Marruecos y el Polisario inician mañana en Nueva York negociaciones directas por primera vez en 7 años

Actualizado 17/06/2007 14:48:17 CET

Aún no está claro cómo participará en los encuentros auspiciados por la ONU el Grupo de Amigos del Sáhara, del que es miembro España

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Marruecos y el Frente Polisario iniciarán mañana en Manhasset, en las afueras de Nueva York, las primeras negociaciones directas desde 2000, en aplicación de la resolución 1754 del Consejo de Seguridad de la ONU, que a finales de abril les instó a entablar conversaciones "de buena fe y sin condiciones previas".

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, invitó a estas reuniones --que se prolongarán hasta el martes, si todo va bien-- a los países vecinos, esto es, Argelia y Mauritania, y a los miembros del Grupo de Amigos del Sáhara, autores del texto de la resolución 1754 y del que forma parte España junto con cuatro miembros del Consejo de Seguridad, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia.

Sin embargo, y a falta de un día de que comiencen, aún no está clara la forma en que el Grupo de Amigos estará presente en los encuentros. El representante del Polisario ante la ONU, Ahmed Bujari, aseguró a Europa Press que las conversaciones serán exclusivamente entre las delegaciones marroquí y saharaui, con presencia de la ONU, y que únicamente representantes de Argelia y Mauritania participarán como "observadores" en la inauguración de las mismas, el lunes a las 11:00 horas. "Hoy por hoy la negociación es entre las partes y los países invitados explícitamente como observadores, Argelia y Mauritania", afirmó Bujari, quien precisó que si se decidiera crear un grupo de contacto para este proceso tendría que "contar con el acuerdo de las partes para que no haya desequilibrio". Recordó además que el Grupo de Amigos del Sáhara fue creado por Estados Unidos en 1992 y en él no hay presencia de ningún país africano.

En este sentido, destacó que "los países que están detrás de una independencia forzada de Kosovo son prácticamente los mismos que están en contra de una independencia del Sáhara Occidental a través de la autodeterminación" y añadió que lo que complica una solución para el Sáhara "no solamente son los cambios de postura marroquí" sino la "falta de coherencia" por parte de algunos miembros "influyentes" del Consejo de Seguridad respecto a la 'Hoja de ruta' que debe seguirse en problemas de descolonización.

Por otra parte, fuentes diplomáticas españolas acreditadas ante la ONU admitieron que aún no se ha concretado la forma en la que el Grupo de Amigos participará en las conversaciones de Manhasset, pero señalaron que sigue previsto que el director general para Africa del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alvaro Iranzo, se desplace a Nueva York como se había decidido tras recibir la invitación de Ban Ki Moon.

Subrayaron también que esta participación se hará en todo caso de forma "coordinada" entre los miembros del grupo y precisaron que no tiene que materializarse en estar presentes en las negociaciones entre las partes.

LAS POSICIONES

Aunque Marruecos y el Polisario han aceptado iniciar negociaciones sin condiciones previas, las posiciones de partida presentan dos líneas rojas: Rabat acepta negociar con el Polisario un Estatuto de Autonomía para el Sáhara Occidental y someterlo a referéndum, mientras que el Polisario defiende que esa consulta incluya varias opciones además de la autonomía, incluida la independencia.

Bujari señaló que la delegación saharaui acudirá a Manhasset con la intención "sana y honesta" de "avanzar hacia la autodeterminación" del pueblo saharaui y advirtió de que si el Gobierno marroquí sigue "obstruyendo" este principio, "la negociación no irá muy lejos". "Si se anima en cambio a respetar los cauces hacia la autodeterminación, la perspectiva puede ser halagüeña", precisó.

El Polisario considera que la reciente ola de represión marroquí contra estudiantes saharauis en distintas ciudades marroquíes y entre la población del Sáhara Occidental no indica que el reino alauí se dirija a Nueva York con ánimo de entablar negociaciones "de buena fe". Asimismo, critica que el ministro marroquí del Interior, Chakib Benmoussa, forme parte de la delegación que se desplazará a Nueva York, ya que lanza el mensaje de que se trata de un problema nacional y no de descolonización.

Por su parte, Marruecos, a través de su ministro de Comunicación, Nabil Benabdellah, afirmó esta semana que Rabat participará en las negociaciones de Manhasset "con una gran disposición y optimismo" de que se puede cerrar el contencioso que enfrenta a Marruecos con el Polisario y Argelia desde hace 30 años.

Rabat interpretó la resolución 1754, que toma nota de las propuestas de solución presentadas por ambas partes en la ONU y saluda los esfuerzos "serios y creíbles" de Marruecos para avanzar hacia una solución, como un espaldarazo para que su propuesta de autonomía para la zona sea la base de las negociaciones.

LAS DELEGACIONES

Además del ministro del Interior, conformarán la delegación alauí el ministro delegado de Asuntos Exteriores y Cooperación, Taieb Fassi Fihri, y el ministro delegado del Interior, Fouad Ali Al Himma, (dos hombres fuertes del Reino) junto con el presidente del Consejo Real consultivo para los Asuntos Saharais (Corcas), Khalihenna Ould Errachid, el director general de Estudios y Documentación, Mohamed Yassine Mansouri, el representante permanente de Marruecos ante la ONU, El Mostafa Sahel, así como varios consejeros técnicos.

La delegación saharaui será la misma que participó en 1997 en las negociaciones que dieron lugar a los acuerdos de Houston, por los que las partes se comprometieron ante la ONU a desbloquear el proceso de identificación electoral para celebrar el referéndum con las opciones de la independencia o la integración en Marruecos que habían aceptado en 1990.

Así, asistirán a Manhasset además de Bujari, el presidente del Parlamento de la autoproclamada República Arabe Saharaui Independiente (RASD), Mahfud Ali Beiba, el representante del Polisario en España, Brahim Ghali, el coordinador del Polisario con la Misión de la ONU en el Sáhara Occidental (MINURSO), Mohamed Jadad, además de los asesores Bechir Sghair y Sidi Umar.

Por parte de la ONU, coordinarán las reuniones el enviado personal del secretario general de la ONU para el Sahara Occidental, el holandés Peter van Walsum, y el secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Políticos, Lynn Pascoe.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies