El Ejército entra en Mogadiscio y Ali Gedi anuncia un "día glorioso en la historia de Somalia"

 

El Ejército entra en Mogadiscio y Ali Gedi anuncia un "día glorioso en la historia de Somalia"

Actualizado 28/12/2006 19:21:02 CET

La cifra de fallecidos oscila entre cuatro y trece mientras IRIN denuncia miles de desplazados a causa del conflicto

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ejército somalí, con el respaldo de las tropas etíopes, ha entrado en la capital somalí de Mogadiscio, sólo horas después de que las milicias de la Unión de Tribunales Islámicos anunciara su intención de abandonar la capital con vistas a concentrarse, con toda probabilidad, en la ciudad de Chisimaio, al sur del país en lo que podría ser el último reducto de un enfrentamiento que este jueves ha dejado cuatro muertos según testigos, trece según la agencia de información de Naciones Unidas, IRIN, a consecuencia de los disturbios callejeros entre clanes.

Mientras, el primer ministro de Somalia, Mohamed Ali Gedi, se encargaba de anunciar la intervención militar a su llegada a la ciudad de Afgoye y tras reunirse con los líderes de los clanes que han solicitado quedarse con las armas de las milicias que aún permanecen en la capital.

"Estamos en Mogadiscio", afirmó el primer ministro a su llegada a las afueras de la capital, en un día que calificó como "grande en la historia de Somalia".

Mientras, el primer ministro etíope, Melez Zenawi, prometió derrotar completamente al movimiento islamista, al tiempo que esperaba que el conflicto finalizara "en días, si no en unas pocas semanas".

"Estamos discutiendo lo que tenemos que hacer para que Mogadiscio no descienda hacia el caos. No dejaremos que la capital arda", señaló el líder etíope.

Previamente, tropas del Ejército de Somalia, respaldadas por fuerzas militares etíopes tomaron, durante las primeras horas de la mañana de hoy jueves, el control de puntos estratégicos a las afueras de la capital, como el puerto de Mogadiscio, horas después de que las milicias islamistas abandonaran la ciudad, lo que provocó numerosos disturbios por parte de miembros de los clanes somalíes que provocaron cuatro muertos, según informaron algunos testigos.

"Llevaremos la ley y el orden a la capital", declaró el ministro de Exteriores Ismail Hurre, que confirmó que las fuerzas militares habían comenzado a controlar algunas zonas de las afueras de Mogadiscio.

Por su parte, el antiguo señor de la guerra y ahora miembro del Parlamento, Mohamed Jama Furuh, afirmó haber tomado posesión del puerto de la capital en nombre del Gobierno a mediodía de hoy. "El puerto está en mis manos", declaró Furuh, que indicó su voluntad de proteger dicha zona "hasta que se la entreguemos a otra administración". Sin embargo, funcionarios del Gobierno afirmaron que Furuh no actuaba bajo sus órdenes y que las tropas del Gobierno, respaldadas por efectivos del Ejército de Etiopía, todavía no habían entrado en la capital.

De acuerdo con los testigos, tres hombres y una mujer han muerto tras los disturbios y las luchas callejeras que tuvieron lugar después de que las milicias de la Unión de Tribunales Islámicos (UTI) abandonaran Mogadiscio. Uno de sus líderes, Abderramán Janaqow, explicó hoy que había ordenado a sus fuerzas que abandonaran la ciudad "para enfrentarse al enemigo, y a aquellos que son víctimas de sus burlas, lejos de los civiles".

Unos 3.000 miembros de la milicia islamista permanecen aún en la capital, según el ex combatiente Yusuf Ibrahim, que los describió como "los seguidores más radicales", y que todavía se oponen al Gobierno y al respaldo que recibe de Etiopía.

Según Ibrahim, estos guerrilleros se dirigen a la ciudad portuaria de Chisimaio, localidad que anuncian "no rendirán sin lucha", tal y como informó el comandante militar de la región, Ahmed Ali Harare.

Así, varios testigos han informado de que un gran número de milicianos extranjeros se dirigen al sur, en respuesta a la llamada realizada por los líderes de la UTI para luchar en la "guerra santa contra Etiopía". En Chisimaio ya comenzaron las tareas de reclutamiento, en las que niños desde 12 años son llamados a defender la ciudad para las milicias, según un informe confidencial de Naciones Unidas.

Además, varios residentes han confirmado que el líder de la UTI, el jeque Hassan Dahir Aweys y cientos de sus guerrilleros se encuentran en Jilib, a 110 kilómetros de Chisimaio.

COSTE HUMANO

Al menos 13 personas han muerto en los recientes episodios violentos en Somalia entre las facciones islamistas y las leales al Ejecutivo de transición somalí en la capital, mientras además miles de personas se han visto desplazadas de sus hogares huyendo de la violencia, según denunció hoy la agencia IRIN.

Asimismo, fuentes médicas confirmaron el ingreso de al menos 20 personas que presentaban heridas de distinta gravedad en la capital de Somalia, que ya ha sido abandonada por la Unión de Tribunales Islámicos (UTI) ante el avance de las fuerzas militares gubernamentales y etíopes en Mogadiscio.

Los enfrentamientos comenzaron a primera hora de la mañana en el distrito de Yaqshiid, en el norte de Mogadiscio, después de que presuntos milicianos de la UTI intentaran saquear un arsenal de armas, según informó el editor del diario somalí 'Sanaa', Hassan Mahamud Ahmed.

Por otra parte, Ahmed matizó que desde que la UTI abandonó la capital, al menos cuatro personas han muerto en enfrentamientos entre clanes, ya que, explicó que "ahora cada clan está intentando rearmarse y retomar las armas que les sustrayeron los Tribunales, anticipándose así al regreso de los 'señores de la guerra'".

Mientras, el portavoz del Gobierno de transición somalí, Abderramán Dinari, aseguró hoy a IRIN que "el Ejecutivo (somalí) no quiere tomar la ciudad (de Mogadiscio) por la fuerza" y rechazó que la capital sea, en estos momentos, una ciudad sin ley.

"Hemos permanecido en contacto permanenete con los ancianos y grupos de la sociedad civil para asegurarnos de que la entrega (de Mogadiscio) se produce de forma tranquila y pacífica, algo que esperamos que ocurra pronto", aseguró antes de que las milicias islamistas abandonaran la capital. "Han sido pocas las milicias que se han aprovechado de la situación y actuaremos en consecuencia", añadió.

Entretanto, muchos milicianos de la UTI, tras abandonar Mogadiscio se dirigieron, según testigos presenciales, hacia el sur del país "posiblemente a Kismayo". En este sentido, un residente de la zona explicó que el abandono de la capital por parte de la UTI ha dado paso a un vacío de control en Mogadiscio "inundada con milicias independientes", que asimismo subrayó "ya se han hecho con el control del aeropuerto y puerto" de la ciudad.

En este contexto, muchos de los comercios de la capital han optado por echar hoy el cierre, a la espera de ver "cómo se desarrollan los acontecimientos", según empresarios residentes de la zona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies