El CSU acoge la nueva política migratoria de Merkel pero asegura que no es suficiente

Publicado 08/12/2016 18:21:49CET

BERLÍN, 8 Dic. (Reuters/EP) -

La Unión Social Cristiana de Baviera (CSU) ha acogido este jueves las nuevas políticas de la canciller alemana, Angela Merkel, sobre la integración de los inmigrantes, pero ha instado a la Unión Democrática Cristiana (CDU) a reforzar la restricción de llegadas y aumentar el número de deportaciones.

A pesar de que ambos partidos forman el grupo conservador de la cámara baja del Parlamento alemán, las formaciones no han logrado ponerse de acuerdo en relación con el flujo de inmigrantes que entran en el país, cuyas autoridades registraron en 2015 unas 890.000 llegadas.

La disputa entre el CSU y el CDU continúa a pesar de que la formación de Merkel ha intentado en reiteradas ocasiones estrechar las relaciones con el CSU de cara a las elecciones previstas en 2017 para recuperar parte del apoyo perdido en favor del partido antiinmigración Alternativa para Alemania (AfD).

Las autoridades alemanas han impuesto esta semana la prohibición del velo islámico integral en espacios públicos, y el CDU ha aprobado una resolución para acabar con el matrimonio forzoso y las muertes por honor. Además, el Gobierno alemán ha puesto en marcha una serie de medidas contra la doble nacionalidad.

"La imagen al completo resulta positiva", ha señalado el líder del CSU, Horst Seehofer, que ha destacado la importancia de deportar a un "amplio número" de refugiados. Seehofer ha insistido en la necesidad de limitar la cantidad de personas que entran en el país, una medida que la canciller ha rechazado.

El miembro del CSU Manfred Weber, que se encuentra al frente del Partido Popular Europeo en el Parlamento comunitario, ha manifestado que el CSU no se unirá al CDU después de las próximas elecciones si no se llega a un acuerdo al respecto.

Por otra parte, la ex vicepresidenta del Parlamento alemán y diputada del CSU Gerda Hasselfeldt ha asegurado que el CDU ha reforzado su perfil conservador y que muchas de las posiciones políticas presentadas ahora por la formación corresponden a las del CSU.

Sin embargo, la diputada de La Izquierda Sahra Wagenknecht, ha acusado al CDU de adoptar políticas propias del AfD. "En vez de finalmente enfrentarse a las verdaderas causas de la migración, prefieren copiar el programa del AfD en lo que se refiere a cuestiones de asilo", ha indicado Wagenknecht.

La líder de los Verdes, Simone Peter, también ha criticado lo que considera un giro del CDU hacia la derecha en cuanto a las cuestiones migratorias y ha manifestado que forzar a los inmigrantes a elegir entre dos nacionalidades podría obstaculizar la integración.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies