Más de 30 millones de personas padecen sida, dos terceras partes sin acceso a antirretrovirales

Actualizado 30/11/2007 18:55:52 CET

El VIH mata a 900 niños al día, causó dos millones de muertos en un año y contribuye a discriminar a grupos ya de por sí discriminados

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El mundo celebrará mañana el Día Internacional del Sida, una enfermedad que afecta en la actualidad a más de 33 millones de personas en el mundo, que ha contagiado a 2,5 millones de personas en los últimos doce meses, que ha causado dos millones de muertos a lo largo de este año, que mata cada día a 900 niños y que causa más de 15 millones de huérfanos, en su inmensa mayoría en África Subsahariana. Dos terceras partes de los afectados en el mundo no tienen acceso al tratamientos antirretrovirales (ARV) y apenas una de cada diez personas con riesgo de infección tiene los medios para protegerse.

Aparte de sus gravísimos efectos a la salud, la enfermedad tiene también importantes consecuencias sociales, económicas e incluso políticas. La organización humanitaria Human Rights Watch (HRW) ha denunciado recientemente numerosos abusos en todo el mundo relacionados con el sida, que afectan sobre todo a comunidades ya de por sí discriminadas, como las mujeres, las niñas, los homosexuales, las prostitutas, los drodependientes, los inmigrantes y los presos.

"Para algunos, éste puede ser el único día del año en que piensen en el sida, pero para muchos forma parte de su vida cotidiana", declaró el director general de la agencia de Naciones Unidas contra el sida (ONUSIDA), Peter Piotr. "La epidemia alcanzó proporciones mundiales precisamente porque el mundo tardó demasiado tiempo en actuar, y aunque estamos empezando a realizar progresos, queda un largo camino por recorrer", lamentó.

En una declaración emitida con motivo del Día Mundial del Sida, Piotr recordó que desde el primer Día Mundial del Sida en 1988, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamamiento a todos para "unirse al esfuerzo mundial", la epidemia "se ha globalizado y feminizado".

"En 1988, la mayoría de los casos registrados de virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH) todavía se localizaban en Estados Unidos, y la mayoría correspondían a hombres", pero en la actualidad "el VIH está presente en todos los países del mundo, y la mitad de las personas que viven con el virus son mujeres", explicó el director general de ONUSIDA.

"La respuesta también se ha globalizado", señaló Piotr. Por ejemplo, el pasado año, los Estados Miembros de las Naciones Unidas se comprometieron a avanzar hacia el acceso universal a la prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH. Asimismo, más de 2,5 millones de personas en los países en vías de desarrollo están recibiendo actualmente fármacos antirretrovirales que prolongan su vida y las infecciones por el VIH "en muchos países están disminuyendo".

No obstante, "todavía hay un grave déficit de recursos para el sida y el estigma y la discriminación en torno al VIH siguen siendo importantes". "Como consecuencia, las dos terceras partes de las personas que requieren tratamiento antirretroviral son incapaces de acceder a él" y "menos de una de cada diez personas con riesgo de infección por el VIH tiene los medios para protegerse", alertó.

LOS NIÑOS, LOS MÁS VULNERABLES

Otra agencia de la ONU, la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), recordó el pasado miércoles que en África Subsahariana hay más de 11 millones de huérfanos menores de edad a causa del sida y advirtió de que los niños y los jóvenes, en ausencia de sus padres fallecidos, se vuelven "más vulnerables al hambre y la pobreza, la enfermedad, el conflicto, la explotación sexual, la migración forzada y la degradación medioambiental".

"Los niños y los jóvenes soportan la carga más pesada en la crisis provocada por el sida", declaró la directora de la División de Género, Igualdad y Empleo Rural de la FAO, Marcela Villarreal. En la actualidad, África Subsahariana cuenta con más de 40 millones de huérfanos, de los cuales unos 11,4 millones lo son a causa del sida.

Por su parte, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advirtió hoy de que más de 350.000 niños fallecieron en 2007 a causa de enfermedades relacionadas con el sida, que 2,3 millones de menores de 15 años están infectados por el VIH y que alrededor de 15 millones de niños en todo el mundo han perdido a uno o a ambos padres causa de la epidemia. "El sida está destruyendo el significado tradicional de la infancia, privándola de derechos como la educación, la familia, la atención social, atentando contra el desarrollo global de los niños y niñas", añadió.

A juicio de la directora ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, "la mayoría de estas muertes son evitables. Las nuevas estadísticas enseñan a que el progreso es posible si se aumentan las intervenciones". En ese sentido, la organización advirtió de que se necesitan mil millones de euros antes de 2010 para detener y comenzar a invertir la propagación de la enfermedad para el año 2015.

Según UNICEF, sólo una de cada diez mujeres embarazadas recibe tratamiento de antirretrovirales que impiden la transmisión de VIH a su bebé. Más del 80 por ciento de los niños y niñas se contagian a través de esta vía. Asimismo, según la agencia de la ONU, la mitad de los niños infectados mueren antes de llegar a los dos años. "La mayoría de estas muertes podrían ser prevenidas gracias a antibióticos y tratamientos ARV", según UNICEF.

CONTAGIO MATERNO-FILIAL

Las denuncias más significativas en este sentido proceden de las organizaciones que operan sobre el terreno. Es el caso de Médicos sin Fronteras (MSF), que denunció hoy que la transmisión del sida de madres a hijos en los países desarrollados ya es inferior al uno por ciento mientras que en los países en vías de desarrollo las tasas de transmisión alcanzan entre el 25 y el 45 por ciento, una "prueba de una disparidad terrible en las estrategias de lucha contra el sida a nivel global".

"Mientras el informe de ONUSIDA habla de una relativa estabilización en el avance del sida y de que en los países más desarrollados se ha conseguido prevenir de una manera muy eficaz la transmisión de madres a hijos, el sida infantil continúa constatando una discriminación brutal en la lucha contra la epidemia en el mundo", alertó la organización.

Según MSF, "la enorme disparidad de las cifras de los pacientes de sida pediátricos refleja una fuerte discriminación en la lucha contra el sida, como constata el hecho de que más del 88 por ciento de los niños que han adquirido la infección viven en el África Subsahariana y sin acceso a servicios de atención y tratamiento".

"Hemos visto la diferencia radical que entraña poner a disposición de las poblaciones un sistema de prevención de la transmisión vertical, de madre a hijo (PMTCT por sus siglas en inglés) mediante la atención prenatal", afirmó la doctora Elena Alonso, responsable de los programas de atención y tratamiento de VIH/sida que lleva a cabo la sección española de Médicos Sin Fronteras.

"En España y en la mayoría de los países desarrollados, el número de niños que nace con sida es muy escaso", explicó. "Sin embargo, la falta de accesibilidad tanto a la atención prenatal como el grado de discriminación hacia la mujer en muchos países de África Subsahariana hacen que una gran parte de ella no acudan al hospital para dar a luz", denunció.

Por su parte, la organización humanitaria Save the Children ha advertido de que cada día mueren 900 niños a causa de alguna enfermedad relacionada con el sida y otros 1.150 son infectados por el virus.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies