Cuatro civiles y un soldado muertos en las últimas horas de la ofensiva turca contra el PKK

Publicado 04/01/2016 11:05:16CET

ESTAMBUL, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Al menos cuatro civiles y un soldado han muerto este domingo en las operaciones militares contra el grupo armado kurdo Partido de los Trabajadores del Kurdistán en el sureste de Turquía de mayoría kurda.

El militar murió a última hora del domingo en combates con presuntos miembros del PKK en el distrito de Sur, provincia de Diyarbakir, que se encuentra bajo toque de queda desde hace un mes.

Los milicianos kurdos detonaron un explosivo colocado en una calle e hirieron al soldado, que finalmente falleció en un hospital debido a la gravedad de sus heridas.

"Uno de nuestros valientes compañeros resultó herido muy grave y falleció en el hospital a pesar de todos los esfuerzos durante la operación en el distrito de Sur, en la provincia de Diyarbakir el 3 de enero a las 22.25 horas", explica el Estado Mayor del Ejército turco en un comunicado recogido por el diario 'Hurriyet' en su edición digital.

Por otra parte, medios kurdos han denunciado la ofensiva militar turca sobre varios distritos kurdos, como Silopi, en la provincia de Sirnak, donde habrían muerto dos personas. Allí, las fuerzas turcas están empleando fuego de carros de combate y varias personas han sido detenidas, informa la agencia de noticias kurda Firat.

Un hombre ha muerto por los disparos de la Policía cuando los agentes irrumpieron en su casa. La esposa del hombre ha resultado herida de gravedad, informa la agencia de noticias kurda Firat. Una mujer de 35 años murió también en Silopi por el impacto de un proyectil.

En Sur, provincia de Diyarbakir, una mujer de 38 años y madre de tres hijos murió por el impacto de una "bala de cañón" lanzada por la Policía contra su casa. La fallecida sería Melek Alpaydin.

Por último, en el distrito de Cizre un civil ha muerto por disparos de la Policía en la tarde del domingo. El cuerpo de la víctima no pudo ser recuperado debido a la intensidad de los combates, informa Firat, que denuncia que "las fuerzas militares y policiales del Estado kurdo están atacando deliberadamente" a los civiles.

Unos 200 militares y policías y cientos de milicianos han muerto desde el pasado 15 de diciembre, cuando las fuerzas turcas iniciaron una ofensiva contra el grupo kurdo Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

En julio se rompió el alto el fuego pactado por el PKK y Turquía en el marco de unas negociaciones de paz que pretendían cerrar un conflicto que se ha cobrado unas 40.000 vidas desde que estalló, en 1984. El alto el fuego estuvo en vigor dos años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies