Palestinos de todas las formaciones expresan su apoyo y su alegría por el acuerdo de La Meca

Actualizado 09/02/2007 13:57:27 CET

Los disparos dejan paso a los fuegos artificiales en las calles palestinas

JERUSALÉN, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El acuerdo alcanzado en La Meca entre el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, y el líder en el exilio del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), Jaled Meshaal, para la formación de un Gobierno de unidad nacional ha sido muy bien recibido por todos los palestinos, miembros de facciones políticos y militares y ciudadanos de a pie.

Según informó la agencia de noticias Maan, cientos de personas salieron a las calles en cuanto se supo la noticia, y hoy continuaban manifestando su alegría públicamente, con disparos al aire y fuegos artificiales, y banderas de Al Fatá y Hamás que por primera vez en meses aparecían entremezcladas.

Mientras, los grupos políticos de los territorios palestinos mostraron también de manera unánime su apoyo por el inicio de una unidad que puede acabar con meses de enfrentamientos y permitir el fin del bloque internacional que ha llevado a la población al borde de una crisis humanitaria a gran escala.

En Cisjordania, el movimiento Al Fatá pidió a sus simpatizantes que salieran a las calles para mostrar su apoyo al acuerdo, mientras lanzaban también un llamamiento para que protegieran la mezquita de Al Aqsa, en la Explanada de las Mezquitas, donde Israel está llevando a cabo obras que han desencadenado protestas en todo el mundo musulmán.

El movimiento celebró el acuerdo y agradeció al rey Abdulá de Arabia Saudí que supervisara la firma del acuerdo. El portavoz de Al Fatá en Cisjordania, Fahmi Azzaarir, explicó a Maan que su formación considera las celebraciones palestinas como una muestra de apoyo y desea que los enfrentamientos terminen.

"Este acuerdo devolverá la esperanza a las masas y las facciones volverán al interés nacional para resistir al ocupación (en la batalla) por la independencia", agregó.

Por su parte, el Movimiento de Resistencia Islámica también consideró, en un comunicado enviado a la agencia palestina, que este acuerdo es un éxito para todo el pueblo palestino. "El acuerdo para la formación de un Gobierno de unidad nacional es una buena noticia, representa un acuerdo en todos los asuntos donde había puntos de discordia en la arena palestina", sostiene la organización.

Asimismo, en el comunicado, Hamás aseguró que el pueblo palestino "espera el anuncio de un acuerdo sobre la restructuración de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), de una manera que garantice la participación de toda la comunidad palestina en las decisiones políticas y fatales que puedan proteger los derechos (de los palestinos) y mantener los principios fundamentales".

El acuerdo se firmó el La Meca, ciudad santa del Islam, y ante la presencia del rey Abdulá de Arabia Saudí, tras dos días de conversaciones. Con él se puede poner fin a más de un año de crisis entre el Ejecutivo palestino y la Autoridad Palestina que comenzó con la victoria electoral de Hamás en las elecciones legislativas del 25 de enero de 2005, y provocó un boicot internacional de la ayuda extranjera a los palestinos.

EL PARLAMENTO, SATISFECHO Y PREPARADO

Mientras tanto, el bloque 'Reforma y Cambio', de Hamás, en el Consejo Legislativo Palestino (CLP, Parlamento) aplaudió el acuerdo y dijo que permitirá construir una nueva relación entre las dos facciones y establecerá las bases de una nueva asociación, que incluirá todas las facetas de la vida e instituciones, incluyendo las de seguridad.

Por su parte, el portavoz del CLP celebró el acuerdo y felicitó al pueblo palestino que vive en los territorios palestinos y en el exterior. Tras la firma del acuerdo, el Consejo Legislativo emitió un comunicado en el que confirmaba que está dispuesto para comenzar los preparativos para la formación del nuevo Gobierno. También pidió a todos los palestinos que vuelvan al espíritu de unidad y acuerdo y apoyen todos los asuntos nacionales, especialmente el tema de la Mezquita de Al Aqsa.

Además, el comunicado saludó al Reino de Arabia Saudí y al rey saudí por patrocinar el acuerdo y extendió su gratitud a los egipcios, la Conferencia Islámica y a todos los que participen en el cumplimiento del acuerdo, dentro y fuera de los territorios palestinos.

El partido político Iniciativa Nacional Palestina celebró también el acuerdo y dijo que es fruto de mucho esfuerzo en los últimos meses, mientras que los Comités Populares de Resistencia y su brazo político, las Brigadas de An Nassesr Salah Addin, dieron la bienvenida al pacto y agradecieron el esfuerzo egipcio y saudí para salir del impasse. Las brigadas aseguraron que sus miembros se comprometerán con el acuerdo y pidieron a la Presidencia y al Gobierno que actúen responsablemente y comiencen una nueva era de relaciones.

Por su parte, las Brigadas de Al Aqsa, principal ala militar de Al Fatá, manifestaron su alegría por el acuerdo y agradecieron a Arabia Saudí su ayuda, además de felicitar a los líderes de Hamás y Al Fatá por haber alcanzado este pacto.

La Yihad Islámica también prometió que cooperará con el nuevo Gobierno "para que pueda tener éxito en su tarea", según explicó uno de lo slíderes de la organización en la Franja de Gaza, Nafaz Azam, a Radio Israel.

Sin embargo, desde Israel son por el momento pocas las reacciones, aunque en los últimos días el Gobierno ha insistido en que cualquier Gobierno palestino debe respetar los tres requisitos puestos por la comunidad internacional para que pueda establecerse un diálogo para la paz: reconocer el Estado de Israel, renunciar a la violencia y aceptar los acuerdos de paz previos.

Aunque los dos primeros puntos no se recogen explícitamente en el texto del acuerdo, sí se manifiesta el "respeto" a los acuerdos firmados con anterioridad entre las autoridades israelíes y palestinas.

Mientras, un diputado árabe israelí de la Knesset (Parlamento del Estado hebreo) aplaudió el acuerdo. "Este es un día especial para el puegblo palestino y un movimiento importante hacia el fin de la ocupación y el establecimiento de un Estado palestino", dijo, según informa el diario 'Haaretz'. El partido Meretz, de izquierdas, también consideró que este pacto es un paso crucial para que los palestinos recuperen la estabilidad y reanuden el proceso de paz, y pidió al Gobierno israelí que no rechace mantener discusiones con el Ejecutivo palestino para encontrar una solución permanente al conflicto.

ENFRENTAMIENTOS EN JERUSALÉN

Sin embargo, la alegría por el acuerdo parecía empañarse por un asunto que tiene nuevamente la Explanada de las Mezquitas como foco de conflicto, ya que las manifestaciones contra las obras israelíes próximas a la venerada Mezquita de Al Aqsa acabaron hoy con enfrentamientos con la Policía israelí, que arremetió con bombas de humo contra los musulmanes en la parte vieja de Jerusalén.

Cerca de 200 agentes irrumpieron en el complejo, conocido por los judíos como el Monte del Templo y por los musulmanes como el Noble Santuario, que alberga la Mezquita de la Roca, o de Al Aqsa, tercer lugar más sagrado para el Islam.

Según el diario israelí 'Haaretz', la plaza fue evacuada después de que los manifestantes lanzaran piedras contra las fuerzas de seguridad. Aparte, decenas de fieles musulmanes se atrincheraron en el interior de la Mezquita de la Roca. El primer ministro israelí, Ehud Olmert, decidió ayer que continúen las obras a pesar de las manifestaciones y al riesgo de que produzcan nuevos enfrentamientos.

Las obras fueron aprobadas hace dos semanas con el objetivo de reemplazar la actual rampa que permite el acceso al Monte del Templo a través de la Puerta Mugrabi, que se hundió hace tres años y fue sustituida por una estructura provisional de madera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies