La CSU descarta romper la alianza con Merkel por las discrepancias en política migratoria

Horst Seehofer
DPA/ MATTHIAS BALK - Archivo
Publicado 14/06/2018 16:22:29CET

BERLÍN, 14 Jun. (Reuters/EP) -

La Unión Social Cristiana (CSU), aliado bávaro de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Angela Merkel, ha descartado este jueves romper el pacto de gobierno con la canciller alemana por las discrepancias de ambos partidos en política migratoria.

Así lo ha expresado el veterano de la CSU Hans-Peter Friedrich en una entrevista concedida a la televisión alemana, asegurando que el tándem CSU-CDU se mantendrá unido en el Gobierno, que también comparten con el Partido Social Demócrata (SPD).

Sin embargo, ha aclarado que el grupo parlamentario de la CSU apoyará en el Bundestag a su líder y ministro de Interior, Horst Seehofer, que es partidario de acabar con la política de puertas abiertas adoptada por Merkel durante la crisis migratoria de 2015.

Fuentes de la CSU consultadas por la agencia de noticias alemana DPA han asegurado que Seehofer está dispuesto a avanzar con su propio proyecto en materia de migración y asilo sin esperar a que Merkel tome la iniciativa en la Unión Europea.

Seehofer escenificó el miércoles las dos almas de la alianza conservadora al presentar un eje Berlín-Viena-Roma, con la complicidad del canciller austriaco, Sebastian Kurtz, y del ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, para frenar la migración ilegal hacia la UE.

Horas después, la propia Merkel invalidó este "eje de los quieren combatir la migración ilegal" --en palabras de Kurtz-- y subrayó que ninguna medida unilateral surtirá efecto si no se confecciona una política netamente europea que reúna el compromiso de todos los países.

La crisis migratoria ha cobrado actualidad a raíz del caso del 'Aquarius', un buque de salvamento marítimo gestionado por las ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée que el fin de semana rescató, con la ayuda de la Guardia Costera y de la Marina de Italia, a 630 migrantes frente a las costas de Libia.

Aunque Italia y Malta eran los puertos seguros más cercanos, ambos países se negaron a acoger a los pasajeros del 'Aquarius'. Ahora, el barco se dirige junto a otros dos, uno de la Guardia Costera y otro de la Marina de Italia, con estas 630 personas hacia el puerto de Valencia, tras el ofrecimiento del Gobierno de Pedro Sánchez.

Contador