El Gobierno asegura que las reformas en Cuba forman parte de un proceso integral "pensado desde hace años"

Actualizado 19/05/2008 13:50:13 CET

Cree que si Obama ganara las elecciones se crearía un "clima que favorecería un entendimiento"

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El viceministro cubano de Inversiones Extranjeras, Ricardo Guerrero, aseguró que las reformas que está implantando el actual Gobierno liderado por Raúl Castro forma parte de un "proceso integral" que también incluirán otras modificaciones. No obstante, aclaró que este proceso está "pensado desde hace años".

En declaraciones a los medios de comunicación en su visita a Madrid, Guerrero afirmó que Cuba "ya ha alcanzado una etapa de bonanza", sobre todo en niveles macroeconómicos, y que éste es el marco en el que se inscriben las reformas económicas y sociales del régimen.

En este sentido, explicó que una de las reformas más conocidas y demandadas, la de la agricultura, forma parte de un "proceso integral" que va unidO a otros procesos de transformación, como la venta libre de electrodomésticos, permitir la entrada en todos los hoteles de Cuba a los ciudadanos locales, así como el aumento de un 20 por ciento en las jubilaciones y el anuncio de un alza salarial gradual para eliminar la brecha entre el coste de vida y los sueldos.

Según indicó el viceministro, el momento actual es el adecuado para poder atender sectores y segmentos de la economía cubana como la seguridad alimentaria, principalmente debido a esa "bonanza" financiera y la crisis de los alimentos por la que están pasando los países más pobres.

Así pues, señaló que se ha creado un comité que examinará las tierras ociosas, las cuales se entregarán a los campesinos privados y cooperativistas. "La filosofía actual --subrayó-- es, en la medida de lo posible, sustituir las importaciones, sobre todo las de caña de azúcar".

TURISMO Y DOBLE MONEDA

Además de la agricultura, Guerrero señaló al turismo como uno de los sectores "motor" de la economía cubana debido a todos los sectores que, a su vez, moviliza, por lo que aseguró que en la isla se seguirán construyendo hoteles, aunque sin olvidar la sostenibilidad medioambiental.

El problema de la doble moneda es, según el viceministro, otra de las reformas proyectadas ya por el régimen de Raúl Castro. La intención del presidente es acabar con esta situación que no hace sino perjudicar a los cubanos, pero Guerrero recalcó que todas las medidas planteadas se harán "poco a poco".

"Lo que estamos aplicando hoy está pensado desde hace años para crear una sociedad donde todos los cubanos tengan acceso a sus derechos. Se aplican en el momento en que tengamos posibilidades", afirmó Guerrero.

APUESTA POR OBAMA

A pesar de todo, el viceministro mencionó el bloqueo al que Estados Unidos somete a Cuba como una de las causas de las limitaciones de la economía cubana. Ya que este año se celebran las elecciones a la Casa Blanca, Guerrero consideró que una posible victoria del candidato demócrata Barack Obama "favorecería un entendimiento", pues Raúl Castro ya se ha mostrado dispuesto a "dialogar de igual a igual, sin condiciones".

Tanto Obama como su rival, Hillary Clinton, coinciden en que el Gobierno de George W. Bush se ha equivocado en su política hacia Cuba, pero mientras que el primero propone abrir un diálogo también sin condiciones, permitir los viajes de los cubanos que han emigrado a Estados Unidos y el envío de remesas, la segunda se muestra mucho más reticente e inflexible.

En el caso de que en noviembre saliera elegido el candidato republicano, John McCain, "sería un desastre", opinó Guerrero, porque su previsión es mantener una política continuista en lo que respecta a La Habana.

"Estados Unidos ha financiado a los disidentes para dividir a los cubanos. En la oficina de intereses (de Washington en Cuba) se hacen regalos para intentar alterar el orden y hay pruebas que lo demuestran", denunció.