Cuba otorga a desempleados el 60% de los permisos para la creación de empresas privadas

 

Cuba otorga a desempleados el 60% de los permisos para la creación de empresas privadas

Actualizado 28/12/2010 20:54:12 CET

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cuba ha entregado a personas desempleadas el 60 por ciento de los permisos para la creación de pequeñas empresas privadas con las que el Gobierno de Raúl Castro intentará aliviar al Estado de cargas y poner fin a una de las peores crisis económicas, según ha informado este martes el diario oficial 'Granma'.

En las últimas semanas la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) ha tramitado "miles" de solicitudes de personas interesadas en optar por el 'Trabajo por Cuenta Propia', que abarca un total de 178 actividades.

Según datos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, las actividades con mayor demanda son "la elaboración y venta de alimentos (en todas sus modalidades), los trabajadores contratados, comprador vendedor de discos y productor vendedor de artículos varios de uso en el hogar", ha indicado 'Granma'.

En el artículo no se precisa el número de licencias otorgadas en Cuba hasta la fecha, pero medios oficiales habían informado a comienzos de diciembre que unos 45.000 permisos para el trabajo no estatal habían sido entregados o estaban en proceso.

Esta inédita apertura del sector privado forma parte del paquete de 291 medidas del Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, que será debatido a mediados de abril de 2011 en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.

La propuesta consiste, esencialmente, en potenciar el sector privado, reducir todos los subsidios, buscar alternativas de financiación, reactivar el aparato productivo, reubicar a unos 500.000 trabajadores públicos que serán despedidos en empresas privadas y promover además la inversión extranjera.

TRABAS

Pero este novedoso proceso ha experimentado algunos inconvenientes a causa de la lenta burocracia de la isla. La subdirectora de Empleo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, Idalmys Álvarez, ha explicado que en algunos casos estaban exigiendo documentación de más, lo que "implicaba gestiones excesivas, demoraba el proceso y creaba una irritación lógica en las personas".

"Desde un inicio se orientó para que todos los organismos implicados se situaran en una misma oficina, de manera que el proceso fluyera con rapidez, para romper barreras y propiciar un cambio de mentalidad. Si hoy hablamos de actualización del modelo económico, no es ocioso actualizar nuestros modos de hacer las cosas", ha expresado.

Para incentivar la actividad privada el régimen castrista ha suavizado las restricciones impuestas a los alquileres permitiendo ahora el "arrendamiento de viviendas, habitaciones y espacios" que se consideren "parte integrante del inmueble, mediante precio libremente concertado con el arrendatario", tanto para trabajos "por cuenta propia" como para hospedaje.

Álvarez ha aclarado que esto no se trata de "llegar y levantar un kiosco en cualquier sitio" porque la licencia autoriza al trabajador a "ejercer una actividad laboral, pero no da derecho a violar la legislación".

Así, ha recordado que "existen normas de los gobiernos locales, de planificación física y de arquitectura que deben cumplirse". "Muchas cosas se flexibilizaron. Ahora nos toca fomentar la legalidad", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies