Casi dos millones de niños en la frontera de Pakistán y Afganistán reciben la vacuna contra la polio

Actualizado 16/12/2006 17:49:12 CET

Los desplazamientos masivos de población y la inseguridad de la zona, principales dificultades de los efectivos sanitarios

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cerca de dos millones de niños han recibido tratamiento de inmunización contra la poliomielitis a ambos lados de la frontera entre Afganistán y Pakistán, que concluyó el pasado jueves, y que intenta romper la "evidente conexión" de la enfermedad entre ambos países, según los responsables sanitarios, que considera la zona como "de alto riesgo", según informa la Agencia de Información de Naciones Unidas (IRIN).

Así, la campaña de vacunación, que se ha prolongado durante tres días, ha puesto especial énfasis en los menores de cinco años residentes en una zona profundamente afectada tanto por los constantes desplazamientos a gran escala de la población como la mínima seguridad en la región.

"Los movimientos poblacionales a gran escala y los temas de seguridad se interponen a la hora de hacer llegar la vacuna contra la polio a todos los niños a lo largo de toda la frontera", afirma la oficial de relaciones públicas del Programa para la Erradicación de la Polio de UNICEF, Melissa Corkum. "Así, el propósito de esta campaña especial es encontrar e inmunizar a todos los niños menores de cinco años en esta zona de alto riesgo para potenciar la inmunidad contra la polio", explica.

De esta forma, cerca de dos millones de niños paquistaníes y afganos menores de cinco años han sido vacunados durante esta campaña de vacunación, destinada contener la expansión del virus en zonas fronterizas. En estos casos se da la característica de que los valores socio culturales de las regiones de las fronteras suelen coincidir con desplazamientos regulares de población.

Las últimas cifras establecen que, cada año, 1,7 millones de niños menores de cinco años cruzan la frontera afgano-paquistaní. "Otro hecho importante es que el 51 por ciento de los afganis que residen en Pakistán proceden de once provincias: Kandahar, Nangarhar, Kabul, Paktya, Baghalan, Kunduz, Laghman, Logar, Helmand, Kunar y Balkh, lo que convierte a estas en zonas de alto riesgo", resaltó Corkum.

Hasta la fecha se han informado de 36 casos de polio en Pakistán a lo largo "de los cuales, el 58 por ciento proceden de Pakistán, y un 15 por ciento tienen su origen en Afganistán", según la oficial de UNICEF. Por su parte, Afganistán ha informado 29 casos este año.

EL PROCESO

La campaña de vacunación se ha centrado en tres localidades de la provincia de Nangarhar este, en Afganistán, y en otras cuatro de Baluchistán este (Pakistán), junto con otras diez pertenecientes a la Provincia de la frontera Noroccidental de Pakistán. Con este motivo, cientos de voluntarios y efectivos sanitarios han sido desplegados para llevar a cabo un trabajo de 'puerta a puerta' para proporcionar la vacuna a los necesitados.

"Este año hemos visto un gran número de casos de polio, relacionados con los movimientos transfronterizos entre Afganistán y Pakistán", señala el ministro de Salud de Pakistán, Muhammad Nasir Khan. "De esta forma se comparte el virus entre nuestros dos países, razón de mas para detenerlo a ambos lados de nuestras fronteras, señaló el ministro el pasado martes, durante el inicio de la campaña en la ciudad de Torkham.

Dado el ritmo frenético de desplazamientos, las autoridades sanitarias de ambos países han acordado incrementar el número de de centros permanentes de vacunación a lo largo de los más de 2.200 kilómetrs de frontera, y en los puntos de entrada a Balochistán y a la Provincia noroccidental de dos a siete, el año próximo.

Tanto Pakistán como Afganistán se encuentran entre los cuatro países, junto con India y Nigeria, considerados como "polio-endémicos", esto es, con niveles de alto riesgo para la expansión y enfermedad por poliomielitis. Otros 16 países han informado de forma esporádica sobre casos de polio en 2006.

Sin embargo, las esperanzas para Islamabad son positivas: según los expertos, el país está a punto de eliminar la enfermedad, tal y como se indicó en una reciente reunión de expertos en Ginebra "siempre y cuando se puedan mantener las campañas de vacunación en el país", informó Corkum.

UNA ENFERMEDAD DEL PASADO

La poliomielitis es una enfermedad contagiosa causada por la infección con el poliovirus, el cual se transmite por contacto directo de persona a persona, por contacto con las secreciones infectadas de la nariz o la boca o por contacto con heces infectadas. En ocasiones, puede darse un contagio indirecto a través de alimentos o líquidos infectados. Cuando el poliovirus infecta a una persona, esta puede permanecer semanas como portadora del virus con capacidad de contagio pero asintomática.

El virus entra a través de la boca y la nariz, se multiplica en la garganta y en el tracto intestinal donde es absorbido y se disemina a través de la sangre y el sistema linfático. Finalmente, el período de incubación (el tiempo desde la infección inicial con el virus hasta el desarrollo de los síntomas de la enfermedad) dura de 5 a 35 días con un promedio de 7 a 14 días.

La polio ha sido erradicada en muchos países y ahora sólo se presenta en pocas regiones del mundo. Hasta hace poco, el último caso de polio relacionado con falta de vacuna en los Estados Unidos fue en 1979; sin embargo, en noviembre de 2005, se diagnosticaron cuatro casos de polio en una comunidad Amish en Minnesota. Ninguno de estos niños había sido vacunado contra la polio, que ahora es una medida de rutina en los Estados Unidos.

Aparte de este pequeño brote, ha habido muy pocos casos de polio en el hemisferio occidental desde los años 70, debido al programa de erradicación masiva que abarca vacunaciones masivas en estas regiones. Sin embargo, todavía existen áreas en el mundo donde la polio está ampliamente diseminada. Esta enfermedad es más común en el verano y el otoño.

Entre 1840 y 1950, la poliomielitis fue una epidemia mundial, pero desde que se desarrollaron las vacunas contra la polio, la incidencia se ha reducido enormemente. Las epidemias todavía ocurren en los países desarrollados generalmente en grupos que no han sido vacunados, a menudo después de un viaje reciente a una región donde la enfermedad es común.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies