EEUU se compromete a "redoblar esfuerzos" en su lucha contra el PKK

Actualizado 02/11/2007 19:11:35 CET

El grupo armado se muestra "abierto a una solución democrática" y anuncia la pronta liberación de ocho soldados turcos

ESTAMBUL (TURQUIA), 2 Nov. (del corresponsal de EUROPA PRESS, Ildefonso González) -

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, aseguró hoy que Estados Unidos "redoblará sus esfuerzos" con Turquía en la lucha contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), al que calificó de "amenaza común" para Ankara y Washington. Mientras, el grupo armado se mostró "abierto" a "cualquier solución democrática" que le ofrezca Turquía y anunció la pronta liberación de los ocho soldados que secuestró el pasado 21 de octubre.

"Consideramos que el PKK es una amenaza común, no sólo para los intereses de Turquía, sino también para los de Estados Unidos", afirmó Rice durante una rueda de prensa en Ankara junto al ministro turco de Asuntos Exteriores y jefe de las negociaciones con la Unión Europea (UE), Alí Babacan.

En este sentido, anunció que la Administración de George W. Bush incrementará sustancialmente la información de Inteligencia que ya comparte con el Gobierno turco para combatir a los terroristas kurdos. Asimismo, rechazó una operación militar transfronteriza de Turquía en el norte de Irak, abogando por "soluciones a largo plazo" y una "aproximación más amplia a este difícil problema".

Asimismo, Rice no dudó en tildar al PKK como una organización terrorista, tal y como ya hacen Estados Unidos, Turquía y la UE. En su opinión, representa también una "amenaza para la estabilidad de Irak". "Hemos estado de acuerdo con Babacan en que deben adoptarse medidas eficaces de manera que Turquía no se enfrente a atentados terroristas en el futuro", anotó.

"PASAR A LA ACCIÓN"

Mientras, Babacan reiteró que se ha llegado a un punto en que "las palabras se han agotado", por lo que es necesario "pasar a la acción". "Tenemos grandes esperanzas puestas en Estados Unidos", dijo en un claro llamamiento a que Washington colabore más activamente con Turquía en la lucha contra el PKK. "Hemos visto que Turquía y Estados Unidos compartimos perspectivas similares sobre varios asuntos. Estados Unidos es un amigo y aliado de Turquía, así como un socio estratégico", apostilló Babacan.

Además de con Babacan, Rice se entrevistó esta mañana con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, y con el presidente de la República, Abdulá Gül, si bien no trascendió el contenido de sus conversaciones. Ya por la tarde, la secretaria de Estado partió hacia Estambul, donde participará en la II Cumbre Ampliada de Ministros de Asuntos Exteriores de los Países Vecinos de Irak que concluye mañana sábado.

Según la Dirección General de Prensa de Turquía, en la conferencia de Estambul se verán las caras los ministros de Asuntos Exteriores, o al menos altos representantes, de los países vecinos y amigos de Irak --Irán, Kuwait, Bahrein, Arabia Saudí, Egipto y Siria-- y de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU --Estados Unidos, Francia, Reino Unido, China y Rusia--.

Asimismo, han sido invitados delegados de los restantes países del G8 --Japón, Alemania, Italia y Canadá-- y de varias organizaciones internacionales, como la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), la Liga Árabe y la Comisión Europea. También estará el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, quien esta mañana fue recibido en Ankara por Erdogan y Gül.

Según informó la agencia Anatolia, la declaración final que será dada a conocer mañana al término de la reunión subrayará "la integridad territorial y la unidad política de Irak", abogará por "reforzar el papel de Naciones Unidas en Irak" y evaluará "los esfuerzos de los grupos de trabajo sobre la cuestión de los refugiados iraquíes", así como cuestiones relativas a la energía y la seguridad del país árabe. Igualmente, se determinarán "las futuras contribuciones de los países vecinos y de la comunidad internacional a Irak", destacando especialmente el "desarrollo de la cooperación entre Irak y sus vecinos en la lucha contra el terrorismo".

"NO SERÁ UNA GUERRA"

Sin embargo, será la cuestión de la reciente escalada de violencia entre Turquía e Irak, que se ha cobrado la vida de unas 150 personas en las últimas dos semanas, la que centrará el interés de la conferencia, al menos en las reuniones entre bambalinas que dieron comienzo ayer.

En este sentido, Erdogan prometió hoy que en la "agenda" de Turquía sólo cabe "una operación", y no "una guerra", en el norte de Irak para luchar contra el PKK. "Lo que tenemos en nuestra agenda es una operación, no una guerra, y esperamos que no haya necesidad de lanzarla (...). Esta operación tendrá un objetivo específico y tomaremos los pasos necesarios para alcanzarlo en el momento adecuado", declaró.

Por ello, Erdogan criticó con dureza a quienes argumentan que Turquía se está preparando para una "guerra a gran escala" en el Kurdistán iraquí. "Estas tentativas buscan azuzar ciertas sensibilidades en el seno de la sociedad y lastimar la paz y la estabilidad (...). Nadie tiene derecho a perturbar la integridad social y el sentido de hermandad de nuestro pueblo", denunció.

LIBERACIÓN DE SOLDADOS

Mientras, el PKK anunció que liberará en los próximos días a los ocho soldados turcos que secuestró el pasado 21 de diciembre durante un ataque en el sureste del país que se saldó además con la muerte de otros doce militares. Serán puestos en libertad "en algunos días", indicó la agencia de noticias prokurda Firat citando a fuentes próximas al PKK que no identificó. Tampoco especificó las circunstancias y el lugar en qué serán liberados

Por último, el líder del PKK, Abdulá Ocalan, adelantó que el grupo armado está "abierto" a "cualquier solución democrática" al problema kurdo que le formule el Gobierno de Turquía. "Estamos en una fase decisiva (...). Le hago una petición al (primer ministro turco, Recep Tayyip) señor Erdogan. El PKK no desaparecerá, usted se equivoca. Proponga una salida. Estamos abiertos a cualquier tipo de solución democrática", señaló Ocalan desde la cárcel turca de Imrali, donde cumple cadena perpetua desde 1999.

Sus palabras aparecen recogidas en una suerte de comunicado que entregó esta semana a sus abogados y que ha sido publicado esta mañana por la agencia de noticias prokurda Firat. En la nota, Ocalan se mostró también entristecido por las recientes pérdidas humanas en el conflicto entre Turquía y el PKK, incluidos los soldados del bando enemigo.