El número de periodistas asesinados en el mundo ha aumentado un 244 por ciento en cinco años, según RSF

Actualizado 02/01/2008 13:26:02 CET

Más de la mitad de los muertos se registraron en Irak, donde las cifras totales superan las de Vietnam, Yugoslavia, Argelia o Ruanda

MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

Al menos 86 periodistas fueron asesinados en todo el mundo a lo largo de 2007, lo que supone un incremento del 244 por ciento desde 2002, en que murieron 25, según revela el informe 'La libertad de prensa: el año 2007 en cifras', hecho público hoy por la organización Reporteros sin Fronteras (RSF). Más de la mitad de las víctimas de este año se registraron en Irak, un país en el que desde 2003 han muerto más informadores que en conflictos como los de Vietnam, Yugoslavia, Argelia o Ruanda.

"Hay que remontarse hasta 1994 para encontrar una cifra más alta", afirma RSF. Aquel año, encontraron la muerte 103 periodistas, la mitad de ellos en el genocidio de Ruanda, cerca de una veintena en Argelia, víctimas de la guerra civil, y una decena en la antigua Yugoslavia.

Más de la mitad de las víctimas de este año (47) se registraron en Irak. Todos ellos, con excepción de un reportero ruso, eran de nacionalidad iraquí. La mayoría trabajaban en medios iraquíes y fueron víctimas de asesinatos deliberados, según RSF.

En todos los casos, según la organización, su muerte estuvo relacionada con el trabajo que hacían o con la naturaleza del medio en que estaban empleados. Los grupos armados toman como objetivos a los periodistas de medios cercanos a alguna corriente religiosa diferente de la suya y a quienes colaboran con órganos de prensa extranjeros, o financiados con dinero extranjero.

Según Reporteros, "en ningún país han sido asesinados nunca tantos periodistas como en Irak". Desde la invasión norteamericana, en marzo de 2003, en Irak han muerto violentamente al menos 207 profesionales. "Ni la guerra de Vietnam, ni el conflicto en la antigua Yugoslavia, ni siquiera las masacres de Argelia o el genocidio ruandés causaron tantas víctimas entre los profesionales de la prensa", según RSF.

Por ello, "es absolutamente necesario que las autoridades iraquíes y norteamericanas, que también han cometido graves violencias con los periodistas, adopten medidas para intentar yugular esa violencia", ya que "los periodistas iraquíes no son víctimas de balas perdidas".

Aparte, "hacía años que en Somalia y Pakistán no mataban a tantos periodistas", según RSF. En Somalia fueron asesinados ocho informadores. "Mientras que generalmente la prensa extranjera evita ir a uno de los países más peligrosos del mundo, los periodistas somalíes, en primera línea, sufren violencia y anarquía", según el informe.

"En Pakistán (seis muertos), los periodistas se encuentran atrapados en el fuego cruzado del Ejército, los grupos islamistas y las organizaciones criminales", según RSF, que denunció también la muerte de tres periodistas en Sri Lanka y de otros dos en Eritrea. "La única buena noticia de este año está en Colombia, donde no hubo periodistas asesinados a causa de su trabajo. Es la primera vez que ocurre en quince años", se lee en el informe de Reporteros.

"A diferencia de otras organizaciones, Reporteros sin Fronteras sólo tiene en cuenta a los profesionales de los medios de comunicación cuya muerte sabe con certeza que está relacionada con su deber de informar", afirma la organización. Por ello, no se han tenido en cuenta varios casos, "bien porque todavía se encuentran en fase de investigación, bien porque no tienen nada que ver con la libertad de prensa", añadió.

LOS JUICIOS DE DINK Y POLITKOVSKAYA

Según el informe, alrededor del 90 por ciento de los asesinatos de periodistas "permanecen total o parcialmente impunes". Con frecuencia, los Gobiernos "apuestan por el paso del tiempo y el olvido para proteger a los asesinos", denunció RSF.

En este sentido, la organización recordó que en 2008 se van a celebrar "dos juicios esenciales", los relacionados con el asesinato del periodista turco-armenio Hrant Dink y de la periodista rusa Anna Politkovskaya. "Ambos crímenes, cometidos en el umbral de Europa, deben resolverse de forma ejemplar" ya que "de la resolución de ambos casos depende, en parte, el futuro de los periodistas, no sólo turcos y rusos, sino también de todos cuantos llevan a cabo investigaciones sensibles en países peligrosos", se lee en el informe.

Hrant Dink, director de la revista turco-armenia 'Agos', fue asesinado el 19 de enero de 2007 en una calle de Estambul presuntamente por orden de los ultranacionalistas turcos. El juicio de sus presuntos asesinos, que debería reanudarse el 11 de febrero de este año, tendrá que establecer todas las responsabilidades del caso y aclarar las eventuales complicidades que se dieron en el interior de las fuerzas del orden.

En cuanto al juicio sobre el asesinato de Anna Politkovskaya, RSF afirmó que "en pleno año electoral --las elecciones presidenciales están previstas para el 2 de marzo--, Rusia tiene que poner fin a la larga serie de asesinatos de periodistas que han quedado impunes". Según la organización, desde que Vladimir Putin llegó a la Presidencia a principios de 2000 han sido asesinados dieciocho periodistas. "Tan sólo uno de esos asesinatos se ha aclarado y sus responsables han comparecido ante la justicia", advirtió Reporteros sin Fronteras.

DETENIDOS, ENCARCELADOS Y SECUESTRADOS

El informe destaca también que a lo largo de 2007 la media de periodistas detenidos fue de más de dos al día. Un total de 887 periodistas se vieron privados de libertad el año pasado. El mayor número de detenciones detectadas por Reporteros sin Fronteras se registró en Pakistán, con 195. Le siguen Cuba, con 55 detenciones, e Irán con 54.

"A fecha 1 de enero de 2008, en el mundo hay 135 periodistas encarcelados", una cifra "que casi no varía desde hace algunos años", denunció RSF. A los 135 periodistas actualmente encarcelados hay que añadir 65 ciberdisidentes detenidos por expresarse en la Red. China conserva su liderazgo en esta faceta, con 50 ciberdisidentes entre rejas.

China (33 periodistas encarcelados) y Cuba (24) "son, desde hace cuatro años, las dos mayores cárceles del mundo para los profesionales de la prensa", se lee en el informe. "Los Gobiernos de Beijing y La Habana ponen en libertad a los periodistas con cuentagotas, una vez cumplida la condena. Inmediatamente, otros les reemplazan", añadió.

Aparte, "a la amenaza de la cárcel, ahora hay que sumar la del secuestro". En 2007 fueron secuestrados al menos 67 profesionales de los medios en quince países. La zona más arriesgada sigue siendo Irak, un país en el que desde comienzos del año pasado fueron secuestrados 25 periodistas y donde 14 permanecen privados de libertad. Los secuestradores ejecutaron a diez rehenes a lo largo del año.

En Afganistán los secuestradores mataron a los dos colaboradores del periodista italiano Daniele Mastrogiacomo, secuestrados en marzo de 2007. En Pakistán fueron secuestrados a cinco periodistas --algunos por parte de las propias fuerzas de seguridad-- que fueron liberados sanos y salvos. "En Irán y Afganistán, el secuestro se ha convertido en una práctica corriente", denunció Reporteros.

INTERNET

El informe destaca también que a lo largo de 2007 fueron censurados en todo el mundo 2.676 sitios y blogs de Internet. La censura más intensa se registró durante el 17 Congreso del Partido Comunista Chino, ya que en pocas semanas fueron prohibidos unos 2.500 sitios, blogs y foros. Siria bloqueó a lo largo del año más de un centenar de sitios y servicios de Internet.

En octubre de 2007, durante las manifestaciones de los monjes budistas, la Junta Militar birmana intentó acabar con el flujo informativo que salía del país a través de Internet "cortando pura y simplemente el acceso a la Red", según RSF.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies