No os desaniméis", agregó.

Wiig también dijo estar preocupado porque el secuestro pueda asustar a los periodistas. "Mi gran preocupación realmente es que como resultado de lo que nos ha ocurrido los periodistas extranjeros no estén desanimados para venir a contar la historia, sería una gran tragedia para la población de Palestina", dijo el cámara. "Nos necesitan en las calles, y necesitan que la gente sea consciente de su historia", agregó.

La esposa de Wiig, Anita McNaught, agradeció a las autoridades palestinas y a la Fox sus esfuerzos para liberar a los dos hombres, que no quisieron responder a las preguntas de los periodistas. Después viajaron hacia el cruce de Erez, por donde entraron a Israel.

Posteriormente, en una conversación telefónica con su cadena de televisión, Centanni relató que durante su cautiverio, fue mantenido en ocasiones boca abajo en un garaje oscuro y atado en posiciones dolorosas. "Si intentábamos levantarnos, lo que hice alguna vez, nos obligaban a permanecer boca abajo, golpeándonos con algo en la cabeza", indicó.

El estadounidense explicó que fueron secuestrados por cuatro hombres enmascarados en una calle de la Ciudad de Gaza. Después de cubrirles sus cabezas y trasladarles a un lugar desconocido en un coche pequeño, los secuestradores les quitaron sus posesiones y les ataron las manos a la espalda. "Todavía tengo algo doloridas las muñecas", explicó.

CONVERSIÓN AL ISLAM

Además, contó que Wiig se vio obligado a punta de pistola a hacer declaraciones, incluyendo la de que se habían convertido al Islam. "Estoy un poco emocionado porque esto es insoportable, pero estoy bien. Estoy contento de estar libre", indicó Centanni.

La liberación de los periodistas fue anticipada horas antes por el Gobierno palestino. Poco antes, esta misma mañana, los secuestradores emitieron un nuevo vídeo de ambos, acompañado de un comunicado en el que se decía que los dos reporteros se habían convertido al Islam.

En un fragmento del vídeo, Wiig aparecía vestido con un atuendo musulmán, una túnica beige, sentado en el suelo con las piernas cruzadas y leyendo en voz alta unas notas desordenadas. "Son los helicópteros Apache fabricados en Estados Unidos los que que lanzan los misiles de fuego infernal que matan a los habitantes de Gaza", afirmaba sin ninguna expresión en la cara. El cámara leyó también una bendición islámica en árabe, siguiendo el texto con el dedo.

"El pueblo de Gaza ha sufrido durante muchos años en lo que es de facto un campo de concentración. No han sido libres para ir y venir. Algunos dicen que todo esto empezó por el 11-S, pero no es verdad", prosigue su declaración. En otro fragmento, Centanni asegura que se ha convertido al Islam y levanta su dedo índice para hacer un juramento.

El pasado miércoles se dio a conocer el primer vídeo desde que ambos fueran secuestrados el 14 de agosto, cuando se encontraban en su furgoneta cerca del cuartel general de los servicios de seguridad palestinos en la ciudad de Gaza.

Aunque las distintas milicias palestinas han secuestrado extranjeros en otras ocasiones, esta es la primera vez que la retención de los extranjeros ha durado tanto tiempo.

El grupo secuestrador, las hasta entonces desconocidas Brigadas Santas de la Yihad, exigió en un comunicado la liberación de los presos musulmanes encarcelados en Estados Unidos en un plazo de tres días a cambio de Centanni y Wiig.

El primer ministro palestino, Ismail Haniyeh, afirmó hoy que los secuestradores no tenían relación con Al Qaeda, y añadió que "Al Qaeda como organización no existe en la Franja de Gaza".

El secuestro del cámara neozelandés y el redactor estadounidense despertó algunas dudas porque no seguía el patrón habitual de los secuestros de extranjeros en Gaza, que solían ser liberados a las pocas horas.

Por su parte, el grupo islamista Hamás, que dirige el Gobierno, ha insistido en que no tenía ninguna pista sobre la identidad de los captores, pero en los últimos días responsables del Ejecutivo empezaron a asegurar que los secuestrados se encontraban bien y que serían liberados pronto.

El ministro palestino de Interior, Said Siyam, aseguró hoy que no espera que otros periodistas extranjeros que se encuentren en Gaza se enfrenten al riesgo de ser secuestrados. "En principio hay una promesa de que esto no se repetirá", aseguró, sin explicar en qué consiste este compromiso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies