Cuba y EEUU retoman conversaciones en un encuentro marcado por el hermetismo

Negociaciones Cuba Estados Unidos
REUTERS
Publicado 17/03/2015 2:14:13CET

LA HABANA, 17 Mar. (Reuters/EP) -

Cuba y Estados Unidos se han reunido este lunes en La Habana para dialogar sobre la reanudación de las relaciones diplomáticas, pero esta vez en secreto y con marcadas diferencias en torno a Venezuela, el principal aliado de la isla.

La secretaria de Estado adjunta Roberta Jacobson se reunió en La Habana con Josefina Vidal, directora para Estados Unidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, en un diálogo que no tenía un final programado.

Jacobson y Vidal lideraron en La Habana las delegaciones de ambos países en enero, en las primeras conversaciones para restablecer los nexos diplomáticos interrumpidos hace 54 años.

La dos rondas previas en La Habana y Washington se realizaron bajo una intensa cobertura mediática, pero los periodistas fueron excluidos de la reunión de este lunes.

Una portavoz del Departamento de Estado ha atribuido el silencio informativo al interés de mantener las conversaciones en "bajo perfil" y ha añadido que esto no guarda relación con otros temas políticos sensibles como Venezuela.

"Su atención se centra en arremangarse la camisa y tener conversaciones difíciles y completar el trabajo", ha agregado la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en declaraciones a periodistas en Washington.

Antes de comprometerse a restaurar los lazos, Cuba quiere que se le retire de la lista de estados patrocinadores del terrorismo del Departamento de Estado de Estados Unidos y encontrar un banco dispuesto a manejar las transacciones de su misión diplomática en el país norteamericano.

Por su parte, Estados Unidos busca aumentar el personal de su misión en La Habana e intenta que sus diplomáticos puedan viajar por la isla sin restricciones. Ambas partes han informado sobre avances en estas cuestiones después de las dos primeras rondas de conversaciones.

El presidente Barack Obama marcó un cambio en la política estadounidense de aislamiento a Cuba y el 17 de diciembre anunció, en conjunto con el presidente cubano Raúl Castro, que buscarían restablecer relaciones diplomáticas y la liberación de prisioneros de ambas partes.

Estados Unidos declaró el 9 de marzo que el aliado más cercano de Cuba, Venezuela, era una amenaza a su seguridad nacional y ordenó sanciones contra siete funcionarios del país petrolero.

Funcionarios estadounidenses han dicho que el problema de Venezuela no debería afectar las conversaciones con Cuba. Sin embargo, el canciller de la isla, Bruno Rodríguez, señaló que cualquier ataque a Venezuela implicaba también un ataque a Cuba, argumentando que "Estados Unidos ha provocado un daño grave al ambiente hemisférico en víspera de la Cumbre de Las Américas".

"Espero que el Gobierno de Estados Unidos comprenda que no se puede manejar a Cuba con una zanahoria ni a Venezuela con un garrote", dijo Rodríguez el pasado sábado durante una visita a Venezuela.

El presidente Obama dijo a Reuters el 2 de marzo que esperaba que Estados Unidos inaugurara una embajada en Cuba antes de la Cumbre de Las Américas en Panamá, el 10 y 11 de abril, fecha en la que Obama y Castro podrían tener un encuentro cara a cara, el primero desde un apretón de manos durante el funeral de Nelson Mandela en diciembre del 2013.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies