Mubarak recibe a palestinos e israelíes en plena conmoción por la victoria de Hamás

 

Mubarak recibe a palestinos e israelíes en plena conmoción por la victoria de Hamás

Actualizado 01/02/2006 21:02:51 CET

El Cairo exige a Hamás que se desarme y reconozca a Israel, mientras se suceden informaciones contradictorias sobre la postura de Abbas

JERUSALÉN/EL CAIRO, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Egipto se convirtió hoy en el centro de los dimes y diretes de la política palestina, particularmente convulsionada por la victoria, el pasado 25 de enero, del Movimiento para la Resistencia Islámica (Hamás) en las elecciones parlamentarias palestinas.

El presidente Hosni Mubarak se reunió hoy en El Cairo con el mandatario palestino, Mahmud Abbas, y con la ministra israelí de Exteriores, Tzipi Livni. Tras estas entrevistas, Egipto anunció que exigirá a Hamás que se desarme y que reconozca a Israel, y fuentes israelíes informaron de que Abbas se comprometió ante Mubarak a rechazar cualquier acuerdo de gobierno con la organización islámica mientras ésta no se desarme. No obstante, fuentes de Al Fatá aseguraron que Abbas se reunirá el viernes con la directiva de Hamás para hablar del futuro Gobierno.

Las fuentes diplomáticas israelíes citaron como fuente al jefe de la Inteligencia egipcia, Omán Suleimán, quien estuvo presente en la reunión entre Abbas y Mubarak. No obstante, un alto responsable del movimiento Al Fatá --una persona muy próxima a Abbas que hizo estas declaraciones bajo anonimato-- desmintió posteriormente desde Ramala este supuesto compromiso del presidente palestino e incluso aseguró que Abbas se reunirá el próximo viernes en Gaza con la dirección de Hamás con vistas, precisamente, a la formación del nuevo Gobierno.

En caso de que se celebre esta reunión de Gaza, uno de los temas más conflictivos será, seguramente, el control de las fuerzas de seguridad palestinas. El cabeza de lista de Hamás en las elecciones, Ismail Haniyeh, advirtió anoche de que su formación se opone a que el Gobierno transfiera el control de las fuerzas de seguridad al presidente Abbas.

En declaraciones al diario israelí 'Haaretz', Haniyeh recordó que Abbas dimitió en su momento del cargo de primer ministro precisamente por su oposición a que el control de las fuerzas de seguridad recayera en el entonces presidente palestino, el fallecido Yasir Arafat.

EXIGENCIAS DE EGIPTO

Tras la reunión entre Mubarak y Abbas, Omar Suleimán aseguró ante la prensa que el Gobierno egipcio tiene intención de pedir a Hamás que reconozca a Israel, que se desarme y que respete los acuerdos de paz. "Nadie negociará con ellos hasta que abandonen la violencia, reconozca a Israel y acepten los acuerdos de paz, incluida la 'Hoja de ruta'", declaró Suleimán, quien en los próximos días viajará a Damasco y Beirut, donde podría entrevistarse con el líder supremo de Hamás, el exiliado Jaled Meshal, residente en Siria.

"Deseo que alguna vez inicien negociaciones con Israel", declaró Suleimán, aun admitiendo que convencer a Hamás para que cambie sus estrategias y sus ideas respecto a Israel llevará su tiempo, por lo menos "seis meses o más". "Son radicales y será difícil convencerles para que den un giro de 180 grados", prosiguió.

Por si fuera poca la actividad diplomática, el mandatario egipcio también se entrevistó hoy en la capital con la jefa de la diplomacia israelí, Tzipi Livni, quien efectuó hoy su primer viaje oficial a Egipto desde que fue nombrada para el cargo el pasado mes de enero.

La reunión, que duró hora y media, estuvo dedicada a analizar la victoria de Hamás, según informó la radio pública israelí. No obstante, el encuentro se celebró a puerta cerrada y no ha transcendido el contenido exacto de la conversación.

DELEGACIÓN DE HAMÁS

Por otra parte, una delegación de diputados de Hamás partió hoy hacia Egipto, a través del paso de Rafá (sur de la franja de Gaza), para entrevistarse con Jaled Mashaal, presente estos días en la capital egipcia, y con los representantes del Gobierno egipcio que seguramente mediarán en las negociaciones políticas entre el movimiento y Abbas. La delegación está encabezada por Said Siyam, diputado por la ciudad de Gaza.

Medios diplomáticos han dado a entender que Abbas se podría reunir esta misma semana en El Cairo con Jaled Mashaal. Se trataría del primer encuentro entre ambos desde el pasado mes de julio, cuando Abbas lo visitó en Siria. Hamás pretende que Egipto le ayude a convencer a Al Fatá para que se una a un posible Gobierno de coalición.

Por otra parte, el 'número dos' de Hamás, Mussa Abu Marzuk, ofreció hoy una renovación del alto el fuego con Israel con vistas a "aplacar" a los países occidentales, al tiempo que rechazó el llamamiento hecho por el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, quien en su discurso a la nación pidió anoche al movimiento que se desarme y reconozca al Estado de Israel.

"No podemos aceptar estas condiciones y el presidente de Estados Unidos debe aceptar la realidad, y es que el pueblo palestino ha ejercido su derecho democrático a elegir, con mecanismos básicamente occidentales, y ha elegido a Hamás", declaró Abu Marzuk, quien vive exiliado en Damasco, a The Associated Press. Bush "debe aceptar a Hamás tal como es", añadió.

"Comprendo que los países occidentales necesiten que la región esté en calma, sin conflictos, y sabemos que es posible alcanzar este objetivo", admitió Abu Marzuk. "La tregua es uno de los proyectos que podríamos negociar", prosiguió. "Creo que podría aplacar a todo aquel que quiera escuchar las opiniones de Hamás y conversar con Hamás", agregó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies