René González regresa a EEUU tras dos semanas en la isla en el marco de un permiso especial

Actualizado 14/04/2012 7:25:32 CET

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

René González, uno de 'los cinco' cubanos condenados en Estados Unidos por delitos relacionados con espionaje, ha regresado a territorio estadounidense tras finalizar el permiso especial autorizado por la jueza federal del Distrito Sur de Florida, Joan Lenard, a cargo del caso, según ha informado el diario cubano 'Cubadebate'.

Lenard aprobó el 19 de marzo la solicitud presentada por la defensa para que González pudiese viajar a la isla a ver un hermano que padece una enfermedad terminal, pero sólo podrá permanecer dos semanas en La Habana.

González, que llegó el 30 de marzo a la isla para visitar a su familia, fue excarcelado en octubre de 2011 tras haber pasado más de trece años en prisión, pero no podrá regresar de forma definitiva a Cuba hasta el año 2014, cuando se cumplan los tres años de libertad supervisada que estableció el tribunal.

"Como una nueva demostración de su alto sentido de la ética y el honor, René ha regresado a cumplir el castigo adicional, impuesto por las autoridades norteamericanas, de permanecer en los Estados Unidos por otros tres años, alejado de su familia, su pueblo y su Patria, después de haber cumplido hasta el último día, durante trece años, su injusta sentencia de prisión", recoge el diario.

"El pueblo de Cuba no cejará en el empeño de que René y sus cuatro hermanos regresen definitivamente a la Patria, con la firme certeza de que volverán", apostilla.

González, de 55 años, es el primero de 'los cinco' en regresar a Cuba desde que fueron detenidos en septiembre de 1998 y, posteriormente, condenados por "conspiración para cometer espionaje" a favor del entonces Gobierno de Fidel Castro, entre otros delitos. Las penas dictadas oscilan entre los trece años y la cadena perpetua.

Lenard aprobó el viaje de González unos días después de que la defensa de Alan Gross --contratista estadounidense condenado a 15 años de prisión por delitos contra la seguridad del Estado cubano-- pidiera al Gobierno de Raúl Castro que le permita viajar a su país para visitar a su madre gravemente enferma. Las autoridades de la isla aún no se han pronunciado.

La detención de Gross en diciembre de 2009 significó un retroceso en los tímidos avances que había dado la Administración de Barack Obama para acercarse a uno de sus más férreos enemigos ideológicos. Algunos rumores apuntan a que podría darse un canje entre 'los cinco' y Gross, sin embargo, esta posibilidad no ha sido discutida formalmente.