Cruz Roja Española enviará 300 viviendas modulares para damnificados por el terremoto en Ecuador

Una vivienda temporal de Cruz Roja Española
CRUZ ROJA
Publicado 20/05/2016 13:47:34CET

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Cruz Roja Española enviará la próxima semana los materiales necesarios para la construcción de 297 viviendas progresivas en Ecuador, lo que permitirá cubrir las necesidades de alojamiento de unos 1.500 damnificados por el terremoto, según ha comunicado este viernes el coordinador general de la Cruz Roja Española, Antoni Bruel.

Las viviendas modulares, que tendrán un coste aproximado de unos 2.500 euros cada una y una superficie de 18 metros cuadrados, "facilitarán un lugar seguro donde vivir para los grupos más vulnerables, principalmente en zonas rurales que se encuentren fuera de peligro", ha explicado la directora de Cooperación Internacional de Cruz Roja Española, María Alcázar Castilla, que estima que la construcción de los hogares comenzará a realizarse en un mes.

La organización humanitaria, que realiza sus labores en colaboración con la Cruz Roja Ecuatoriana y envió fondos de emergencia para contribuir en las labores de rescate tras el seísmo, tiene actualmente nueve delegados en la zona para la gestión de la ayuda más inmediata.

"Ahora estamos trabajando en la identificación de comunidades y familias en las que podamos llevar a cabo un programa integral que incluya las viviendas modulares, el acceso a agua segura y saneamiento y la recuperación de los medios de vida", ha manifestado Alcázar. "Hemos enviado por vía aérea dos estructuras de estos alojamientos, que se están instalando mientras el resto de estructuras llegan al país por vía marítima para su posterior ensamblaje", ha añadido.

La distribución de estos hogares, cuyo material principal es el acero galvanizado, se realizará principalmente en base a la disponibilidad y tenencia de tierras. "Para nosotros es muy importante que esas personas sean las propietarias de las tierras donde se van a construir los hogares. De no ser así correríamos el riesgo de que el propietario exigiera los terrenos y el trabajo llevado a cabo no serviría para nada", ha manifestado la delegada de comunicación de Cruz Roja Española en Ecuador, Raquel Jiménez Santos.

"Las viviendas se construirán sobre cimientos y llevarán unos toldos plásticos para poder recubrirlas en una primera instancia antes de fijar los materiales definitivos. Estamos buscando, además, una solución para cerrar las paredes que se adecue en la medida de lo posible a la cultura y características locales", ha explicado Alcázar.

Para llevar a cabo el proyecto, similar a otros realizados en Haití y Filipinas, Cruz Roja Española necesita otros 600.000 euros de los 1.686.000 euros que forman el presupuesto total. La partida incluye, a su vez, la mejora de la cobertura de agua potable y saneamiento, el fortalecimiento de capacidades en medios de vida y la contribución a la generación de ingresos en zonas rurales gravemente afectadas, como la provincia de Manabí, donde la Cruz Roja ha prestado asistencia médica a unas 4.366 personas desde que se produjo el terremoto.

Bajo la coordinación de la Cruz Roja Ecuatoriana, más de 2.000 voluntarios han contribuido a mejorar la situación de unas 18.800 familias afectadas por el seísmo, que ha dejado hasta la fecha 660 muertos, 13 desaparecidos y casi 30.000 desplazados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies