Morales celebra el respaldo de NOAL a los cambios de Bolivia y acusa a los detractores de incitar la confrontación

Actualizado 16/09/2006 8:38:10 CET

LA HABANA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, valoró el respaldo mayoritario del Movimiento No Alineados (NOAL) a los cambios sociopolíticos en su país, y advirtió a quienes se oponen que están apostando por la confrontación, según informa la agencia Prensa Latina.

"Siento que algunos países no acompañan este proceso de cambios democráticos, profundos, para hacer justicia, y no quisiéramos tener una confrontación armada con algunos vecinos, señaló Morales en rueda de prensa ofrecida en La Habana con motivo de la Cumbre de Países No Alineados.

"Si algunos países no respaldan o no reconocen ese proceso de cambio, puedo entender que sólo están apostando para una confrontación, para confrontarnos entre los bolivianos", argumentó el mandatario boliviano.

Morales afirmó que si se respetan los derechos humanos, la soberanía y la autodeterminación de los Estados, habría que entender la decisión de la mayoría de la población.

Dijo que espera recibir el espaldarazo de las Naciones Unidas, y consideró que si el movimiento NOAL se consolida, sería "realmente un poder político del mundo que dé esperanza a los pueblos que luchan por la vida, por salvar a la humanidad".

"Esta mañana escuché algunas intervenciones y me di cuenta que no solamente los pueblos indígenas somos de la cultura de la vida, sino que hay gobiernos y países que son de la cultura de la vida y siento que no estamos solos", comentó el jefe de Estado boliviano.

"LA NACIONALIZACIÓN FUE UNA DECISIÓN SOBERANA"

Morales afirmó que la nacionalización de los hidrocarburos y otros recursos naturales fue una decisión soberana, y descartó querer provocar conflictos con empresas petroleras transnacionales como la española Repsol IPF, la francesa TOTAL o la brasileña Petrobras. Aunque aclaró que "Bolivia necesita socios, no patrones ni dueños".

Como presidente estoy cumpliendo un mandato del pueblo boliviano, aseveró, al indicar que antes las empresas petroleras aportaban al Estado el 18 por ciento de sus ganancias, y tras la decisión de su gobierno se invirtieron los roles y ahora tributan el 82 por ciento.

En otra parte de sus declaraciones, el gobernante sudamericano reivindicó las transformaciones emprendidas en su administración y definió como medida importante crear mayor conciencia ideológica y cultural en aras de la unidad del pueblo.

Respecto al actual contencioso por la instauración de una Asamblea Constituyente, Morales advirtió que con ésta su gobierno no se quiere someter ni vengar de nadie. "Los pueblos indígenas desean cambios en democracia y pacíficamente", puntualizó.

NORMALIZACIÓN DE LAS RELACIONES CON CHILE

Por otro lado, se pronunció muy favorable a una normalización de las relaciones con Chile, sin renunciar al reclamo histórico de una salida al mar, tema incluido -dijo- en los 13 puntos que contemplan discutir las cancillerías de ambos países.

"Si el mar nos ha separado con Chile, el mar nos tiene que unir", expresó, al apuntar que son dos naciones vecinas y hermanas cuyos pueblos tienen que reparar el mal histórico hecho por intereses transnacionales.

Asimismo, defendió los cultivos de coca como intrínsecos a la cultura andina, descartó ser defensor de la cocaína o de la droga, y llamó a apostar por el desarrollo integral sostenible para resolver problemas socioeconómicos de las regiones donde se produce dicha hoja.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies