Crónica UE- Barroso pide a los Veinticinco que firmen una "declaración solemne" para demostrar su "compromiso" con la UE

 

Crónica UE- Barroso pide a los Veinticinco que firmen una "declaración solemne" para demostrar su "compromiso" con la UE

Actualizado 10/05/2006 21:01:36 CET

Cree necesaria una "prórroga" antes de decidir sobre el destino final de la Constitución Europea

BRUSELAS, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, pidió hoy a los líderes de los Veinticinco que firmen en 2007, coincidiendo con el 50 aniversario del Tratado de Roma, una "declaración solemne" para demostrar su "compromiso" con la UE, no sólo por lo que se refiere a "principios y valores" sino también como una "obligación de ofrecer resultados".

La propuesta se incluye en la contribución del Ejecutivo comunitario sobre el futuro de Europa que se dirigirá a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de junio. Barroso quiere que la Constitución Europea, herida de muerte tras el 'no' de Francia y Países Bajos, se deje en suspenso hasta el año 2008 y que la UE se centre en políticas que ofrezcan "resultados" concretos, como las cuestiones de seguridad e inmigración, o el mercado interior.

El presidente del Ejecutivo comunitario explicó que la "declaración solemne" que pretende que firmen los líderes europeos y también la Comisión y el Parlamento Europeo será el "primer paso" para desbloquear la cuestión institucional. "No podemos seguir con lo que ha ocurrido en el pasado, que sistemáticamente algunos líderes nacionales, cuando tenían éxito, decían que era gracias a ellos y, cuando había un problema, decían que era un problema de Europa".

En esta declaración todavía no se incluiría ninguna solución para los problemas institucionales porque, a su juicio, los líderes europeos necesitan "más tiempo" para pronunciarse sobre el destino de la Constitución Europea. "No estamos preparados para los penaltis en los asuntos institucionales, así que démonos una prórroga para resolverlos", dijo Durao Barroso utilizando un símil futbolístico.

En su opinión, el año 2008 será "muy importante" para encontrar una solución al Tratado constitucional porque se activará también la cláusula de revisión para reformar la estructura del presupuesto de la UE. El presidente del Ejecutivo comunitario admitió que hay "vínculos" entre las dos cuestiones porque "cuando discutimos de la financiación de Europa, discutimos no sólo de cuestiones técnicas sino también sobre temas políticos, como qué financiamos a nivel europeo y qué a nivel nacional".

Durao Barroso espera haber encontrado una solución a los problemas institucionales antes del final de su mandato, en 2009, entre otras cosas porque incluso el Tratado de Niza actualmente vigente exige reformas. No obstante, expresó sus dudas sobre la supervivencia de la Constitución, y recordó que franceses y holandeses han dejado claro que no quieren volver a expresarse sobre el mismo texto y se requiere la unanimidad de los Veinticinco.

"Algunos países preferirían que dijéramos que la Constitución está muerta y no hay más que hablar de ella. Creo que eso no sería correcto decirlo hoy. Otros dicen que la Constitución es sólo cuestión de esperar algún tiempo pero la ratificaremos tal cual. No sería tampoco adecuado decirlo así", subrayó el presidente del Ejecutivo comunitario.

Para salir del actual 'impasse', la Comisión prefiere avanzar en una "agenda de ciudadanos" para poder ofrecer "resultados". Los avances que defiende el Ejecutivo comunitario se centran en 5 áreas: mercado interior, solidaridad, seguridad, ampliación y papel de la UE en el mundo. Para el mercado interior, Bruselas reconoce que hay "puntos pendientes" en cuestiones como la energía, los gastos bancarios o el 'roaming' y por ello presentará una revisión completa para ver qué más puede hacerse.

Por lo que se refiere a la solidaridad, Durao Barroso apuesta por crear una carta que recoja de forma clara los derechos que otorga la ciudadanía europea. También repitió su propuesta de eliminar el derecho de veto en los temas de cooperación policial y judicial en la lucha contra el crimen organizado y el terrorismo y la inmigración. Ello permitiría, dijo, desbloquear cuestiones como el mandato europeo de obtención de pruebas. "¿Tenemos que esperar a que haya otro atentado terrorista?", se preguntó.

Finalmente, y por lo que se refiere a la ampliación, explicó que la Comisión presentará en diciembre de este año una nueva estrategia para responder a las "preocupaciones" de los ciudadanos en cuanto a su ritmo y alcance, aunque defendió que es "uno de los más importantes éxitos de la UE" y pidió a los Veinticinco que respeten los compromisos asumidos con los Balcanes y con Turquía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies