Libertad de expresión y "sensibilidad" religiosa se enfrentan en torno a las caricaturas de Mahoma

Actualizado 02/02/2006 19:32:23 CET

La CE cierra sus oficinas en Gaza tras ser atacadas por las milicias de Al Fatá y hace un llamamiento a la libertad de expresión

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La publicación de una viñeta sobre Mahoma en periódicos de Dinamarca, Noruega y Francia ha levantado toda una tormenta que se ha traducido en movilizaciones e incluso amenazas en el mundo musulmán contra los europeos. La Comisión Europea, cuyas oficinas en Gaza fueron cerradas hoy tras ser atacada por palestinos armados, defendió la libertad de expresión como "valor fundamental", al tiempo que instó a que se tenga en cuenta la "sensibilidad" de "otras comunidades religiosas". Por su parte, Reporteros sin Fronteras recordó que los periódicos que publicaron estos dibujos pertenecen a países en los que "la libertad religiosa va acompañada de la libertad de expresión".

Los dibujos de la polémica aparecieron por primera vez en el diario danés 'Jyllands-Posten' el pasado mes de septiembre y volvieron a ser publicados el pasado mes de enero por el diario noruego 'Magazinet'. El rotativo galo 'France Soir', por su parte, publicó ayer en portada otra caricatura del profeta --junto a otras de Buda, Jesucristo y Yavé-- como forma de defender la libertad de expresión.

Debido a ello, las autoridades marroquíes han prohibido la venta en su país del 'France Soir', a pesar del "falaz pretexto de la defensa de la libertad de prensa", según indicó un comunicado oficial del ministerio de Comunicación recibido por la agencia Mahgreb Arabe Press. El propio director del diario francés, Jacques Lefranc, fue despedido ayer por esta causa por decisión del propietario, Raymond Lakah.

Asimismo, el editor de 'Magazinet', Vebjoern Selbekk, lamentó hoy las consecuencias de la publicación de los dibujos y aseguró que su intención no era herir ni ofender a los musulmanes, sino "abrir un debate sobre el Islam". "La libertad de expresión ha perdido, ya que muchos editores tienen miedo ahora a debatir sobre el Islam", explicó.

La ley islámica, estrictamente iconoclasta, prohíbe la representación del Profeta, ya sea favorable o denigratoria, por considerarla una forma de idolatría.

OFICINA DE GAZA

Una decena de hombres armados pertenecientes a las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, milicia vinculada al movimiento Al Fatá del presidente Mahmud Abbas, se congregaron hoy ante la oficina de la Comisión Europea en Gaza y tres de ellos saltaron la valla mientras el resto tomaban posiciones en la entrada. En una declaración leída por uno de ellos, el grupo exigió disculpas a los gobiernos de Noruega, Dinamarca y Francia y llamó a los palestinos a boicotear los productos de esos tres países.

Aparte, otro grupo de miembros de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa llevó a cabo varios registros por las casas de Nablús (Cisjordania) en busca de extranjeros con el objetivo de secuestrarlos e incluso preguntó a los propietarios de hoteles de la ciudad si tienen alojados a ciudadanos de países europeos, en particular de Francia y Dinamarca.

Como consecuencia de estos ataques, la Comisión Europea clausuró hoy su oficina técnica en Gaza como medida de seguridad y a la espera de que "la situación se calme". En la oficina trabajan dos agentes palestinos y sirve de enlace entre la Comisión Europea y las autoridades palestinas en Gaza.

En este contexto, la comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, reafirmó hoy la libertad de expresión, aunque también pidió que Europa tenga también en cuenta "las sensibilidades" de "otras comunidades religiosas".

"Tenemos valores comunes en la UE que se basan en la libertad de expresión y de los medios, pero por el otro lado somos también sociedades a las que le gusta la tolerancia y tiene que haber un entendimiento de la sensibilidad para otras comunidades religiosas", que pidió que se respeten los "valores culturales" tanto de la UE como del mundo islámico para que no haya "ningún malentendido" al respecto.

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión y responsable de Justicia, Libertad y Seguridad, Franco Frattini, calificó hoy de "imprudente" la publicación de las viñetas sobre Mahoma e incluso reconoció que comprende los sentimientos de "indignación, frustración y tristeza" que han provocado entre los musulmanes, aunque subrayó que ello no justifica el recurso a la violencia y al boicot contra los ciudadanos de la UE.

Frattini subrayó también que hechos como éste "no facilitan el diálogo entre religiones y culturas y crean barreras al proceso de integración en el que todos los Estados miembros de la UE están comprometidos".

Entretanto, Noruega ha suspendido todas las actividades de su representación diplomática en los territorios palestinos después de haber recibido amenazas por la publicación de las caricaturas, en particular de dos grupos palestinos, el Comité de la Resistencia Popular y las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa.

Se da la circunstancia de que Noruega, que no es miembro de la Unión Europea, es uno de los mayores donantes de los territorios palestinos y jugó un papel de mediador en las llamadas conversaciones para el Acuerdo de Oslo de 1993.

"CALMA Y RAZÓN"

La organización de defensa de la libertad de prensa Reporteros sin Fronteras hizo hoy un llamamiento "a la calma y la razón" ante el aspecto "preocupante" que está adquiriendo la polémica y recordó que los periódicos que publicaron estos dibujos pertenecen a países "donde la religión es un asunto privado" y en los que, por tanto, "la libertad religiosa va acompañada de la libertad de expresión".

"Aunque comprendemos que muchos musulmanes se hayan sentido conmocionados con su publicación, ya que el Islam prohíbe cualquier representación humana del Profeta, eso no justifica los llamamientos a la violencia, ni las amenazas, vengan de donde vengan", aseveró la organización.

"En el caso que nos ocupa, es necesario redimensionar los hechos en su justa proporción", prosiguió RSF. "Los periódicos que han publicado las caricaturas pertenecen a países donde la religión es un asunto privado: en esa tradición, la libertad religiosa va acompañada de la libertad de expresión, que incluye el derecho a lanzar pullas contra las convicciones que no se comparten", añadió.

"Igualmente, es necesario recordar que, en esos mismos países, la prensa es independiente de los poderes establecidos", por lo que "sus posturas y opciones editoriales sólo le comprometen a ella y, por tanto, en ninguna manera a las autoridades de sus países ni a sus conciudadanos", agregó.

Por ello, Reporteros sin Fronteras hizo un llamamiento a los responsables políticos y religiosos de los países musulmanes, así como a la prensa del mundo árabe, "para que hagan todo lo que esté en su mano para calmar los ánimos". Asimismo, pidió a los occidentales que "se dediquen a tranquilizar y evitar lo que puede sentirse como provocaciones inútiles".

Al respecto, el presidente del Consejo Consultivo de Derechos Humanos (CCDH) de Marruecos, Driss Benzekri, pidió hoy en declaraciones a Europa Press que las instituciones judiciales europeas, especialmente el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), abran un debate "sobre la importancia de la libertad de expresión y sus límites", a raíz de la polémica suscitada por las caricaturas de Mahoma.

Benzekri destacó que el TEDH tiene ya "mucha doctrina" al respecto y consideró necesario debatir si, igual que la libertad de expresión puede limitarse por causas como la incitación al odio racial, debería hacerse también por razones de ofensa a determinados grupos religiosos.