Musharraf amnistía a Bhutto un día antes de la elección presidencial en la que espera ser reelegido

Actualizado 05/10/2007 21:37:55 CET

El Tribunal Supremo ordena que los resultados no se den a conocer antes del 17 de octubre, dejando el país en un limbo político

ISLAMABAD, 5 Oct. (EP/AP) -

El presidente paquistaní, Pervez Musharraf, firmó hoy la amnistía que exime a la ex primera ministra Benazir Bhutto de los cargos por corrupción que pesaban en su contra y allanando el camino para un acuerdo definitivo sobre el reparto del poder. Sin embargo, la decisión del Tribunal Supremo de autorizar la elección presidencial de mañana pero no permitir que se conozcan sus resultados hasta después del 17 de octubre podría afectar a su reelección.

El sorprendente veredicto del Supremo plantea ahora una seria duda para el futuro de Musharraf, quien esperaba ser reelegido sin problemas para un nuevo mandato de cinco años en la votación de mañana, así como para que éste cumpla con su promesa de abandonar la jefatura del Ejército de ser reelegido.

Musharraf, que se hizo con el poder mediante un golpe de Estado en 1999, ha prometido que dejará la jefatura del Ejército una vez reciba un nuevo mandato y esta semana designó al que será su sucesor en el cargo, el hasta ahora director de los temidos servicios de inteligencia (ISI), pero la decisión del Supremo, con el que mantiene una tensa relación, podría hechar por tierra sus planes.

De hecho, su destitución del magistrado jefe de dicho Tribunal en marzo, que generó una violenta ola de protestas en el país y que finalmente fue reinstaurado en el cargo por el mismo Supremo, ha contribuido a empeorar su imagen entre los ciudadanos.

Sus rivales en la votación de mañana han presentado quejas ante el Supremo contestando que Musharraf pueda optar a un nuevo mandato si sigue siendo jefe del Ejército, argumentando que esto es inconstitucional. Aunque habían pedido al Supremo que aplazara la votación, éste optó hoy por autorizar a que se celebre mañana, pero ordenó que su resultado no se conozca por el momento.

RESULTADOS NO ANTES DEL 17 DE OCTUBRE

Según indicó el magistrado que presidió el caso Javed Iqbal la votación de mañana de los diputados nacionales y provinciales trascurrirá como estaba previsto, pero los resultados oficiales no se conocerán hasta que dé su veredicto sobre las denuncias. En este sentido, dijo que las audiencias se reanudarán el 17 de octubre, por lo que Musharraf tendrá que esperar hasta entonces para conocer si ha sido reelegido.

Ante esta situación, el fiscal general, Malik Mohammed Qayyum, advirtió hoy, en declaraciones a la cadena GEO TV, que el presidente podrían continuar como jefe del Ejército si los procedimientos judiciales se alargan. Asimismo, expresó su esperanza de que haya una setencia del Supremo una semana después de que comience sus audiencias y previno de que los resultados no oficiales podrían conocerse igualmente tras la votación.

El Gobierno se apresuró a decir hoy que respetará la sentencia del Supremo. "Siempre hemos aceptado y respetado las sentencias del tribunal, y también aceptamos la sentencia de hoy", declaró el viceministro de Información, Tariq Azim, a Associated Press.

Preguntado sobre la posible incertidumbre política tras la votación, Azim dijo que "el Tribunal Supremo debe haber pensado eso, pero uno tiene que acatar lo que quiera que dictamine el Tribunal".

Por su parte, el primer ministro, Shaukat Aziz, dijo que los diputados gubernamentales están determinados a reelegir mañana a Musharraf. Asimismo, según la agencia APP, Aziz consideró que la reelección del presidente es lo mejor para el país y aseguró que éste promoverá la democracia y garantizará la continuidad de las políticas esenciales para la estabilidad del país. Asimismo, aseguró que el Gobierno está haciendo todo lo posible para garantizar elecciones libres y justas.

Mientras, un abogado del juez retirado Wajihuddin Ahmed, principal rival de Musharraf en la votación de mañana y uno de los que habían presentado las denuncias antet el Supremo, admitió que el veredicto de hoy supone una victoria parcial. "Hemos alcanzado una victoria al 60%", declaró Hamid Khan a Associated Press. "Tenemos muchas esperanzas de que tendremos éxito en el Tribunal Supremo", añadió.

PRESIDENTE INCIERTO

Por el momento no está claro lo que podría pasar si el Supremo acepta las demandas de la oposición. La Comisión Electoral rechazó decir hoy si habrá nuevas elecciones o si el segundo candidato más votado se convertiría de forma automática en presidente, de ser descalificado el ganador de mañana, previsiblemente Musharraf. "Esta es una cuestión muy sensible, no hay comentarios", afirmó el secretario de la Comisión, Kanwar Dilshad.

Según el analista político Ikram Sehgal, los aliados de Musharraf darán parte de sus votos al presidente del Senado Mohammedmian Soomro, para el caso de que el presidente sea descalificado. Por su parte, el partido de Bhutto también ha nominado un candidato pero ante el eventual acuerdo con Musharraf no está claro si finalmente éste se presentará o no.

AMNISTIA PARA BHUTTO Y OTROS POLITICOS

Entretanto, Musharraf firmó hoy la amnistía que exime a Bhutto de los cargos de corrupción que pesaban contra ella. Según el ministro de Ferrocarriles, Sheij Rashid Ahmed, el presidente firmó la Ordenanza de Reconciliación Nacional, anulando los casos de corrupción que se remontan al periodo entre 1986 y 1999 de los que se acusaba a Bhutto y otros políticos.

Farooq Naek, uno de los expertos legales de Bhutto, dijo que la dirección del partido está satisfecha con la promulgación de la ordenanza, pero todavía no ha decidido sobre la candidatura de su vicepresidente, Makhdoom Amin Fahim.

Mientras, Hassan Ahmed Bukhari, portavoz del partido en Londres, dijo que están esperando una notificación formal de la medida pero precisó que ésta ayudará a "crear un mejor entorno en el país". "Esperamos que esto allane el camino para la reconciliación nacianal", aseveró.

Bhutto y Musharraf llevan negociando desde hace meses un acuerdo en virtud del cual su partido respaldaría la reelección del presidente a cambio de que la ex primera ministra pueda volver a la política e incluso convertirse de nuevo en jefa del Gobierno.

Bhutto, que prevé volver del exilio el próximo 18 de octubre, quiere que se apruebe una enmienda constitucional que anule la prohibición de que un primer ministro pueda optar a un tercer mandato --ella ya fue primera ministra en dos ocasiones--. Ayer, ambas partes dijeron que el acuerdo estaba prácticamente ultimado, pero aún no ha sido anunciado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies